Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 25, 2006

Kamo no Choomei

Viaje familiar a Helmántica con objetivos lúdicos y consumistas –lo odio, pero en fin...–. Salí de casa medio mosqueado porque cuando fui a echar gasolina aproveché para recoger en Correos unos libros que le había pedido al amigo Norio. Los abrí hambriento. Aparecieron ante mis ojos «Las aventuras del valeroso soldado Schwejk», de Jaroslav Hasek –un libro al que le tenía unas ganas especiales, pues lo había leído en mis días universitarios gracias a un préstamo de biblioteca y mantengo un vivísimo y grato recuerdo de aquella lectura–; «La amada invencible (80 poemas incurables)», de Fernando Beltrán –del que ya tenía hambre de leer sus nuevas maravillas poéticas– y «La atalaya del primo», de E.T.A. Hoffmann, en edición de Héctor Canal y presentación molona de de «KRK tras 3 letras»... Lo dicho, fue ver los libros y llegar a casa, donde mis chavales ya la tenían montada con el rollo «díagransuperficie». Bajé la cabeza como humillando y a viajar con esa cosilla de que era el primer día …

Ookuma Kotomichi

Se me echan encima un montón de salidas y dedico mi tiempo a rematar ponencias, reapasar poemarios y ordenar un poco mi cabeza.
El lunes marcho con Juanito hasta Guarda (Portugal) para participar en un curso de verano del Centro de Estudios Ibéricos bajo el tema «Cultura, coperação e desenvolvimento». He preparado una ponencia frugal –es verano– y algo picante en la que intento desnudar un poco el cuerpo de las subvenciones a la vez que cuento nuestra experiencia en los márgenes institucionales. No sé qué tipo de alumnado asistirá y, por tanto, no puedo imaginar las reacciones, porque he sido duro y claro en mis planteamientos y ello puede producir algún roce o algún malestar. Me encanta, por otra parte, volver a viajar con Juanito, él y yo solos, y recuperar el hilo de nuestras cosas durante el viaje.
(12:01 horas) Ya son mil intentos de meterme otra vez en una historia larga, pero fallo en la constancia y en la voluntad, debe ser algo genético que no puedo evitar. Sin embargo, tengo l…

Izumi Shikibu Nikki

Otra vez el correo cargado de buenas sorpresas: Un trabajo precioso de mi amigo galo Marceau Vasseur, que en compañía de Miguel Ángel Real ha realizado un trabajo en Francés que bajo el título «Poesie espagnole comtemporaine: des Novisimos a la poesie de l’Experience», recoge a una serie curiosa de poetas españoles –entre los que me encuentro– y aporta algo de obra de cada uno en edición bilingüe –gracias, amigo Marceau por el afecto.

Por otro lado, llega nuevo número de «Milenrama», el diez, con interesantísimas propuestas poéticas de Antonio Colinas –«¿Conocéis el lugar donde van a morir / las arias de Händel? .... Es el lugar donde la luz / llora luz...»–, Anna Ajmátova traducida por Dolores Corzo Moreno, mi Adita Salas –«Han cambiado / las cosas. No hace ruido la noche...»–, Jenaro Talens, Sergiy Zadan o Joaquinito Pérez Azaústre, entre otros. Siempre limpia y cuidada la propuesta «Milenrama», y yo agradecidísimo de ser receptor puntual de su sensibilidad y su poesía.
(16:25 horas) …

Gyofu Soma

Definitivamente, se me presenta un largo verano de libros regalados.
Esta mañana, a primera hora, se han presentado Youssouph y Malick con un par de paquetes. En uno me llegaba el cartel y el programa del encuentro de poetas en Moguer, en el que estaré presente si no me ocurre nada extraño; y en el otro un verdadero tesoro de mi amigo José María Cumbreño, sus libros. «De los espacios errados», una colección de relatos extraña que me ha recordado en ciertos momentos el tiempo en el que escribí mi «Formol con Havana 7». El caso es que me he enganchado con este libro editado por la Fundación José Manuel Lara y le he dado fin de un hermoso tirón para poder decir que la prosa de José María engancha. También he leído el poemario «Árbol sin sombra», editado por Algaida, en el que he visto a un poeta serio y en el camino. Buena composición, perfecto el fondo y una trabajada musicalidad hacen que apunte a José María en mi lista de poetas a los que seguir la pista, un poeta de jirones montándose…

Kikaku

Precioso regalo de José Luis Morante que me llega desde Rivas por mediación de Juanito: La edición en Cátedra de la obra completa de Joan Margarit en edición bilingüe, trabajada por José Luis –me encanta ver a mi amigo en letras de molde en la colección «Letras Hispánicas»–. El libro lleva por título «Arquitecturas de la memoria» y es una pasada poética, como es norma en Margarit.
La otra sorpresa es una plaquette del mismo Morante que contiene su trabajo «Pateras» –una bella colección de haikus en clave solidaria– y que tenía unas ganas enormes de sumar a mi biblioteca. La edición está cuidada por Ultramar –ya se le supone el gusto– y es el número dos de su colección «La Horadada»... «Nunca se pierden / los que emprenden camino / a ningún lado»... Genial mi amigo.

Yorie Kubo

Ya estoy un poco harto de lo que está sucediendo con mis versos y hoy me decido a dejar bien clara la propiedad de los mismos, a la vez que pido a los estudiosos (?) que tengan más cuidado en el uso de sus fuentes.
Hay tres foros en los que se me nombra en base a sendos artículos llenos de errores graves que me afectan. Estos foros son «http://www.lacripta.net», «panyverdura.bitacoras.com» y «http://vicenteluismora.bitacoras.com».
Copio el texto que se ha editado en el primero (la cripta) y haré cortes en mayúsculas para indicar los errores de atribución de versos.

TEXTO QUE APARECE EN «http://www.lacripta.net» (LA COPIA ES TEXTUAL, SIN CORRECCIÓN DE ERRORES ORTOGRÁFICOS NI DE CONTENIDOS –este texto está copiado en su práctica totalidad en las otras dos direcciones de internet–):
«Lei el otro dia un estudio de la catedra de Gerontologia de la Universidad de Santiago de Compostela que revela que cada año se suicidan en España mas de 1.000 personas (artistas o no) mayores de 65 años. Segun …

Bucchoo

Me hace gracia ese sentimiento utilitarista de algunos poetas jóvenes –y de otros no tan jóvenes– que les lleva a predicar desde un sentimiento de falso anarquismo creativo que la producción artística no debe ceñirse a leyes arbitrarias (léanse, por ejemplo, las normas ortográficas, las de versificación, las distintas técnicas pictóricas o el rigor del pentagrama). Y a eso lo llaman «libertad» con la boca llena. Pero toda armonía necesita un orden previo, incluso cuando lo que se quiere mostrar es el caos.
De aquí mi cabreo total cuando leo a algunos engoladitos púberes jugando a inventar las vanguardias y creyéndose que en cada paso dado han logrado un descubrimiento vital para la Humanidad... ¡Infelices!... y hay tantos....
No les vendría mal a estos «munchanchinos» leerse el apartado 188 de «Más allá del bien y del mal», del inefable y cabreado Nietzsche. Una joya.

(12:29 horas) La relación con los demás, siempre, es grosera, por ello es absolutamente necesaria la soledad y el crecimi…

Ragetsu Hagiwara

Asamblea general de Premysa con vista general al primer resultado contrastable, que parece correcto a estas alturas en casi todos los campos. De lo mejor, algunas posibilidades potentes de futuro para el crecimiento de la ciudad y de su comarca –posibilidades curradas en su totalidad por el colega Jesús Caldera, para que luego digan los que dicen y se echen flores encima los que debieran ser tumbas; pero de esto habrá noticias que yo aún no debo desvelar, aunque sí poner en tela de esperanza–. La verdad es que la asamblea me pareció un peñazo de cifras y letras, pero en el después, justo en el después, pude cruzar palabras y sonrisas con Fabián, con Manolo Bruno, con Cipriano, con Santiago Nieto, con Eduardo, con Juan, con Antonio Parra, con Antonio Caldera, con Mariano Rodríguez, con un Paco Montero al que cada día aprecio más –qué confundida está la gente con este tipo–... y con un Jesús Caldera en Ministro/Ministro, con la situación controlada y los movimientos exactos.

La comida fu…