Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 5, 2014

Esas viejas hormigas rojas...

Del cabello brotaban viejas hormigas rojas mientras yo miraba aterido y absorto porque, sin quererlo, me había unido a él como el musgo a la piedra... y decidí de pronto que nada es demasiado importante y que hay que dar el paso siguiente... y el siguiente... y el otro... y que ninguno de esos pasos es descartable independientemente de hacia dónde nos lleven... así que decidí seguir enfocando solo el minuto presente... y me tome un café con mi amigo Alberto (los cafés con Alberto son siempre los más entrañables)... y lo somaticé todo en cuatro o cinco dibujos rápidos que miro interrogativamente de vez en cuando... y me acerqué un poquito más a la gente que aprecio (aunque muy poquito, que me cuesta)... y enfadé a un camarero porque tamborileaba sin parar y sin querer en la barra del bar... y cargué todos los libros SBQ con desgana e intentando animarme con esos ‘venga, venga, venga...’ que con frecuencia me digo en silencio... y leí con fruición a Girondo... y monté mi puestito mercad…