Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 27, 2013

Esta página ya la había leído....

Esta página ya la había leído en otro libro... lo mismo en otra vida, si es que las vidas de uno pueden ser otras vidas... el caso es que ya la había leído... y me dio por pensar cómo se tejen las ideas en mi cabeza, cómo desplazan su porte a las palabras y a los gestos, cómo se orinan los sueños sobre los cuencos de los ojos (los ojos solo se hacen cuencas cuando lloras)... y entonces me dispuse como a morir, porque hay horas en el día, minutos quizás, en las que estoy dispuesto a morir por bien o por mal, pero a morir... sí, las palabras son creadoras de silencio (cuando no de confusión), como el mundo del hombre, arrasado mil veces y vuelto a levantar... ves, no pasa nada. En dos o tres o cuatro o cinco o seis generaciones todo habrá cambiado... y no estarán los hombres amargos de ahora, aunque estarán otros a los que daremos la vida para que nos la destruyan... pero no estarán los hombres amargos de ahora, que es lo que a mí me importa, habrán muerto con sus cosas, y eso me alegra…

No huyas...

Coloca tus pies sobre el escabel y tañe las cuerdas del laúd, pues la fortuna atiende mejor a los tranquilos... y no intentes huir, porque no es oportuno... afeita despacio tu quijada y palmea con alcohol como un insecto que mueve sus quelíceros para atraer la última proteína hasta su estómago... y no huyas, porque no es oportuno... mira a la caravana de nubes sin prejuicios, pues vienen justamente para pasar, porque son el destierro si no pueden ser lluvia... y no huyas... no seas servil, no dejes que te pastoreen, no te disculpes por temor, no te dejes morder en las rodillas o en las ingles... y no huyas, jamás huyas... piensa que el mar es ancho y que en tu proa luce tu cabeza... no dejes que su gesto sea el de las víctimas aunque derive al pairo, porque no estás huyendo... avanzas... pues el mar es imparcial, y también el cielo, y la apretada tierra que pisas... avanza, no huyas... y si la muerte avisa o llega, no busques ser reliquia, solo recuerda tu nombre hasta que te desapare…

Estas primeras lluvias...

Estas primeras lluvias del otoño me han dejado tolete y mojadino, blandito y predispuesto a todo lo que sea capaz de despertarme de este sueño brutal hecho de números... y me gusta esperar a que los álamos se andrajen, al ‘nosesimexplico’ que llevan mis poemas, al ‘hagas lo que hagas tendrás que arrepentirte’, a este tanto ser menos de lo que parezco y hasta a ese buen pirata hecho de happy birthday satanás y sin honor alguno. Y me quiero sentir libre de explotación, humano medio, principito esencial de mi planeta, cochayuyo en la boca, melenas, fotocopia de mí y Edén de otros... me quiero sentir delicioso... no sé... como en el uso de la palabra, Jodorowsky de pueblo, Nietzsche encinto, dios broma, tahúr de chinchón viejo, mujer soltera, pálido romántico, infalible encerrado, muerto a tiempo...quiero ser Walter Benjamin a tientas y vivir en Valdivia en primavera y el invierno pasarlo enterrado en las dunas pacasmayas... quiero estar ingeniero de mis cosas, conjurado de un pecho o unos…