Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 18, 2007

Un mundo cerrado a veces es el más abierto.

Vuelvo a mi amigo/a anónimo/a… Sí, estoy encerrado por voluntad propia en esta cueva maravillosa llena de pinceles y de plumas, de libros de poesía, de catálogos de pintura, de discos antiguos y gastados, de Coca-cola y Chester. No me apetece demasiado salir de aquí porque en este mundo mando yo a mi antojo. Un mundo de 4 metros cuadrados, pero ideal para los tiempos que corren, un mundo donde respirar y respirarme, donde viajar a los lugares más insospechados, donde amar y odiar estando solo. La verdad es que a estas alturas no necesito mucho más.

MI PROGRAMA ELECTORAL (3)
Establecería la obligación de exponer al público en los tablones municipales [durante toda la legislatura] los bienes de cada uno de los concejales, antes y durante el periodo de mandato, actualizando cada mes cualquier circunstancia y detallando los cobros que se vayan recibiendo de la administración, así como los de sus empleos privados (si los tuviesen), pues quien se presenta a elección pública debe dejar y mante…

Llenar lo vacío es tan gozoso como vaciar lo lleno.

Día repleto de llamadas entrañables: Jesús Márquez en plena grabación de nuestro disco con Paco Ortega y Universal [creo que por fin lo tendremos en Semana Santa], Ramón Hernández Garrido sumando su inmensa humanidad a la función pública, un tipo con los cojones, de verdad [mil gracias, amigo, en mi nombre y en los de Juan, Youssouph y Malick], Antonio Orihuela con su hermosa calma de amigo eterno y Manolo Lara Cantizani sumando afecto y propuestas de futuro mientras me recordaba a José Luis Morante… Chulo recibir llamadas de amigos como ellos.
(22,29 horas) Me pregunta no sé quién [porque es anónimo], en un comentario a una entrada de este diario en el blog, que qué es lo que busco en realidad. Y yo qué sé lo que busco, ahí radica mi jodido problema. Soy crítico porque siento la necesidad de contestar y contestarme a cada una de las preguntas que me van creciendo, y necesito serlo para suponerme (¡) creciendo. Soy hiriente porque es la única forma que conozco de sacar mi rabia contra …

Dios es el dado, no quien lo lanza.

Lanza tu dado y escoge el punto de vista. Nunca verás los mismos números a pesar de que el hecho de su caída es único. Uno de sus números quedará oculto, pues es el que se posa sobre la superficie de apoyo, y ese número lo puedes deducir por justa lógica… o lo puedes imaginar a tu antojo, como quieras, como te venga en gana… Así son los sucesos de la vida, únicos, como el dado lanzado una vez al aire; y así son las percepciones, las valoraciones, que hacemos los hombres, diversas, como los distintos puntos de vista que tomamos para mirar el dado; y así pueden ser el arte, la ciencia o las religiones, como la cara del dado que le sirve de apoyo, la cara oculta.
De esa cara oculta de los sucesos vitales nacen, como he apuntado, el arte, la ciencia y la religión, aunque siempre, por lógica, podamos llegar con exactitud a decir lo que en cada suceso se esconde. Sólo la ciencia contendrá verdad con valor neto, mientras que el arte actuará como una sublimación de la imaginación y la religión…

¿Por qué «para» no es un operador matemático?

Escribió el genio Leonardo en su aforismo número 84, refiriéndose a la vida, “… quien no la estima no la merece…”. Hoy me apetece aplicarle tales palabras al iracundo Aznar del mismo modo que a los infectos terroristas de ETA, igual que al disminuido Bush y a la fiera integrista islámica o al maldito Blair como al finado Sadam y a su extinta prole.
La vida es para ser vivida y no para que te la robe la decisión infame de un hijo de puta que vive de regalo… y digo ahora, y bien alto, que hasta sus asquerosas vidas son estimables… ¿O inestimables?
De Tontopoemas ©...

* "Sotto le stelle del jazz" de Paolo Conte.

Tengo un asesino de masas sobre mi televisor. No decora demasiado, pero asusta.

Mágica calidad del hombre la del asombro. Sin él no estaríamos sembrados de dudas y su misma existencia es indicativa de que estamos por encima de las necesidad vitales, circunstancia que no concurre en el resto de los seres [según el hombre, claro]. Yo me asombro, por ejemplo, de que el profesor Gustavo Bueno, al que he admirado siempre por su prosapia y por su utilización rococó de la lógica, esté empeñado en tomar constantemente como ejemplo de sus inteligentes mofas a José Luis Rodríguez Zapatero y no caiga en que con Aznar, con Zaplana o con Acebes luciría más su sarcasmo… Quizás sea que el puntito reflexivo de la izquierda haga que resulte mejor muñeco para su juego filosófico… Me asombro de que el tribunal de La Haya aún no haya puesto en búsqueda y captura a los tres visionarios que declararon la última guerra en las Azores [no digo que los juzguen en Irak, que sería muy desagradable verlos intentando hacer pie en una grabación de teléfono móvil]… Me asombro de seguir vivo cad…

Los libros póstumos son medusas de desierto.

He comenzado a leer la poesía del colombiano Giovanni Quessep y estoy disfrutando como hace tiempo. Ha sido un hermoso descubrimiento del que pienso alimentarme durante toda esta semana.
(21:45 horas) Por fin se alumbra la edición de los inéditos de Aníbal Núñez de la que tanto he hablado durante los últimos meses. El libro está ya en máquinas y tenemos presentación madrileña el próximo día 20 de abril, a las 21:00 horas, en el Ateneo de Madrid. Estarán en el evento Fernando R. De la Flor, Germán Labrador, Jesús Losada, algún representante de la Fundación Premysa [que nos apoya generosamente en esta edición] y muy probablemente Felipe Núñez. Creo que esta edición de inéditos de Aníbal va a ser un bombazo [para mí es oxígeno, un tesorito de oxígeno como editor].
De Tontopoemas ©...

* "Los versos de Pablo Neruda" de Joaquín Carbonell.

Solo desde la vulgaridad se puede llegar a la excelencia.

No existe estética sin afectación, pues la una se modula en los parámetros de la otra. El problema que se me plantea desde esta pretendida certeza es la diferencia que pueda marcarse entre vulgaridad y originalidad.
Mientras que la afectación es propia, podríamos decir intrínseca, de los seres vulgares [el más vulgar de los hombres siempre acostumbra a vestir máscaras que hacen sus gestos afectados], la originalidad se lleva como forma natural de paso y nunca resulta forzada.
¿Cómo puede responder, entonces, un ser original a una estética? Desde mi punto de vista, el original sólo tiene la capacidad de marcar una estética, que será la forma en la que los seres vulgares encuentren camino abierto a la imitación [afectación].
Desde estas premisas, lo lógico sería trabajar en la búsqueda de lo original para huir del campo de lo vulgar… pero, ¿no supone tal búsqueda una vulgaridad mayor?
Buscar un modelo nunca fue lo mismo que serlo, y ser modelo o canon no es algo que tú decidas o que obtenga…