Ir al contenido principal

Un ciudadano bien informado cobra valor democrático.

En la vida [mirada desde la individualidad] es importante saber determinar qué es lo que estamos dispuestos a sacrificar [arriesgar] con la meta de ‘conseguir’ algo que realmente nos apetece [y no entro en la valoración de la apetencia]. Sabiendo lo que arriesgas estás en condiciones de medir perfectamente el tramo que acota desde lo que puedes ganar hasta lo que puedes perder. Así es más fácil la lucha, partiendo siempre de presupuestos por arriba y por abajo que se pueden hacer tangibles.
En política, a pesar de que el tempo político es absolutamente distinto a los demás tempos, resulta también de vital importancia que junto a los proyectos programáticos figure el presupuesto de los riesgos, y parece fundamental que dichos riesgos se le expliquen al ciudadano.
Abro esta entrada en los términos antedichos porque me preocupa la nueva situación política creada en mi pueblo a partir de las elecciones municipales, me preocupa la situación dejada por el gobierno del PP, los múltiples asuntos abiertos que están llenos de oscuridad legal y probablemente de un temible pozo financiero.
Parto de que ya sé hacia dónde quieren ir los pasos del nuevo grupo de gobierno, porque lo han explicado, aunque a grandes rasgos, de forma diáfana, pero me gustaría conocer al milímetro los riesgos reales que corremos por herencia y los probables que podremos correr por ejecución programática.
Por todo ello, me encantaría que una de las primeras labores del nuevo alcalde se centrase en darnos a los ciudadanos un claro estado de la situación con el fin de que conozcamos el punto de partida, y junto a tal información, aportar un solucionario con compromiso de plazos para hacer efectiva una base segura de partida hacia la nueva situación en la que se pretende colocar a nuestra ciudad.
Me encantaría conocer los siguientes datos:
• Obras públicas iniciadas y su estado de obra, condiciones legales y términos de financiación.
• Estado administrativo del personal municipal, detallando el empleo precario, el fijo y la situación laboral del funcionariado.
• Decisión sobre el Plan de Urbanismo y cómo se va a solventar el asunto de licencias pendientes.
• Estado de los convenios con Aqualia [y estado de pagos] y con Dorna.
• Situación económica real de las arcas municipales.
• Subvenciones, colaboraciones y ayudas concedidas, lo que se ha cobrado y lo que falta por cobrar.
• El Museo Textil. ¿Qué se hará con él?
• La Cerrallana.
• La Estación de Esquí Sierra de Béjar. ¿Por dónde se va a caminar en este tema?
• La Condesa y Barro Colorao… ¿Estado de la cuestión?
• Tráfico. (?)
• Cultura. ¿Se apoyará, magnificándolo, el Festival de Blues? ¿La Escuela de Música…? ¿La estación de ferrocarril y su centro de ocio…? [en este tema me gustaría hacer propuestas, que las tengo y potentes].

… y un montón de cosas más.
Informando al ciudadano por todos los medios posibles del estado de partida, sin demagogia y siendo pulcros en la información, se logrará que sea patente la visión de la jugada y todos tengamos los datos correctos para valorar cada movimiento de gestión que se realice [una buena idea sería utilizar el medio ‘público’ partidista del antiguo grupo de gobierno, “Plaza Mayor”, para hacer llegar esa información al ciudadano, dándole así otro sentido muy distinto al que hasta ahora tenía… también sería interesante dar en ese mismo medio voz a los demás grupos políticos con el ruego de que sólo lo utilicen para informar al ciudadano de una forma aséptica de su trabajo como oposición en el ayuntamiento].
De Tontopoemas ©...

Comentarios

  1. Pues apoyo la moción colega. Lo has dicho todo rápido y bien. Yo también lo he planteado más de una vez, por partes, en mi pizarra particular.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

Jugando con Instagram.

Toma un libro viejo y hazle fotos con Instagram... mira lo que sucede.


















Yayo

Mario siempre me llama ‘yayo’ y, cuando lo hace, lo dice como mínimo tres veces seguidas (‘yayo, yayo, yayo’) y yo me deshago y hasta me estremezco. Ser consciente de que, en una mente que se está haciendo, floreces como imagen y hecho, como definición y capacidad, como sujeto activo e identificable, como signo y familia… Ser consciente de que te has conformado como pieza indiscutible en esa cabecita tierna y que, además, te reconoce y te nombra ya no solo por tu presencia, sino por tus cosas (esas cosas cercanas a ti que le han llegado por los sentidos) y es capaz de recordarte en la distancia solo por un color o por un objeto… Es la ostia sin hache. Y en respuesta a esa mente haciéndose, la mía (mi mente) se llena de emociones indescriptibles, de sensaciones de satisfacción, de temor, de amor intensísimo, de gozo completo. Mario ha llegado para quedarse y ocuparlo todo con ansiedad, para enseñarme a diferenciar lo que tiene importancia de la que no la tiene, para descubrime capacidades…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…