Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 12, 2014

Dormí fatal...

Hablamos del comienzo del año mientras me rellenaba unos papeles... ‘las mascotas son una rémora para un cadáver... no puedes imaginar cómo los dejan... yo jamás tendré mascotas, ni pequeñas ni grandes’... y enseguida visualicé en mi cabeza una estampa que seguro ni se acercaba un diez por ciento a la realidad... ‘uno no acaba de acostumbrarse a esas cosas... yo, por lo menos, soy incapaz de poner distancia y conseguir que no me afecte’... luego volví al trabajo, que ahora es como una carga enorme y pesada, que se ha convertido en un asunto de absoluta soledad que duele... y pensé en que desde hace meses he dejado de decir lo que quiero decir, y que lo poco que digo tiendo a tamizarlo por temor a mí mismo... fue entonces cuando escribí sin querer algo parecido a un haiku (todo a pesar de que sé que en poesía es pecado mortal intentar algo que de raíz es imposible)...
La mantis vieja come una hormiga roja y se despereza.
Recordé entonces que me había escrito Carlos Fernández Salinas para r…