Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 21, 2010

Dioscorides III

“Del Alacran Terreftre Cap. XI. El Alacran terreftre majado anfi crudo, y puefto, fe buelue remedio de las heridas que el mefmo hizo. Comefe tambien affado à efte effecto. ANNOTATION Mvcho deuemos à la Naturaleza, pues ya que para mas adornar el mundo con tanta variedad de animales, quifo produzir algunos virulentos, y perniciofos al hombre: juntamente con ellos, y en ellos mefmos, nos dio el remedio y la medicina. De los Alacranes ay dos principales efpecies: conuiene à faber, una de los Marinos, y otra de los Terreftres: auque añade la tercera de los Aéreos Paufanias. El qual affirma, que vio algunos Alacranes con alas. Pare ordinariamente la hembra del Alacran onze gufanillos à manera de hueuos: de los quales (fegun cuentan algunos) fe come luego los diez, dexando el mas robufto y dieftro de todos, para perpetuar el linage: el qual defpues, en reconpenfa de tan fingular beneficio, accordandofe mas de la injuria y muerte de fus hermanos, que de la gratia propia, como criatura ingrati…

Collageros II

La tarde del sábado se me presentó chunga, con constantes cortes de luz, sin internet a tramos, sin línea interna que me permitiese trabajar en lo que tenía previsto, así que corté a eso de las cinco de la tarde, después de haber tomado un cafetito con Alberto, y me decidí a realizar el segundo collage de la serie “Collageros”, esta vez un autorretrato cuarteado en manchas dibujadas –sí, coño, dibujadas– e impresas sobre adhesivo que monté sobre un cartoncillo de 100 x 70 [al que luego le corté un trocito]. El trabajo lleva un texto manuscrito dedicado a un imbécil anónimo que está empeñado en estresarme con constantes descalificaciones [que sepa que no voy a publicar ninguno de los comentarios que me envía mientras lo haga sin identificarse]. Yo hago lo que hago para entretenerme, y lo muestro en mi blog porque me apetece, y explico [sobre lo que hago] lo que me sale de la puntita misma del capullo. ¿Queda claro? A la hora de fotear el collage, la cámara no respondía bien, pero os dej…

Dioscorides [II]

“Del Hippopotamo Cap. xxij.
Los compañones del hippopotamo fecos y molidos, se beuen contra las mordeuras de las ferpientes. No es conocido este animal en la Europa, y ansi carece de propio nombre. ANOTATION El Hippopotamo, segun Plinio y otros hiftoricos, es una beftia del Nilo, muy mas alta que el Crocodilo, la qual tiene las uñas hendidas como los bueyes: los lomos, el cuello, las crines y el relincho, como un cauello: la cola tuerta, corta y mal poblada de cerdas: romo el ocico: los dientes de jaualin, aunque no tan dañosos: y el pellejo tan duro como una adarga, de suerte que si no se remoja, resiste á cualquier arma enhastada. Empero es muy differente de aquefte el hippopotamo que se ve hoy en Roma peleando con un Crocodilo, en el friso de la figura del Nilo, que efta en medio del Vaticano, de donde se sacó la figura presente. Es el hippopotamo un animal tan aftuto, que quando entra a pacer en algunos trigos, va hazia atras reculando: lo uno, porque juzguen de las pisadas los labrad…

Volví al collage... y una de Dioscorides.

He vuelto otra vez al collage, pero esta vez con referencias cercanas, con rostros habituales que intentan una retórica del espacio que ocupo... he buscado en cada retrato una deserción junto al hábito de estar, una mirada auténtica y escrutadora hacia lo que no es, un gesto que resuma el paradigma de la existencia individual y se una sin lazos a otros gestos... he buscado miradas de frente en casi todos los rostros [solamente seis retratos no miran al espectador, y se saltean en el conjunto con intención inquisitiva... una mirada anciana, dos miradas de mujer –una escrutando el horizonte y la otra como descabalgada–, una mirada desde la estabilidad, una mirada caída hacia el pensamiento y una mirada optimista desde el fracaso]... al conjunto armado con imágenes de ‘verdad’, se une un retrato aislado con disfraz, cuatro botes antiguos de Cola-Cao y una mosca... todo para decir dónde estoy, de dónde vengo, hacia dónde voy, de qué me rodeo y cómo se traduce mi supervivencia. El trabajo h…