Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 3, 2011

Canciones para el calor más reivindicativo

••• ••• ••• ••• ••• ••• ••• ••• •••

Este verano es macho...

Golosas, las candelas castañas me hacen olvidar que no he dormido bien, que he dado vueltas en el mar de la cama como un náufrago y en mi cabeza se han tendido sueños extraños de caída en un vacío negro o de naipes bailando en una mesa verde... es el calor jodido que me baña en sudor y me desduerme, que me apesadilla y me malestarece como a un niño con miedos... pero las candelas siguen volando mágicas en su caída para hacerme de olvido y quitarme del agobio pegajoso de este calorcansancio que, inexpresable, late con pasión de gotera... y presiento unos ojos en mi espalda que me hacen carne hecha, unos ojos de puente como un hambre de algo que no quiere ser campo... Este verano es macho como un galope a secas y yo no huelo a salud en estos días de pampa sin brisa, porque tengo garganta y huesos... y mi espalda divaga dolorcillos dispersos y suena a grillos viejos... pero quedan candelas para nublar el mundo de castaños inmensos, de castaños con himen, con música de viento, con contramu…

De calor, se otravezca el autor con unas cokes

Corra como un sudor leproso y desguarde sin más la lépora del labio... dilátese y se estreche la glotis y se resaque en trago... sepúltese en la ciénaga del cuerpo donde el calor voluta... y luego, en otraveces, repítase hasta el sacio... Se me va la cabeza de este calor... y me bebo las cokes sin espacio, y me saco las chanclas, y piso el suelo gálibo buscando el frío lúbrico del baldosín balsámico, y siento como un tálamo la curva del tobillo, y hasta me siento sádico pensando en agua helada resbalando en lo pálido... primero en la cabeza, donde el cabello lacio; después del cuello al vientre con convulsivo pánico; luego el miembro y los muslos, deshilados calvarios... las rodillas, las corvas, las canillas de osario y mis pies indescalzos... Y borrar las ventanas (para borrar los rayos que las penetran sátiros), y apisonarme al suelo para sentirlo álgido... y no pensar en carne macerando un descanso, ni en fluidos golosos, ni en aboyados besos, ni en vaginas abiertas para lo desatado…

notas de mi cuaderno de julio.

Christine Lagarde, otro bicho de hierro dando ejemplo a las masas con su sueldo subido de entrada un 11% y porque le sale de sus santos y franceses ovarios... otro atentado contra cada uno de los hombres.Ahora es cuando se necesita que los intelectuales se tomen riesgos, que arriesguen ideas.Debemos sentir vergüenza de lo que hemos hecho como individuos para luego salir a la calle, limpios, a pedir justicia.¿Recuerdas qué tenías cuando te conociste?... y ahora, ¿qué tienes?... en ese tramo está el problema.Dijo, mientras expiraba, que el mundo se iba a acabar pronto... y fue cierto.Tu sombra sabe de ti más de lo que imaginas.“La humanidad se compone, exclusivamente, de hombres almidonados de estupidez, de mujeres nacidas antes de tiempo, de niños hijos del azar y de una máscara, de familias enteras cuya tiesura de fantoche inspira el deseo de derribarlas de un pelotazo” (leído hoy en un texto de Goerg).“Yo soy el ideólogo del 15M”, me dijo mientras tomábamos café... “pero aún ellos no…

"A Solas..." (un tuneo de hoy)

Hoy he tenido el día trabado de cocorota y se me ha puesto en las napias tunear un ejemplar castísimo de "Librería Editorial Santa Catalina", de Buenos Aires, tirado en los años treinta... el título era tan sugerente como para hacerme sacar mis pinturacas... y ya no hablo de los textos que contiene.


















Del valor de la individualidad

Al final todo debiera resumirse en lo individual, porque la muerte es de uno solo y le da a la vida un único valor de paso. Y puede sonar raro esto que digo, pero estoy convencido de que desde lo individual es desde donde se puede sacar más del hombre, pues el tipo perdido en un grupo de hombres tiende a delegar su obligación de ser, mientras da por asumido en su persona todo lo que hace el grupo como valor propio... y no sé si me explico bien [que estos calores me tienen aturdidita la cabeza], pero es tan fácil como encerrarse, configurar una idea propia del mundo, arbitrar unas formas y unos usos personales que sean coherentes con esa idea del mundo y ponerse en marcha sin pensar en ser seguido o en seguir... de ahí este empecinamiento mío en llevar la idea de ‘individuo’ al pensamiento de izquierdas, al pensamiento solidario o al cooperativo... creo que se precisa que cierto orden filosófico se preocupe de trazar la idea de lo individual como dinamizador fundamental de lo colectivo…

Decollage de un día morcón y ciruelo.

Las costuras interiores del bolsillo del jodido pantalón de verano que me puse ayer me han dejado lacerados los enveses de las manos... y las sandalias [‘andalias’] me hicieron una llaguita en unos de los interdedos del pie izquierdo donde penetra el pirulo sandaliero... pero eso no es nada si lo comparo con el trasiego de libros, el acarreo de tableros y burrillas y el madrugón para pillar un sitio con sombra en la Plaza Mayor bejarana... y todo para un casi nada de diez horas que se saldó con 172 euros solidarios y cooperativos sudados del puñetero calor que casi me doblega a media tarde. La cosa es que apenas pasó gente por el mercadillo [andaría de río y piscinita]... y quitando a mis hijos, a Albertito Hernández, a Marisol y Urceloy [que vinieron de visita findesemanera], a la familia Kunts y a los cuatro fijos de rigor [a los que estoy absolutamente agradecido], lo demás fue soledad y páramo... aunque hubieron [‘hubon’] otras cosas... No te digo... que llega una señorona y escoge…