Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre 11, 2011
Recuerdo que hubo un tiempo en el que dejé de creer en el hombre, un tiempo en el que me hice miserablemente individualista –que hay un individualismo que no es nada miserable– y me dedique a mí mismo como engolosinado en lo que hacía... pero poco a poco fui dándole la vuelta a ese individualismo para encontrar en él una salida digna hacia mí mismo –me sentía mal en el estado egoísta–. Y el tiempo fue pasando y, poco a poco, fui enfocando que la edad es una hermosa ventaja sobre los demás, pues desde ella miras con algo más de criterio lo que es y lo que debe ser... te das cuenta de que lo que has de hacer en la vida es realmente fácil: creer en un camino y andarlo sin pedir cuentas y sin darlas más que a ti mismo... y así vas comprendiendo que todo, “todo”, es fácil si en ti existe decisión y sabes quitarte los complejos de encima, que no debes morder un bocado demasiado grande para conseguir tus metas, que bastan las ganas de ‘comer’ para que todo el mecanismo del ‘hacer’ se ponga …