Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 10, 2011

Burns, Blue Harlem y Raimundo de 10 a 4

Vuelve el blues como una lobotomía atópica y como que me reseteo, relajando hasta  los mismísimos esfínteres [que no sé si tengo uno o varios] y notando esa ludopatía de pubis que me ataca cada año por estas fechas [una desenfermedad que me pone bailarón y pizpireto]... este año subí pronto, que mis niños curran para Miguelón como cosacos durante estos días y me tocó hacer el porte, así que comencé con unas cokes y un bocata de queso con bacon bien quemadito por la mano inexperta del cocinero Youssouph, y así aguardé hasta que apareció en escena Jimmy Burns, un viejito amable y absolutamente marchoso que respondía perfectamente a la imagen del bluesman racial con su guitarrona y su taburetito. El tipo venía acompañado por dos viejos conocidos, Quique Gómez y Luca Giordano, que suponían absoluta garantía de calidad para mí... fue magnífico el comienzo y ya arranqué a mover el esqueleto con el primer tema [se movía solo, lo juro] junto a un perico con gorrina de punto que tocaba la armó…

Para refrescarte el veranito... lee STANDDART

Open publication - Free publishing - More cine




Solicita tu número o tu suscripción a felipe@lfediciones.com

Greg Izor... orate con armónica.

Partiendo de que Greg Izor está como una puta cabra, una de esas de escalera y trompetín, se podrá imaginar lo que es capaz de hacer en un escenario con su caja de armónicas y su micro años cincuenta plateado... y si a eso le sumamos que estaba apoyado por King Bee, con un baterista absolutamente tronao y un armonicista verdaderamente elegante, nos queda una ecuación magníficamente bien resuelta en esa aritmética del blues que hace que el cuerpo tiemble y entre casi en uno de esos éxtasis prevudús que tanto me gustan. Lo disfruté como un mamoncete con teta grande y el que no fue, nunca podrá saberlo.