Ir al contenido principal

Sobre el Concretismo [entrada para Donce]



"Poema de amor", de Antonio Gómez.

Amiga Donce, muchas veces he hablado con Alberto de las falsas fronteras del Arte, de esa tendencia del hombre a dividirlo todo en apartados estancos definiendo [definir en creación es matar] y argumentando lo que ‘debe ser’ con duras fronteras... pintura, fotografía, poesía, cerámica, cine, grabado... Alberto se ha quejado muchas veces de que la cerámica es considerada por quienes ‘deciden’ como una artesanía o, en el mejor de los casos, como un arte menor de carácter decorativo. Su apuesta siempre ha sido –Alberto es un pionero en este campo– la de pelear la cerámica como Arte, pero no en un apartado estanco, sino en una mirada global y completa del hecho creativo. Su cerámica mural [absolutamente pictórica unas veces, totalmente escultórica otras veces, y profundamente poética siempre] patentiza su forma de ver el terreno del Arte como un 'continuo' sin fronteras plásticas ni físicas. Así pues, en esos apartados estancos, decididos arbitrariamente por estudiosos y críticos, hay hermosos terrenos nebulosos en los que se mezclan los distintos sistemas y todo tiende a emborronar esas definiciones marcadas y asumidas. La poesía concreta es una parte hermosa de ese terreno de nieblas, una parte hermosa y peligrosísima, difícil y totalmente agobiada por la mediocridad [has de saber que cuando se abren caminos creativos nuevos, siempre se apuntan miles y miles de fracasados para intentar epatar con mediocridades y bazofias amparados en la novedad, y eso hace que resulte muy difícil establecer cánones y aceptar valores].
En principio, la poesía concreta nace como una recusación formal al concepto clásico de ‘poesía’ [ellos llaman a la poesía al uso ‘poesía versal’]. La historia del ‘concretismo’ toma forma oficial en 1953, con la publicación del “Manifiesto por una poesía concreta” por parte del sueco Oyvind Fahlstrom. Pero todo viene de mucho antes, pues se pueden tomar como punto de partida ‘los ideogramas’ que diversas civilizaciones utilizaron como forma de comunicación y expresión hace muchos siglos... en la Grecia clásica ya existían poetas con formas físicas conocidas [busca obra de Simias de Rodas], en la Edad Media puedes encontrar hermosos ejemplos realizados por miniaturistas o por los judíos de la Cábala, que escondían palabras en cuadrículas para dejar mensajes múltiples... y así hasta Mallarmé, que nos descubre en la poesía un espacio nuevo: el espacio donde se ubican las palabras del poema y el vacío de los silencios y los blancos [Mallarmé juega con los blancos del papel para tensar o destensar, para dar ritmo o cortarlo...]. Luego llegó el Futurismo con sus aboliciones [quitó del poema adjetivos, adverbios y signos de puntuación] y la suma de la pintura a los sonidos, valorando las cacofonías y hasta el peso y el olor... dándole poco a poco un valor poético a lo sensorial [especialmente a lo visual, trabajando fundamentalmente con los conceptos ‘velocidad, ‘simultaneidad’ y ‘ubicuidad’ aplicados a sus textos]. Los Futuristas fueron capaces de conseguir la primera ruptura con las formas tradicionales de leer y escribir poesía.
A la vez, en Rusia se reaccionaba contra el Simbolismo de una forma muy curiosa: dando a la palabra valor autosuficiente en sí misma, es decir, valorándola por lo que sugerían sus signos, no por su significado... y luego Apollinaire con su “Calligrammes” lleno de poemas ideogramáticos... y después el Dadaísmo con la poesía fonética y su renuncia al lenguaje conocido hasta esa fecha... y más tarde Artaud y el Letrismo [hay información a lo bestia de todos estos movimientos y de los tipos que los llevaron a cabo, información a la que puedes acceder en la red sin problemas si te pica la 'cueriosidad', amiga Donce]...
El caso es que a partir de los años sesenta comienza la gran moda del Concretismo y múltiples autores de diversas procedencias comienzan a experimentar y a presentar sus trabajos creativos, estableciéndose apartados diversos que van agrupando a los autores en poetas fonéticos, poetas visuales o poetas de la poesía objeto... y esa historia llega hasta nuestros días con demasiados altibajos, con mucha morralla y poca mena, con multitud de propuestas fallidas y algunas realmente brillantes...
El asunto ahora precisa de tiempo y de serenidad para ser centrado y para que el tiempo haga sus descartes... y es aquí donde ubicamos a Marcel Duchamp y a Joan Brossa como dos de los creadores que permanecerán por sus propuestas de calidad en todos los sentidos.... y también a Antonio Gómez y a Chema Madoz, que desde mi humilde punto de vista son los naturales continuadores de la magnífica obra de JB.
Voy a dejarte algunas obras diversas para que te hagas una idea del asunto más gráfica.


Ideograma sumerio.


"El hacha". Caligrama de Simias de Rodas.



Detalle de un códice miniado medieval.



La Cábala Judía.



Caligramas de Mallarmé.



Obra de Apollinaire.



Obra de Antonin Artaud.

Obra de Oyvind Fahlstrom.







Obra de Marcel Duchamp.






Obras de Joan Brossa.









Obras de Antonio Gómez.




































Obras de Chema Madoz.

Comentarios

  1. He tenido profesores de Literatura (y de sus derivaciones teóricas) que me han enseñado menos que usted en este soberbio post. Así que abra la puerta de la enseñanza, dese la importancia que merece y enseñe a algunos universitarios de hoy letras con amor. Así son como entran. Donce estará feliz. Yo también.

    ResponderEliminar
  2. Una gozada, chiquitín. Donce estará feliz, seguro.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Glupp, qué tarde vengo...
    Mi querido Luis Felipe, anoche, sábado, busqué en la Wiki y, sinceramente, no me enteré de ná, pero también en la cosa de explicar te juro que Emilio C. de Mora tiene razón: tú sí que vales!
    La obra de Chema Madoz la conocía también gracias a ti, pero no tenía ni idea de que perteneciese a un género "concreto".
    Lo de la poesía visual lo tenía clarísimo y me gusta. También había visto caligramas y me parece un arte bello y difícil, pero... cómo se puede recitar la obra de Apollinaire -por ejemplo-? perdería su fuerza ¿no?.
    Oye, y entonces, tus chulísimos collages escritos también son "poemas concretos"! (Oño, qué ignorante! pero cómo me gusta aprender así, como quien no quiere la cosa...)

    Muchas gracias Luis Felipe. Y sí chicos, estoy feliz.

    ResponderEliminar
  4. no me habría imaginado que los "Ismos" hubieran afectado también a la literatura. En cuanto al Dadá, simbolismo, surrealismo, ahora que me lo dice, resulta obvio pero...
    ¿Hasta cuándo cree que coincidieron en esa paralela creativa? ¿Cree que existe una literatura(*) hoy en día que pudiera ir de acorde con, por ejemplo, las últimas adquisiciones de ARCO?
    ¿Es la última puerta abierta a la creación la llamada "poesía visual"? ¿Existirá un poema hecho con tierra, trapos, dientes, un poema que se columpie sobre la religión o que se asome al vértigo...y por ende también me pregunto ¿existirá un poema para blanquear dinero?

    (*) concretando sobre la poesía porque creo que es el género que mejor define la verdad del ser humano, porque todo lo demás es ficción hasta el ensayo)

    U.D

    ResponderEliminar
  5. Buenos días, Luis Felipe Comendador:

    Gracias por esta lección magistral. ¿No has pensado en hacer un intercambio de parte de tu tiempo por clases, para obtener los dineros imprescindibles y transmitir -a tu modo- lo mucho que conoces de poesía, música, libros,… ?.
    ¡Cuánto arte en la cerámica de Alberto Hernández!.

    Saludos. Gelu

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…