Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 28, 2010

El tiempo es la justicia de mañana.

Collage de hoy. "Poema y yo...". Tamaño: 60 x 60 centímetros. Soporte: cartoncillo blanco Materiales: recortes de antiguos carteles de la URSS, un anuncio de Coca-cola, un anuncio de Casa Bastida de Barcelona y una foto de una mujer crucificada bajada de internet. Adhesivo de doble cara en rollo. © lfcomendador

Collage de hoy. "El tiempo es la justicia de mañana". Tamaño: 100 x 70 centímetros. Soporte: cartoncillo blanco Técnica: mixta [tinta china, adhesivo transparente, adhesivo radiante e impresión digital Xerox]. © lfcomendador

Obtener ventaja... hay días, como hoy, en que se me va la olla.

Una curiosa característica, profundamente arraigada a la vida, consiste en que los seres vivos siempre procesamos intentando obtener ventaja sobre los demás, y el hombre también, cómo no, y más... basta hacer memoria para que todos tengamos el recuerdo de haber deseado ser invisibles, tener rayos X en la mirada, averiguar lo que está pensando el de enfrente o conocer el futuro... ventaja sobre los demás que supondría éxito, poder, riqueza... Los seres vivos, competitivos siempre y en continua evolución, procuran dominar para no desaparecer, prefiriendo siempre que sea el de al lado el que desaparezca o, en el mejor de los casos, el que esté sometido a nuestro dictado. Cuando todo se cuenta en parámetros fantásticos [en el mar de esos deseos increíbles de los que he hablado antes... invisibilidad, adelantamiento al tiempo, penetración en las mentes ajenas...], parece que uno está hablando tonterías y que su discurso debe archivarse en la carpeta de los visionarios, los paraimbéciles y lo…

Más SS... esta vez con la mirada casi cenital

Un viaje de Mili Prieto Pajares

Me envía la chiquilla Mili desde Perú unas fotos hermosas del viaje que ha realizado a Tarapoto y Lamas, en la selva peruana, con la universidad donde estudia y con el fin de realizar un trabajo de campo entre los nativos Wasca Wasca. Este detalle de Mili me encanta y se lo agradezco un montón, pues rescata de mi memoria aquellos hermosos momentos en los que el avión de la fenecida Air Comet me llevaba por encima de esos parajes hasta los lugares más bellos que se han presentado a mis ojos, esos que guardo junto a la visión hipnótica del Sahara, de la gigantesca falla del Riff, de Ngoro-Ngoro o del Lago Victoria. Un beso gordo para Mili, Lorena, Víctor y el 'abuelete' Pepito... y mil gracias por hacerme recordar hoy aquel viaje iniciático y bellísimo al Perú de los contrastes fuertes y los brazos siempre abiertos. Qué ganitas de volver...