Ir al contenido principal

Solo desde la vulgaridad se puede llegar a la excelencia.

No existe estética sin afectación, pues la una se modula en los parámetros de la otra. El problema que se me plantea desde esta pretendida certeza es la diferencia que pueda marcarse entre vulgaridad y originalidad.
Mientras que la afectación es propia, podríamos decir intrínseca, de los seres vulgares [el más vulgar de los hombres siempre acostumbra a vestir máscaras que hacen sus gestos afectados], la originalidad se lleva como forma natural de paso y nunca resulta forzada.
¿Cómo puede responder, entonces, un ser original a una estética? Desde mi punto de vista, el original sólo tiene la capacidad de marcar una estética, que será la forma en la que los seres vulgares encuentren camino abierto a la imitación [afectación].
Desde estas premisas, lo lógico sería trabajar en la búsqueda de lo original para huir del campo de lo vulgar… pero, ¿no supone tal búsqueda una vulgaridad mayor?
Buscar un modelo nunca fue lo mismo que serlo, y ser modelo o canon no es algo que tú decidas o que obtengas por trabajo y elaboración.
Todo llega o no llega independientemente del empeño que se ponga en ello, siendo más afectado quien se empeña en no serlo y resultando original quien ni siquiera se ha planteado serlo.
Participar de una estética por moda es absurdo, integrarse en una estética por motivos de razón práctica es oportunista… pero caer en una estética ya creada sin conocimiento de su previa existencia es frustrante y desolador.
Tal y como está el mundo, nos resulta imposible no ser vulgares [afectados]. La solución puede radicar en saber llevar bien nuestra vulgaridad hasta que por sí misma se convierta en la naturalidad que nos haga, por fin, originales.
A lo que se ve, llevo la mañana espesa, ¿no?
(13:53 horas) Las ideologías se han argumentado siempre como motor del mundo, y lo son; pero encierran un peligro terrible, que no es otro que su capacidad de suplantación del pensamiento. Cuando una ideología toma calidad de dogma y se sitúa por encima del pensamiento individual, sometiéndolo, lo más seguro es que termine siendo una barbarie.
En este punto, ¿qué debemos hacer con los planteamientos ideológicos que nos afectan por convicción? [en mi caso, tengo una clara ideología de corte socialista, una idea del mundo adaptada a unos parámetros pensados por otros y que me convencen, aunque no atino a ver toda su practicidad]. Aquí es donde entra la autocrítica, la capacidad de análisis y la elaboración de respuestas propias para adaptar un sistema al funcionamiento individual.
Así las cosas, el mejor planteamiento que debemos hacer, el más práctico, es instalarnos en un modelo ideológico que coincida más o menos con nuestros principios y “adaptarlo” en base a preguntas y respuestas que nos hagamos de forma individual.
(19:05 horas) Desde hoy, hasta que lleguen las elecciones municipales, voy a hacer un boceto de programa electoral particular para mi pueblo. Si algo fuese del agrado de los candidatos, les ruego que lo utilicen como más les plazca.

MI PROGRAMA ELECTORAL [1]
Haría de Béjar una ciudad monográfica en algún tema específico iterrelacionado con la cultura, una ciudad monográfica durante todo el año, incentivando la creación de negocios que girasen alrededor del tema escogido, que podría ser, por ejemplo, la tradicional fabricación del paño, lo que daría uso a la viejas naves textiles abandonadas como parte productiva de una propuesta turística, económica y cultural de nuestra ciudad.
A tal efecto trabajaría en las siguientes ofertas y dotaciones:
• Adecuación de los espacios públicos ya existentes para contener un itinerario expositivo de todo el proceso textil [le daríamos uso por fin al museo textil dentro de un proyecto mucho más ambicioso] que propiciase una visita completa a la ciudad a través de la fabricación del paño, así como de la historia desde que dicha industria se instaló en Béjar con los maestros flamencos.
• Recuperación de maquinaria textil antigua con el fin de exponer una parte en los distintos espacios habilitados para ello y restaurar otra parte para ser mostrada en uso en locales privados que entrasen en el proyecto como negocios empujados por una línea de crédito, subvención y apoyo basada en la colaboración de las distintas instituciones públicas y privadas en el proyecto.
Los pequeños negocios que compartirían el proyecto de ciudad monográfica deberían adaptarse a una estética específica y bien pensada, así como centrarse en el mercadeo con materiales específicos marcados por la letra del proyecto.
A bote pronto se me ocurren diversos negocios:
- Venta de mercaderías de lanas y productos manufacturados en ese material.
- Venta de hilos y accesorios para el cosido y bordado.
- Venta de tintes y productos específicos para el tintado
- Galería de arte especializada en la representación, exposición y venta de obras de arte fabricadas con derivados textiles
- Venta específica de libros especializados en el sector, con apartado de una librería de viejo que oferte todo tipo de publicaciones antiguas relacionadas con el sector textil
- Fabricación y venta de maquinaria textil a diversos niveles, intentando atraer a empresarios del sector a nuestra zona amparados en la realización de “Béjar, ciudad textil”
- Venta de productos manufacturados relacionados con el textil, tanto en los apartados de ropa tradicional como moderna.
- Talleres de capa bejarana con venta al público.
- Talleres de sastrería con venta al público.
- Talleres de ropa tradicional con venta al público.
- Talleres de ropa para el teatro con venta al público
• Como apoyo al proyecto, se realizarían constantemente conferencias, exposiciones, talleres, ciclos de cine y teatro, congresos cíclicos, debates, etc.
• Se propiciaría la creación junto a la Universidad de Salamanca y varias instituciones públicas de un centro tecnológico del sector textil en el que se trabaje en investigación [I+I+D] y servicio a empresas con el fin de dar salida a los nuevos titulados en las ingenierías competentes en el sector y enraizarlos en la zona para sumar población con niveles de excelencia.
• Se haría un gran proyecto de señalización para toda la ciudad, de tal forma que el visitante esporádico tuviese siempre frente a sus ojos la oferta de una ciudad con historia textil y desarrollo de futuro en tal materia, una ciudad en la que disfrutar mirando, aprendiendo y consumiendo productos inencontrables en otros lugares, una ciudad que recomendar y a la que volver.
[Queda esbozado mi primer proyecto loco… aunque le falten mil datos]

MI PROGRAMA ELECTORAL [2]
Crearía una escuela estable de Blues para potenciar la Escuela Municipal de Música y animar al alumnado a trabajar con nuevos instrumentos. Contaría para ello con la inestimable experiencia de Miguel Ángel Sánchez Paso.
Esa escuela de Blues sería base para aupar el Festival Internacional de Blues de Castilla y León, consiguiendo que lo que es fruto del trabajo personal y el empeño de una de las personas más válidas de nuestra ciudad, pueda llegar a hacerse absolutamente estable en el tiempo [y mantenido durante todo el año con actuaciones de calidad y con formación a todos los niveles] y a ganar en medios y en promoción como el mejor festival de blues europeo.
Durante el verano fomentaría el blues en la calle con el fin de que los alumnos de la escuela tuvieran una estupenda experiencia con público y nuestra ciudad mostrara una cara especial hacia el visitante estival.
De Tontopoemas ©...


* "Rien de rien" de Edith Piaf.

Comentarios

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …