Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 7, 2010

Qué triste es que el escritor muera antes que el hombre...

Dijo el finado Miguel Delibes un día que el escritor muere antes que el hombre... y yo apunto un ‘si no tiene suerte’. Que tus potencias se extingan y lo sepas, que las veas venir y seas consciente de lo que eso supone, debe de ser muy duro... he dicho tantas veces que la vejez es fea... En el entretanto [mientras viene llegando la muerte del escritor malo que soy], copularé cada noche con las conjugaciones instintivas, las abriré de piernas y las intentaré poseer con furia, pensaré en la necrópolis de letras que debo dejaros y no me vencerá el cansancio, pues tengo la lengua empecinada en batir la saliva... y el pulso no me tiembla ni una sola noche [hasta la fecha]. Deben crecer historias como látigos, poemas como dardos pequeños y feroces, aforismos con toda su carga de nata y metralla... yo lo necesito igualito que necesito el oxígeno o que alguien me sonría cada día... quiero acabar el mapa de mi isla sin acabarlo, descubriros los nódulos donde soy y perezco, enseñaros mis deudas, …

Los avisos bancarios...

:: viernes, 12 de marzo ::
No niego que estoy algo irascible últimamente –tengo montones de razones para estarlo–, pero hay gotitas que colman vasos y cabrean... el viernes pasado me llamaron de La Caixa para decirme que no había saldo suficiente para pagar el recibo de uno de los créditos de la imprenta... yo contesté que pasaría por allí a poner la cuenta al día en cuanto pudiese, y que si no podía el mismo viernes, lo haría el lunes [debo explicar que lo que había que ingresar ascendía a 167 euros de nada]... la cosa es que hasta el martes por la mañana, a primera hora, no tuve tiempo para acercarme hasta la oficina de LC [que ando muy apretado con algunos trabajos de diseño y confié en que mi amigo del alma, que es dire de esa oficina, no haría saltar alarma alguna por mi corto retraso]. Como digo, apoquiné el martes a primera hora y me volví tranquilito a mi curro. Bien, pues hoy, viernes, recibo dos cartas en mi domicilio particular, una a mi nombre y otra al nombre de Ángeles, i…

Me gusta mucho la poesía de BEN CLARK

Mis noches con Guille...

Va dedicada esta entrada a mi compañerín.
Hace unas noches que Guille y yo hemos cambiado el juego de pisarnos las sombras –siempre a la hora nocturna de tirar la basura al contenedor– por otro mucho más divertido que consiste en que uno intente mantener la zancada paralela a la del otro, y el otro pelee para que no sea así... algunos días hasta nos pasamos del contenedor sin darnos cuenta y tiramos cuesta arriba por la Plaza de José Lidón haciendo juegos de piernas que le doblen al otro el paso y se rompa el ciclo de paralelismo en las pisadas... yo me aprovecho de mi zancada más larga y a veces doblo la medida de la de Guille... y él se parte el culo de risa, porque nos tropezamos y salimos trastabillados como dos borrachines. Algunas noches coincidimos con vecinos que se quedan atónitos mirando nuestro juego, porque reímos a carcajadas, damos voces y nos zarandeamos... a mí me gusta ir narrando el juego con una especie de voz en off muy parecida a la que ponen en ese programa de la …

Parecidos que mosquean.

Cubierta original de Antonio Garrido.
Cubierta sobre una foto de mis manos.
Cubierta de Eduardo Galeano.
Me escribe mi amigo Antonio Orihuela para darme noticia de que Eduardo Galeano ha sacado hace nada una antología poética con una cubierta 'parecidísima' [por no decir igual] a la que en 2002 creó Antonio Garrido para mi antología "Vuelta a la nada". ¿Qué os parece? A mí me mosquea.

Sobre el Concretismo [entrada para Donce]

"Poema de amor", de Antonio Gómez.
Amiga Donce, muchas veces he hablado con Alberto de las falsas fronteras del Arte, de esa tendencia del hombre a dividirlo todo en apartados estancos definiendo [definir en creación es matar] y argumentando lo que ‘debe ser’ con duras fronteras... pintura, fotografía, poesía, cerámica, cine, grabado... Alberto se ha quejado muchas veces de que la cerámica es considerada por quienes ‘deciden’ como una artesanía o, en el mejor de los casos, como un arte menor de carácter decorativo. Su apuesta siempre ha sido –Alberto es un pionero en este campo– la de pelear la cerámica como Arte, pero no en un apartado estanco, sino en una mirada global y completa del hecho creativo. Su cerámica mural [absolutamente pictórica unas veces, totalmente escultórica otras veces, y profundamente poética siempre] patentiza su forma de ver el terreno del Arte como un 'continuo' sin fronteras plásticas ni físicas. Así pues, en esos apartados estancos, decidido…