Ir al contenido principal

Un mundo cerrado a veces es el más abierto.

Vuelvo a mi amigo/a anónimo/a… Sí, estoy encerrado por voluntad propia en esta cueva maravillosa llena de pinceles y de plumas, de libros de poesía, de catálogos de pintura, de discos antiguos y gastados, de Coca-cola y Chester. No me apetece demasiado salir de aquí porque en este mundo mando yo a mi antojo. Un mundo de 4 metros cuadrados, pero ideal para los tiempos que corren, un mundo donde respirar y respirarme, donde viajar a los lugares más insospechados, donde amar y odiar estando solo. La verdad es que a estas alturas no necesito mucho más.

MI PROGRAMA ELECTORAL (3)
Establecería la obligación de exponer al público en los tablones municipales [durante toda la legislatura] los bienes de cada uno de los concejales, antes y durante el periodo de mandato, actualizando cada mes cualquier circunstancia y detallando los cobros que se vayan recibiendo de la administración, así como los de sus empleos privados (si los tuviesen), pues quien se presenta a elección pública debe dejar y mantener todas sus cuentas claras.

MI PROGRAMA ELECTORAL (4)
• Finiquitaría el contrato con la empresa DORNA y quitaría la zona azul que duplica el pago del impuesto de circulación, pues una ciudad de menos de 15.000 habitantes no necesita de este servicio y, por tanto, ahorraría un gasto a los ciudadanos.
• Finiquitaría el contrato con AQUALIA y crearía una empresa pública para la gestión del agua, circunstancia que dejaría más beneficios públicos y, seguro, haría bajar la factura del agua que pagamos los ciudadanos.
• Arbitraría un formato de pago a proveedores que permitiese emitir letras a plazo contra el ayuntamiento para favorecer la contabilidad de las empresas que prestan servicios de cualquier tipo al ayuntamiento. [No es justo que el ciudadano tenga que pagar en los plazos previstos por la institución emisora de impuestos y recibos bajo pena de multa o embargo, y que la institución pague cuando le salga de las narices].

(19:18 horas) ¿Está la ética [el otro] por encima del ser [yo… mi esencia]? Yo peco con demasiada frecuencia de ese mal que se llama “ensimismamiento” [¿enmimismamiento?] y tiendo a olvidar con bastante frecuencia que mis sentimientos, mis percepciones, mis pasiones y mis reacciones siempre tienen como principio o/y final al otro, que todo lo que llevo a la categoría de suceso terminará afectándole a otro ser distinto a mí. Es en este punto donde dudo si la ética debe ser fundamento radical de pensamiento y acto o si debo hacer que prime el ser, yo, mi esencia sobre todas las cosas.
Lo mismo el valor que debo tener en cuenta parta del factor diferenciador que existe entre todos los seres y no de la búsqueda empecinada de una individualidad floreciente.
¿Soy o somos?, ¿quiero ser o quiero que seamos?
(22:44 horas) Entre que nada tenga sentido y todo tenga sentido existe el término medio en el que me gusta encontrar a las personas que me rocen, aunque si he de colocarme en alguna ocasión en uno de los extremos, siempre preferiré el de la frivolidad, ya que vibro en la cuerda de que el mundo es un absurdo constante y eterno. El frívolo me hace reír y su frivolidad le hace objeto del juego, circunstancia que está muy por encima del eterno hombre serio.
No se debe concluir nunca que la tristeza es inherente a la seriedad, sino que la tristeza es la baja forma del buen humor, dado que el serio absoluto no puede ser un triste, sino un amargado.
De Tontopoemas ©...


* "Georgia on my mind" de Ray Charles.

Comentarios

  1. no se si la curiosidad femenina ha hecho que intuyas que soy "anónima",pues si,perdona si te hago preguntas tan personales pero todo tu me provoca curiosidad,me asombra y me da envidia la capacidad que tienes de aportarnos tantos datos de todo tipo,literarios,musicales,artísticos,tienes que manejar internet lo mismo que manejas las palabras,me has enganchado a tu diario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …