Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 5, 2007

'Otro del ser'

El mundo no va hacia ningún lado, aunque desde el punto de vista humano hay infinitas direcciones… todas absurdas, por otra parte.
El resultado final siempre es el mismo, ese “otro del ser” tan filosófico [‘muerte’ en palabras llanas] que iguala a pesar del dinero y de las cosas.
Desde esa certeza –debe ser la única que tengo, la certeza de muerte– me parece absurdo tanto la depresión por temor como la alegría por posesión, circunstancias ambas tan poco naturales como corrientes en nuestro mundo artificial.
Hoy me contaba Antonio, mientras leía a Spinoza, cómo el prurito de Dios termina siempre apareciendo como una sombra en las mentes más lúcidas mientras nuestro común pariente se comía un trozo de hornazo postantidepresivos… Yo andaba agotado y apenas atendía a otra cosa que no fuera impedirle a mis ojos que se cerrasen, y lo hacía preguntándome cómo un creyente con una fe a lo bestia puede entristecerse ante lo que se averigua como lo ‘mejor’, ese llegar al… ¿Padre? …que espera con lo…

Dos no riñen si uno no quiere...

Un silencio forzado de tres días que me han dolido tanto como un jodido dolor de muelas. Todo culpa del trabajo estresante y de algunos tocapelotas empeñados en medrar con cosas insignificantes [el buen medrador lo hace todo a lo grande]. En fin, que me jode el silencio diarístico igual que me jode sentirme mayor por las mañanas o mirar a una mujer bella y no sentir nada.
El resumen de los tres días pasados es casi de monografía hostelera [mejor decir hospedera]. Tensión para llegar al final de un principio que iba a salir bien se hiciera lo que se hiciera . El caso es que escribí hace dos días una entrada fallida al respecto que encorcheto debajo, pues me parece idóneo recuperar palabras:

[Cuando llega don Francisco es la revolución con toma de La Bastilla incluida… todos anudan sus corbatas y ponen en tensión sus músculos, hay carreras y rumores, absurdos aires de cambio y mil ridículos temores, actos de fe y demasiadas oraciones lanzadas a no sé dónde… Yo, sin embargo, no conozco a d…

Restos de otros naufragios...

Terrible el día con el colega Pepe pegado a la chepa desde primera hora [un castigo divino que no puede imaginarse si no se ha vivido]. Corretivas a la de ya, urgencias, vengavengas, vamosyás… y el trabajo tomando ese cariz cabrón de lentitud rijosa e insoportable. Definitivamente no sé trabajar bajo presión a pesar de que procuro sonreír y la boca se me llena de palabras gruesas contra todo.
Respiré a las ocho, cuando logré dejar el arte final en manos del transportista, que estaba de los nervios, pues le hice retrasasrse más de un cuarto de hora en su salida.
Respiré, pero me tocó hacer de taxista con Antonio, de cuidaperros en casa de Julia y de padre [dulce tarea] con mi Guillermo delicioso y blandito.
Los días para tirar a la basura, como éste, me hacen sentirme imbécil, y más cuando aún no he cobrado el mes y ya se está pasando el plazo [cuánto me acuerdo de Carlitos, panza arriba en la playa y sin haber dejado rematadas las facturas para cobro… para matarlo].
A dos putas velas apen…

... y nos acompañó el cielo.

Acabamos anoche con percusión celeste, con Mabel vestida de lujoso luto y Marinella tocada con coleta y blusita en tonos rojos… y toditos mojados
Aunque no vi a B [esa B JASP anonadante], la noche salió perfecta.

Empecé en tono bajo [mis bajos hacen agua en los últimos días y estoy como enfermito… ya se sabe, el aire acondicionado, dormir a pelo suelto, bañarse en agua fría, trasnochar a lo grande, fumar, beber…]. El caso es que dediqué la mañana a un encierro curativo con ‘Nestea’ y galletitas… y la tarde muerto de envidia viendo a toda mi familia disfrutar en el agua de la piscina [ya digo que mi cosa no está estos días para sumergirse] y comiendo hornazo para saciar las ganas de buceo [era fundamental cuidarse para el tercer día seguido de trasnoche… que los profesionales somos así].
Ya en la Plaza de Toros de El Castañar, con mi niña Mariángeles colgadita del brazo [iba reguapa la moza… y yo fardando de niña], iniciamos de tranqui con unas cocacolas y embromamos un poco a Youssouph …