Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 3, 2009

Fotos sueltas de otros días (II).

9 de mayo de 2009
FEROCIDADES

Andaba Isla Correyero por esos días con el encargo de Sergio Gaspar de hacer una antología de poesía radical, algo que rompiese moldes y anunciase pujanza de una nueva forma de hacer.
A la chica de “Coño azul” no se le ocurrió otra cosa mejor que convocar a los poetas seleccionados en un adusto convento de Ávila [en el que, como ya puede imaginarse, introdujimos todo tipo de consumibles alucinógenos].
Las reuniones eran absolutamente tediosas, pues a Isla no se le ocurrió otra cosa que intentar poner orden administrativo donde solo existía un caos divino. Intentó test con todos nosotros, concursillos para buscar el título de la antología, lecturas de poemas en grupo que le ayudaran a ponerse al día de aquella radicalidad que apenas conocía, y escuchaba sentada en un sillón igualito al de la peli Enmanuel [solo faltaba el desnudo].
Los poetas íbamos a nuestra bola: absolutamente impresentables, pues nos presentábamos a las sesiones con altas dosis de alcohol en…

Fotos sueltas de otros días.

8 de mayo de 2009

SEGUIR SIENDO PARA TU EQUILIBRIO

Fue como ver llover en el desierto, como amar en el Ganges si atardece con nubes, como llorar de gozo y secarse las lágrimas en el rostro que adoras... el caso es que me hice amiguito de la secretaria personal de Pablo [Mª I. Magariños] para echar un ratito con él y entregarle un reconocimiento pequeño que nos agenciamos a medias entre Juanito y yo.
Le escuchamos cantar como si estuviéramos en un rito ancestral, uno de esos con sacrificio de sangre y mirada al cielo. Pablo no podía con su cuerpo, pero hizo el concierto más hermoso al que un tonto de misa como yo haya asistido. Cantaba al alimón con Víctor Manuel [que estropeaba la magia con sus gritos [Juanito decía a voces... ‘¡Que se calle el blancoooo!’] y en ningún momento pudo sostenerse de pie sobre el escenario [dio el concierto sentado en una silla hasta la que le acompañaron dos personas]. Al terminar el concierto, la subteniente Milanés nos metió en zona vip y pudimos acceder a…

"Tócame".

7 de mayo de 2009
Esta mañana me puse blandito al recibir el catálogo de la próxima exposición de Fernando Malo, en el que participo con un texto breve junto a amigos tan majetes como Alberto Hernández o Ángel Petisme... y siento cierto vertiguito de sinergias que me pone y me gusta mucho... y ya no digo nada de las manos de Fernando sobando el barro... purita sensualidad. Espero que, los que podáis, paséis por su exposición, que será en el Torreón Fortea de Zaragoza del 12 de mayo al 21 de junio –si lo hacéis, dadle un abrazo fuerte a Fernando de mi parte, que yo no podré ir.
•••
Hay pulso haya por donde voy, pulso en la piel reciente, en las campanas, en el trabajo diario, en la cocina... y de ese pulso afloran las palabras contadas, las que caen y se elevan como blancos dondiegos de noche... con ese pulso enredo entre mis límites y me siento gusano o avellana, clámide sobre un cuerpo o sepultura.
Sí, ya sé que estoy desnudo, me sé desnudo siempre... desnudo si me miras con los ojos dóc…

Rosebud.

6 de mayo de 2009
Ya voy pensando en sacar las sandalias de su caja, sí, como te lo cuento... sacar las sandalias de tirilla del mueble zapatero y hacerme un Felipe de verano con blusina por fuera y pelo a la estivala, y enseñar los brazos blanquinos por la mediamanga [llenos de las tontas heriditas del invierno]... y luego dejar que los pantalones finos caigan por su peso desde esta cintura rebajada de medida por la crisis... y volver a pensar en Rosebud, a imaginarlo clítoris o larva, desnudo abierto o vaso para ser bebido.
La prueba del nueve siempre la hago en Punta Umbría, pues es allí donde estreno mi ropita de temporada con poses impertinentes [este año le tocó al sector bancario hacer el decorado para mi muestra estética].
Y con la ropa nueva [este año solo ha dado para un polo y un pantaloncete], sentirte como canonizado y subir a la peana de cada calle para orinarte entre carcajadas en los cajeros automáticos de la usura global, que es otra forma de estrenar y de estrenarse... …

Como un trote.

5 de mayo de 2009
Como un trote, vuelvo al ritmo perdido, al rito de la borda por la que pensar en tirarse, a esa cosa de nada de las felicitaciones de un momento [que se agradecen, claro, coño] y a la atención común de mis paisanos... vuelvo a ser la media vaca que pasta donde hay pasto y se agacha donde hay sombra, el voluptuoso con maneras mandril que ve el mar en un charco, el agobiado por las cumbres de aquí y los llanos de allá cerquita, el fumador impar que come atún en aceite como si fuera caviar enlatado... y recorto un pedacito de mi madre y me pongo las orejeras rusas y trasnocho en un sexto piso y orino sentado... como un trote, vuelvo al escorzo de las mujeres imaginadas y a los falsos bronces que cuelgan del cielorraso, al asfalto con chicles, al penetrar los cuartos sin encender sus luces, a todo lo corrosivo que siempre estuvo aquí para dejarme verde y pesebroso...
Ven ahora, con alfileres de cabeza redonda y con el misterio del hilo enredado, ven para sentir cómo es est…

Noches atlánticas.

4 de mayo de 2009
Noches atlánticas sobre la playa a oscuras o como abrazarse a la farola de la Hilarius Gilges Platz... Iván Vergara transmitía el contubernio a sus chilangos por la red sin fronteras y Manuela miraba a los ojos de cada uno como una santa virgen con algunos picores... me encantan los palos clavados en la playa como conquistas y las alfombras de tablas de pino que te acercan a los bordes lamidos por las olas... también las bañistas nocturnas solitarias escrutando las lunas interiores entre camarones y peces pequeñitos.. noches atlánticas para echar de menos un cuerpo al que abrazarse y mirar hacia arriba sin buscar o buscando, noches en las que estar solo sin más y frente a todo lo negro que puede ser un océano, noches creyéndote vagabundo o cantante folk o sireno con cola y rabito o príncipe de nada... noches atlánticas mirando lucecitas de barcos con la camisa sacada del cuerpo... y la brisa... la brisa... con sus letras de luto encendiendo las próximas pateras en el …

Jeep de autores • fin

3 de mayo de 2009
Acabo de aterrizar de la nube que es EDITA y hago balance del hermoso botín... ante la Huete desaparecidita todo el día con sus mexicanitos ‘ándeleeee’, tuve que quedarme con Mayo tomando cervecitas en el kiosko de ‘Pollos para llevar’, mirando la gloria “Biblia” del hermanito portugués Tiago Gomes, engañando al bueno de Matías Escalera para que se hiciera cargo de mi mesa de venta mientras me escaqueaba a fumar cigarritos a la puerta del Teatro del Mar, a charlar mirando con Belencita, a pasear por el puerto con Antonio Gómez mientras me contaba sus proyectos sobre las fases de la luna o la movida infinita del Rey Melón y toda su dinastía, a escuchar a lama Norio con sus gestos preninjas, a leer un librito que me regaló Francis Vaz nada más verme, a reírme de las movidas delaFlor/Escarpa/BenClark y a tomar pescaítos con ellos hasta pillarles manía [a los pescaítos, ¿eh?; a saludar después de mil años a Mada Alderete, a reír con Nacho Fernandez y su look afropitufín, …