Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011

Siempre quise ser Topor, pero soy malo de atar [dibujos de Nochebuena y Navidad]

Siempre elegante ante la muerte ajena.

Morir es un acto reflejo.



Seydou y yo os deseamos un año 2012 genial y le damos unos cortes de mangas a la crisis.

Para Josetxo y Luis, para Lorena y Mili, para Fernando y Fabio, para Hugo y Esther, para Herme y su moza, Para José Luis Morante, para Antúnez, para la familia Costell, para Gonzalo Elquequieras, para Javi Viadero y Sol, para Anam, para Roberto y Carmen, pata J.A. del Toro, para Montxo Armendáriz y Alberto Hernández, Para Jesús Urceloy y Sol, para Heart Hearty, para Cova TB, para Casilda y su santo, para Asun, para Javi Brasil, para Antonio... y para todos, coño, que tengo mala memoria y se me olvidan los nombres.
Un abrazo de Seydou y otro mío.

Alberto Hernández y yo.

Llega Albertito y me regala un baño de luz para abrir boca en este día postcualquiercosa, me deja una carpeta completa de sus dibujos para que los deguste a solas... y lo hago en uno de los descansos coloqueros –aún no había recogido todo el material del mercadillo del día 24... el mismo día por cansancio y ayer porque comí tanto que acabé pujando en el servicio hasta que encontré acomodo... quedé agotado. Y encontrarme de nuevo con los gestos de Alberto es un hermoso regalo para mis sentidos, sobre todo en esta nueva etapa pictórica de mi amigo, una etapa que viene desde su viaje a China, donde consiguió papel golosito, y de esta crisis cabrona que obliga a buscar materiales baratos sobre los que expresarse. Lo nuevo de Alberto es absolutamente explosivo, menos negro de uso (recuerdo mientras escribo esto sus geniales espirales rotundas) y más argumentado en un proceso de búsqueda que en mi amigo es un auténtico ‘continuo’... encuentro múltiples referencias a sus etapas anteriores, com…

Marina Stv sentada sobre los cadáveres de sus antepasados.

Hombres, sin más, que tan solo sirven para ser asiento de otros hombres.



m

Una sombra en invierno es más que sombra, viejo, porque lleva frío.  Ayer pensaba en los críos de los cerros sonriendo y sin nada que llevarse a la boca, pero felices de existir cada día... son la sal de lo injusto, la sal que se mete en la herida y escuece. La verdad es que estoy muy cansado, viejo F, harto de tramitar facturas y llamar a deudores con temor, de ir al banco para salvar los muebles cada día, de intentar arreglar algo y estropearlo todo... muy cansado... y esta chistera antigua con la que invento cosas ya casi no sirve para traerme algo de calma por las noches... que hasta me hace sentir tahúr por momentos. Y es que nada acompaña, viejo. Todo crece torcido y envuelto en el asqueroso papel moneda para hacernos esclavos de su poder sobado... y, además, donde debiera estar la justa salvación, solo crecen malos rollos de ingratitud y de dudas... sí, viejo, ingratitud y dudas capaces de deshacerle a uno por dentro. Cuando me encuentro así, suelo recurrir a Brodsky, y en él encu…

Baloncésticas...

Llevo unos meses en los que la cosa de escribir se me ha puesto bastante cuesta arriba... y no he dejado de escribir en mi cuadernito diario, pero enfrentarme al teclado es otra cosa. En fin. Ayer tuve uno de esos encuentros en la tercera fase con mi gente de antaño, uno de esos encuentros en los que eres capaz de ponerle sombra al tiempo (y también penumbra)... fue un partidillo de viejas glorias basketeras que se medio saldó con sonrisas, muchos abrazotes y frases y contrafrases como ‘qué viejo estás, cabrón’... ‘y tú qué gordo, coño’... pero casi ninguno de los que asistimos al evento fuimos capaces de percibir la soledad de todos, ese pasar de un espíritu competitivo de amigos entregados a este yo, yo, yo, yo en el que hemos terminado después de las carreras y los títulos, de los trabajos malos y buenos, de la suerte traída o encontrada... no estábamos viejos, no... estábamos todos cansados y solos como quien se ha dado cuenta de pronto de que nada sirvió y nada servirá, de que hay…
Recuerdo que hubo un tiempo en el que dejé de creer en el hombre, un tiempo en el que me hice miserablemente individualista –que hay un individualismo que no es nada miserable– y me dedique a mí mismo como engolosinado en lo que hacía... pero poco a poco fui dándole la vuelta a ese individualismo para encontrar en él una salida digna hacia mí mismo –me sentía mal en el estado egoísta–. Y el tiempo fue pasando y, poco a poco, fui enfocando que la edad es una hermosa ventaja sobre los demás, pues desde ella miras con algo más de criterio lo que es y lo que debe ser... te das cuenta de que lo que has de hacer en la vida es realmente fácil: creer en un camino y andarlo sin pedir cuentas y sin darlas más que a ti mismo... y así vas comprendiendo que todo, “todo”, es fácil si en ti existe decisión y sabes quitarte los complejos de encima, que no debes morder un bocado demasiado grande para conseguir tus metas, que bastan las ganas de ‘comer’ para que todo el mecanismo del ‘hacer’ se ponga …

"Música para atravesar los túneles"... el tuneo.

LIV

La verdad es que no sé si he sido un buen tipo o si le he hecho daño a demasiada gente, pero sí sé que vivo en y por el intento de ser mejor ser humano que el día anterior, que la semana anterior, que el mes anterior y que el año anterior... aunque no sé si lo consigo, pues el terreno está lleno de dificultades y cada día soy menos político en mi expresión y más mordaz en el trámite de mi rabia, que es mucha en estos últimos meses... Sé que tengo amigos estupendos y que hay gente que me quiere y a la que quiero, por lo que puedo darme por satisfecho en el apartado de los afectos... también sé que aún la edad no me ha enseñado a digerir ciertas cosas y a veces actúo como un crío mimado, y ahí debo empeñarme en aprender a ser más humilde y a limitarme a hacer antes de pararme en sentimientos propios y en golpes absurdos al aire. De este año puedo decir que he metido en mi mochileta a algunos seres extraordinarios que antes no existían... Hugo, Esther, Javi, Joan... que me he emocionado ha…

54 y hay esperanza.

No tengo palabras porque las lágrimas las ahogan... solo puedo decir ¡GRACIAS! y sentirme el hombre más feliz de la Tierra... y seguir haciendo lo que pueda por vosotros y con vosotros.







Brazos de otoño

Con el día blandito y retocete, volví a pillar temprano –serían las nueve– "Música para atravesar los túneles" –que me gusta más cada vez que lo leo– y me arrimé al brasero de un otoño distinto al de ahí afuera, un otoño de versos como "Una luz en la noche se derrama igual que un vaso de leche en medio de un mar de petróleo"... y recordé enseguida las palabras de A. hace días, en este mismo espacio..."no hay estructura poética en esto, no entiendo nada, no entiendo...", unas palabras a las que yo respondí con silencio... también andaban por aquí unas palabras dichas ayer en Radio 3 por Luis Antonio de Villena hablando de la poesía de Bukowski... "acierta solo en algunos poemas discursivos, pero cuando acierta da de lleno... no es una poesía al uso... no tiene amaneramiento, no sigue unas normas rígidas, pero a veces tiene música... y esas veces..." –fue entonces cuando yo me dije... 'claro, música para atravesar los túneles'–. Y con tod…

Autorregalo de cumpleaños.

Mi autorregalo de cumpleaños ha consistido en subir hasta Candelario a visitar a mi amigo Josetxo cargado de revistas STANDDART en las que aparece una entrevista que nos dolió a los dos mientras la hacíamos en una tarde calurosa, hace ya un par de meses... llegar allí con el cargamento, soltarlo sobre una mesa helada de hierro y correr a abrazar fuerte a mi Setxo ha sido uno de los mejores regalos que me he hecho en mi vida... tomamos un café acompañado de cigarritos, conversamos de la puta crisis hasta con violencia –que me encantó ver a mi chico enérgicamente cabreado– y me regaló un dibujo divino sin saber que era el complemento ideal a mi autorregalo de cumpleaños, un dibu que conservaré por los siglos en mi mesa, frente a mis ojos astigmáticos y agotadillos, un dibu que será acariciado constantemente por las bocanadas de humo de mis Chesterfield filter para pillar la pátina precisa para terminar siendo de Jx y mío. Una pasada, amigos... y todo gracias a Hugo Izarra... qué tipo tan…

Caminantes... otro otoño en el parque.

El aburrimiento me llevó al parque.




Tuneo lomografiado... no tenía otra cosa que hacer...

Trazo, dibujo, escribo, coloreo, recorto, pego, ensucio... todo para esta nada de horas que se suman mientras restan, todo para intentar llegar a un no existir que no sé cómo es y que me quema como un cigarro en la nuca. Y mientras trazo, dibujo, escribo, coloreo, recorto, pego, ensucio... han crecido cuatro esquelas nuevas en los tablones de anuncios (alguien dice a mi lado... "cuatro votos menos del PP"... que es un resumen más en el universo de los resúmenes, un resumen estúpido, pero lo mismo cierto) y la bicha mediática sigue en su "mal... mal... mal... MALLLL..." porque no ha aprendido aún que la vida es esto, esto y esto, y mañana amanecerá de nuevo, o no, quién sabe... y de pronto me da por hacer ventanitas con billetes viejos, ventanitas de papel moneda sobado y resobado por millones de manos sucias o ensuciadas... Trazo, dibujo, escribo, coloreo, recorto, pego, ensucio... y da igual, todo da absolutamente igual, porque esto puede ajustarse a la ley de la…