Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 16, 2009

Las claves de lo que me interesa.

Las claves de lo que me interesa nadan en un espacio absolutamente mío, un espacio que se ha ido conformando exactamente por descartes de objetos, sentimientos, actividades y personas.
Siempre pensé que el hombre debe empezar a interesarse por crear su espacio con pasión justo cuando comienza a sentir los síntomas del descenso, que llega cuando comienzas a sentir que tus potencias desaparecen poco a poco y todo en ti se va volviendo óxido. La vida desde ese punto puede empezar a verse como un regalo o como un infierno… tú lo determinas, tú y nadie más.
Yo empecé a sentirme en el descenso justo cuando tuve que dejar de practicar basket por orden facultativa [mis iones potasio no se recuperaban después del esfuerzo y eso me procuraba una especie de “mal de altura” bastante difícil de llevar con aquellas palizas físicas diarias que me metía entre pecho y espalda]… después fueron llegando los pequeños dolorcillos [la eterna lesión de mi rodilla derecha, fruto de los malos entrenamientos], l…

Otra parrafada sobre la individualidad [singularidad].

La constante que supone la relación marcada por nuestro juicio hacia todo lo exterior es el soporte de la individualidad [observo / valoro / tomo decisiones propias], y eso determina cada una de las definiciones particulares [individuales] sobre los diversos aspectos que atacamos como seres únicos. No hay, por tanto, lugar para la generalización o la normalización en un canon que sirva para todos y para todo [lo bello, lo plástico, lo artístico…]… tan solo existe una valoración particular calificadora de la mirada individual [lo que para mí es bello, puede ser que solo sea bello para mí]. Así pues, creo que queda determinado que los juicios de gusto o disgusto, placer o asco, son por naturaleza subjetivos y absolutamente particulares… es por ello que cualquier imposición al otro en dicho sentido supone coartar su libertad.
Así pues, debe quedar muy clara la bondad de la opción individual en cuestiones de ‘gusto’, pues tal opción no puede regirse en caso alguno por criterios científicos…

Reñido con el mundo...

Marchó toda la compaña africana con esa cosa gradilocuente de las despedidas formales, pero también con cierto puntito de nudo en la garganta… Awa [perdonadme si no sé escribir los nombres senegaleses… pero me fío de la pronunciación e interpreto lo que traducido al castellano sería Eva] nos confesó que la mujer africana lo tiene muy difícil debido a las leyes machistas que permiten la poligamia [lo que tiene que ver siempre la religión en estas cosas, coño] y a esa cultura que no contempla en el rol femenino asuntos tan tirados como la formación o el trabajo remunerado con justicia… Awa es bellísima, con una mezcla de dulce y salvaje en los ojos, poseedora de una mirada inteligente y profunda que aniquila. Tiene una hija que se llama Aram [así me suena a mí su nombre] a la que le encanta besarme porque mi barba le hace cosquillitas [y me besa, y me besa, y me besa… y me encanta]. Besé fuerte a Awa en sus mejillas suaves y le hice cosquillitas en los morritos a Aram como despedida. Ta…

Colí Kante

Colí Kante es un tipo curtido en las labores del campo y en los golpes de la vida [nada más hay que cruzar una mirada con sus ojos para tener la certeza de la dureza de su paso por la vida]… tiene un par de años más que yo y, sin embargo, parece que acumula unos cuantos más [cosas de las diferencias entre mundos primeros y terceros] y sus manos son fuertes y ásperas, unas manos para el trabajo y el apretón sincero. Anda como agotado, pero siempre sonríe [ayer descubrimos que tiene un complicado proceso en su rodilla e intentamos ponerle solución con la ayuda de la gente chuli de este pueblo… enseguida encontramos profesionales que se hicieron cargo del asunto por pura solidaridad… gracias].
Colí Kante está en España como en una nube, agradecido a todos por cómo hemos tratado a su hijo You y asombrado por cada cosa nueva que se muestra ante sus ojos [el día de la despedida de soltero de You las pasó más putas que Caín al ver aquella jocosa ceremonia iniciática… pero eso le hizo entrar e…

ALGUNAS IMÁGENES DE LA BODA DE SANDRA Y YOU

El vals fue casi carioca.
Con You y Joselín.
De patriarca con You, Joselín y Papus.
Ceremonia del corte de corbata.
Mesa africana.
Los novietes.
Después de bailar (nótese el sudor en las camisas).
Con Paté Kante.


You y Colí, su padre.
Los Kante.






Los Kante con Juanito.


Alea jacta est...

Bueno, que ya pasé por esa extraña experiencia de casar a un hijo y, a qué no decirlo… el asunto de las formas no me gusta nada… es más, lo odio y lo detesto. Meterse en una boda tradicional [al uso ‘comercial’ de la ciudad de Béjar] es una movida que le quita toda la magia a lo que debiera ser un asunto íntimo familiar del que gozar todos de forma tranquila… toda la parafernalia de trajes nuevos para un día, regalos obligados para dar y recibir, comidas pantagruélicas en las que sobra más de la mitad de lo servido [con el hambre que hay en el mundo], beber hasta desaparecer y hacer el ridículo hasta el éxtasis… y luego andar vivo para recoger los sobres con dinero que te dan los asistentes y mantener la cabeza fría para contarlo todo y ponerle cara a las entregas… una mierda pinchá en un palo de la que se llevan lo magrito el restaurante y otros tres o cuatro negocietes de engañabobos. No me gusta nada y, sinceramente, no la disfruté como me hubiera gustado hacerlo, ya que me ubicaro…