Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 6, 2008

Bye.

Nada, que me marcho unos días de turismo literario y os dejo aquí esperando [o disfrutando de mi silencio, que será lo más cierto], pero no sin antes aclarar que mis insultos de ayer iban exclusivamente contra la gente televisiva que nos visitó [que yo debo explicarme mal y/o hay alguno al que le apetece leer lo que quiere leer, y no lo que pone –imagino que por anónima inquina personal– (también hay doble moral en quienes lanzan la piedra y esconden la mano)], que existe la ‘presunción’ de lo que sea en nuestro código legal hasta que se demuestran los hechos y sus autores [no dije ayer nada raro, coño, pues tanto se pueden utilizar la presunción de inocencia como la presunción de agresión si no hay hechos demostrados y sentencias firmes], que el desinhibido está más para que lo aten y lo eduquen que para que lo entrevisten y saquen el pecho en su defensa [no me desdigo de nada en su caso].
La cosa es que me largo a ver otra vez el retrato hermosísimo de Zenobia Camprubí en el Moguer j…

Otra mierda pinchá en otro palo.

La mañana fue monotemática gracias a que me encargaron la realización de un reportaje fotográfico en una nueva y deslumbrante factoría jamonera de la zona… viaje a Baños de Montemayor con la furgona, puesta de largo con bata blanca [me acordé de mis prácticas de Citología e Histología con la Beato en mis días de universidad], gorrito guardarrulos con estética de ducha años cuarenta, salvazapatos automático [era una pasada ponérselos y quitárselos en la jodida máquina… lo mismo me compro una cuando tenga guita para que me ponga los calcetines sin agacharme]… y a oler jamones de bodega etiqueta negra, y a pasar un par dehoras en las salas frías de los secaderos y los salazones, y a montar un sarao a modo de centro de mesa con todo el embutido de la casa sobre ramas recién cortadas de algún árbol cercano [quedó la cosa como de verdad, oye]… y luego la prueba del modelo para asertar su hermosa calidad… mmmmm… qué rico estaba todo, coño.
Y al llegar a Béjar [todo después de haber salido con…

Una mierda pinchá en un palo.

Está hoy como de baja la prosperidad en este país y no sé si es culpa de la energía atómica por frotación humana o del eolismo cocoliso que se ha hecho presa de las cabezas políticas. El caso es que a la ‘acelerada desaceleración’ se une la mediocridad de los nuevos políticos que sacan los partidos a sus escaparates [lo mismo lo hacen para que se den de bruces con la realidad y mueran en el intento, salvando así los culos de barones y reinonas]. Ni PP ni PSOE han sido capaces de ofrecer equipos del garantía al ciudadano [ni siquiera ministros, que los de esta tirada son flojos de cojones], y la cosa va de culo y cuesta abajo, con el consiguiente sufrimiento de las clases apuradas, que son los que siempre pellan con los platos rotos y con las milongas pagaderas.
A joderse tocan… y yo creo que sí hay culpables nacionales que se suman a los consabidos árabes y bushes, culpables que meten su dinero en inversoras [a mí me llaman cada día dos veces de una que se piensa que tengo pasta… infel…

Cirros de dopamina.

Con orgullo y razones, acuso recibo del "Premio Corín Tellado a la Excelencia Literaria" concedido por el inefable Hugo Izarra [http://www.hugoizarra.blogspot.com]. Espero saber llevar tan alta responsabilidad hasta donde se pueda.
Un abrazo,hermano... eres la hostia.


El día se levantó con algunas nubes de dopamina y un fresquito espectacular, y salí a enfríar mi cuerpo con parsimonia. ¡Mmmmmmm, qué gustito!
•••
Vengo de la prehistoria y estoy agotado de labios y luciérnagas, pues fui momia y demasiada incertidumbre.
Descansé un poco en la Edad de los metales, y fue justo el descanso quien puso el ascetismo en mi cabeza como una disensión de lo trabado. Soy memoria dispersa entre los hombres, y aunque quise que todo discurriera despacio y bien sujeto, las cosas se me fueron de las manos y me quedé en metáfora y un hermoso manojo armas blancas.
Cuando descubrí el fuego, supe que mi pupila dilataba y que existe un insomnio indefinible que agota en su desgana y me hace perder la sime…