Ir al contenido principal

Yorie Kubo


Ya estoy un poco harto de lo que está sucediendo con mis versos y hoy me decido a dejar bien clara la propiedad de los mismos, a la vez que pido a los estudiosos (?) que tengan más cuidado en el uso de sus fuentes.
Hay tres foros en los que se me nombra en base a sendos artículos llenos de errores graves que me afectan. Estos foros son «http://www.lacripta.net», «panyverdura.bitacoras.com» y «http://vicenteluismora.bitacoras.com».
Copio el texto que se ha editado en el primero (la cripta) y haré cortes en mayúsculas para indicar los errores de atribución de versos.

TEXTO QUE APARECE EN «http://www.lacripta.net» (LA COPIA ES TEXTUAL, SIN CORRECCIÓN DE ERRORES ORTOGRÁFICOS NI DE CONTENIDOS –este texto está copiado en su práctica totalidad en las otras dos direcciones de internet–):
«Lei el otro dia un estudio de la catedra de Gerontologia de la Universidad de Santiago de Compostela que revela que cada año se suicidan en España mas de 1.000 personas (artistas o no) mayores de 65 años. Segun los autores, Manuel Mayan Santos y Mario Araña Suarez, se trata de una "epidemia silenciosa".
El estudio revela que los suicidios gerontologicos han experimentado en España la siguiente evolucion en los ultimos años: 1.210 en 1999, 1.223 en 2000, 1.136 en 2001 y 1.181 en 2002 (ultimo año disponible). Estas cifras arrojan una media de 1.188 muertes por esta causa en estos cuatro años. "Si se produjera una cifra similar de muertes por una epidemia, por ejemplo a causa de la gripe del pollo o por una ola de calor, se crearia una alarma social", advierte Mario Araña Suarez.
En esta misma línea, los mismos autores tienen otro estudio sobre el suicidio gerontologico que, basandose en los datos del Centro Nacional de Epidemiologia del periodo 1991-2000, muestra como se eleva la tasa de mortandad a partir de los 65 años, especialmente en el caso de los varones (el suicido masculino es muy superior al femenino).
Asi, mientras que solo 11 de cada 100.000 varones de 55 a 65 años optan por suicidarse, la cifra se eleva hasta 23 para la franja de edad de 65 a 74 años y a 40 para los de entre 75 y 84 años, alcanzando los 65 suicidios por cada 100.000 hombres mayores de 85 años. Los autores preven que en los proximos años la tasa de mayores de 85 años que opten por acabar con sus vidas se eleve a 85 de cada 100.000.
Bueno, volviendo un poco al tema, aqui dejo una relacion cronologica de poetas suicidas que he encontrado por ahi junto a las caracteristicas de su suicidio y un texto suyo (estrofa, frase) en el que lo hubiera anticipado o previsto. (Cortesia de L.F. Comendador, E. Gonzalez, E. Tijeras y de los textos de los propios poetas suicidas).
Se cree que la primera poetisa, Safo, se suicidó arrojándose al mar, pero no se sabe con seguridad. Muchos otros habrán cometido suicidio, pero no son conocidos o no dejaron obra publicada, o simplemente no hemos podido acceder a sus historias personales, por lo que no han sido incluidos en esta relacion.
1. Thomas Chartterton se envenenó con arsénico en una buhardilla de Londres el 25 de agosto de 1770.


Existir es no estar
pero que alguien te nombre...
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor -ISBN: 84-8018-194-X ; 978-84-8018-194-5))

2. Karoline Günderode se clava un cuchillo en el corazón y se lanza al Rhin el 26 de julio de 1806.

Derrota a tu naufragio y olvida ya esta nave que ni pecio será con unos años.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

3. Heinrich von Kleist se dispara un tiro en la boca después de disparar sobre su compañera Henriette el 21 de noviembre de 1811, junto al lago Wannsee.

Sonríe mientras el arma apunta
tus últimas ideas en su pólvora...
Y espérame un minuto antes de irte.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

4. El 18 de diciembre, Charlotte Stieglitz (1834), joven sensible cultivadora de las bellas artes, se clavó un puñal en el pecho para no estorbar la creatividad de su esposo, el poeta melancólico Heinrich Stieglitz.

Juntos padecimos una pena...
Te irá mejor ahora...
Nos volveremos a encontrar, más libres...
Saluda a todos los que amé...
Hasta siempre jamás, tu Charlotte.

5. Thomas Lowel Beddoes, después de haber perdido una pierna en un intento de suicidio previo, muere por ingestión de veneno el 26 de enero de 1849 en Basilea.

Y si el tiempo final se demorase
Liba este amargo arsénico que te pongo en el vaso.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

6. Gérard de Nerval aparece muerto en la nieve de París el 26 de enero de 1855.

Ahorcarse con el sombrero puesto
es burlar a la muerte de dos formas...
lo mismo un día de estos
le hago un quiebro.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

7. Antero de Quental muere de dos disparos. Su mano apretó el gatillo en Punta Delgada el 11 de septiembre de 1891.

¿Cómo querrá la muerte mi alma
si está muerta?
¿No es el alma el botín?...
¡si yo no tengo!
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

8. Guy de Maupassant , el famoso cuentista y novelista francés esta considerado uno de los grandes desequilibrados, de ahí que acabara sus días en un manicomio.El primero de enero de 1892, intentó suicidarse, siendo internado en un manicomio, murió, después de dieciocho meses de agonía, de una parálisis general.
9. José Asunción Silva se dispara un tiro en el pecho sobre el que hizo dibujar un corazón a su médico el 14 de mayo de 1896 en Bogotá.

No soy buen tirador
usted me entiende.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

10. Ángel Ganivet se lanza dos veces al río Duina; la primera lo sacan del agua. En Riga el 29 de noviembre de 1898.

No la horca, el arsénico ni el tiro
jamás la bala... nunca el aparejo
prefiero un trago amargo e infinito.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

11. Wolf von Kalckreuth se dispara una bala en la sien junto a su cama. En Cannstadt, el 9 de octubre de 1906.

A cambio de la herida de tu sien
recibe esta elegía
que me pondrá el laurel de tu epitafio.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

12. Periclís Yanópulos monta un caballo a galope hacia el mar, y cuando ya no puede avanzar más se dispara un tiro con su revolver. En las cercanías de Eleusis el 10 de abril de 1910.

Es Itaca
y no duele.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

13. Peiu Yavórov ingiere veneno y se pega un tiro en la cabeza. En Sofía, el 16 de octubre de 1914.

Ya no puedo arder más en esta llama
Nada puede volver
¿Qué hacer entonces?.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

14. Georg Trakl se administra una dosis de cocaína que le produce la muerte. En Grdek, el 3 de noviembre de 1914.

No he vivido, y lo sé...
Tan sólo he muerto.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

15. Mario de Sá Carneiro toma estricnina en París, el 26 de abril de 1916.

Pero el cuerpo que posa, el que me mira
El que envejece al lado de mis cosas...
Ese tipo no es yo, no le conozco.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

16. Jack London, escritor y aventurero, puso fin a sus días en su lujoso rancho el 22 de noviembre de 1916, alcoholizado y víctima del "Deliriums Tremens".
17. Arthur Cravan desaparece una noche en la Bahía de México, el año 1919.

...Y un barco con el que hundirte
en la bahía de Méjico
mientras el mar se pierde en el mar.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

18. Sergei Esenin se ahorca en el hotel Angleterre después de escribir unos versos con su sangre. En Leningrado, el 28 de diciembre de 1925.

Otra vez el espejo...
¿Para qué quiero conciencia?.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

19. Paco López Merino se dispara un tiro en la sien en el retrete de un café de la ciudad de La Plata, el 22 de mayo de 1928.

Esta hora es perfecta
para el último hálito.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

20. Costas Cariotakis, poeta griego, intenta ahogarse en el Mediterráneo, y, al no conseguirlo, se ducha y se arregla para dispararse un tiro en el corazón cuando estaba tumbado debajo de un eucaliptus. En Prévesa el 21 de julio de 1928. Su amante Maria Poliduri, tambien poeta, se suicido en 1930.

¿Cómo será la nada del abismo?
¿Cómo será la muerte?
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

21. Jacques Rigaut funda la "Agencia General del Suicidio", y se dispara un tiro en el corazón, en París, el 5 de noviembre de 1929.

La autodestrucción como acto de fe...
Como negocio, en fin, seguro y cierto.
Se admiten asociados...
O accionistas solventes sin escrúpulos.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

22. Vladimir Maiakovski se dispara un tiro en Moscú el 14 de abril de 1930 dentro de su casa en la calle Lubianski de Moscú.

Muero de libertad
mientras el mundo es un incendio.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

23. Ramos Sucre muere tras cuarto días de agonía por haber ingerido barbitúricos el día que cumple cuarenta años. En Ginebra el 13 de junio de 1930.

...y esta soledad única, indescifrable y nítida de segundos eternos
que reclama descanso, aunque sea final.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

24. Florbela Espança muere por una sobredosis de veronal en Matozinhos, el 8 de diciembre de 1930.

Morir no es fácil, no
pero es lo más correcto.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

25. Vachel Lindsay ingiere un desinfectante doméstico en Soringfield el 5 de diciembre de 1931.

¿No hay ni siquiera un veneno accesible que llevarme a la boca?
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

26. Hart Crane se arroja al Atlántico desde la cubierta del buque Orizaba en el Golfo de Mexico, el 27 de abril de 1932.

En la borda, el sabor a salitre
me llama a ser océano.
Valoro la distancia
y alzo el vuelo.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

27. Sara Teasdale ingiere una sobredosis de barbitúricos y muere en Nueva York el 29 de enero de 1932.

Mis piernas no responden,
y no he amado aún...
Tan sólo fui palabras en un mundo de gestos.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

28. Raymond Roussel es encontrado muerto en un hotel de Palermo el 14 de julio de 1933.

Cerciórese sin miedo de que ya no respiro...
Y, luego, entréguele esta carta a mi albacea.
Le nombro mi heredero, como ve.
Y olvídeme después
igual que lo ha hecho el mundo.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

29. René Crevel abre la espita del gas y se deja morir en París el 18 de junio de 1935.

...y esta llave de gas que contiene la muerte
en sólo un giro...
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

30. Horacio Quiroga, escritor uruguayo, autor de "Cuentos de la Selva", se suicidó el 19 de febrero de 1937 por ingestión de cianuro poco después de enterarse que sufre de cáncer gástrico. Poco despues de su muerte, su amiga Alfonsina Storni (quien tambien se suicidaria en 1938) le dedico un poema:

Morir como tú, Horacio, en tus cabales,
Y así como en tus cuentos, no está mal;
Un rayo a tiempo y se acabó la feria?
Allá dirán.
Más pudre el miedo, Horacio, que la muerte
Que a las espaldas va.
Bebiste bien, que luego sonreíasââ?¬Â?
Allá dirán
(Alfonsina Storni)

31. Attila József se tira al tren en las cercanías de Balatonszárszó el 3 de diciembre de 1937.

Y no lloréis por mi.
Sólo pago mi deuda.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

32. Leopoldo Lugones quema sus libros y muere por ingestión de cicuta en la Isla del Tigre el 18 de febrero de 1938.

Purifícate en la llama naranja
y hazte ceniza en el rito de Stromboli.
¡Que bien ardes!, amigo.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

33. Alfonsina Storni, enferma de cancer, se interna despacio en las aguas del Atlántico en Mar del Plata el 25 de octubre de 1938.

...mirándome sin vista,
recordando desnuda
el hecho doloroso que nos muerde.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

34. Antonia Pozzi ingiere una sobredosis de fármacos en su casa de Milán el 3 de diciembre de 1938.

Una mujer en prosa soy ya...
Se acabó el rito.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

35. Virginia Woolf, autora de "La Señora Dalloway" y "Orlando", todo un hito en la literatura inglesa de salud frágil y enfermiza, se suicidó rellenándose los bolsillos del vestido con piedras y zabulléndose en un río en Rodemell, el 29 de marzo de 1941.
36. Marina Tsvetaeva se ahorca en Elábuga el 31 de agosto de 1941.

En el Este también la soledad lo es todo.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

37. Jorge Cuesta, poeta mejicano, se quitó la vida el 13 de agosto de 1942 en el sanatorio del doctor Lavista, en Tlalpan. Tenía 38 años cuando, aprovechando un descuido de los enfermeros, se colgó con sus propias sábanas de los barrotes de la cama. Había sido internado por un segundo acceso de locura que lo había llevado a acuchillarse los genitales.Recaía de una crisis de paranoia que había superado en el Hospital Mixcoac, dos años antes.

Es la vida allí estar, tan fijamente,
como la helada altura transparente
lo finge a cuanto sube
hasta el purpúreo límite que toca,
como si fuera un sueño de la roca,
la espuma de la nube...

38. Tor Jonsson se ahorca en Oslo el 14 de enero de 1951.

¿Para qué escribir más
de todo lo que existe
si los ojos conforman
siempre un mejor poema?
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

39. Dylan Thomas, poeta inglés, vió ensombrecidos sus últimos años por su creciente inquietud y sus relaciones tempestuosas con su esposa Caitlin. Murió en Nueva York el 9 de noviembre de 1953 a causa de su alcoholismo y una sobredosis de medicinas.
40. Malcolm Lowry, novelista y poeta inglés autor de "Bajo el volcán", murió el 26 de junio de 1957 en la villa de Ripe, Sussex del Este, donde estaba viviendo con su esposa, por la ingestión de alcohol y posiblemente una sobredósis de anti-depresivos.
41. Jean Pierre Duprey fue hallado sin vida en su taller de París el 2 de octubre de 1959.

Así quise ser yo, así.
Y orinarme en los símbolos del mundo.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

42. Ernest Hemingway, después de haber ganado el premio Pulitzer y el premio Nobel de Literatura, se levantó el amanecer del 2 de julio de 1961 mientras su esposa dormia y disparó su escopeta de dos cañones en su boca.
43. Carlos Obregón ingiere una sobredosis de barbitúricos en Madrid, el 1 de enero de 1963.

...se averigua un sonido de sirenas
que ya no señalan la herida,
no la cantan,
porque la muerte es todo.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

44. Sylvia Plath abre la llave del gas y mete la cabeza en el horno. En Londrés el 11 de febrero de 1963, dos meses despues de cumplir los treinta años.

Morir es un arte, como todo.
Yo lo hago excepcionalmente bien...

45. Tomás González, el día de su vigesimosexto cumpleaños (Diciembre de 1966), tras regalarle a su madre flores y un poema, abrió la ventana y se arrojo al vacío.

Madre, también yo quisiera ser mujer
...para sentir en mi interior
la necedad terrible de haber traído al mundo a esta bestia maldita,
y perdonarte, madre.

46. Violeta Parra, cantora, compositora, pintora, poeta, hija y hermana de poetas... muere el 5 de febrero de 1967, en Carpa de la Reina, a los cincuenta años.

Gracias a la vida
que me ha dado tanto...

47. John Kennedy Toole, el 26 de marzo de 1969, tras desaparecer de Nueva Orleans, aparece muerto en el interior de su coche despues de haber conectado un extremo de una manguera de jardin al tubo de escape y el otro extremo en la ventanilla del conductor.

El optimismo me da náuseas, es perverso...

48. José M.ª Arguedas se dispara un tiro en Lima el 2 de diciembre de 1969.

No convienen los versos
que nos muestran las vísceras azuleando al sol.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

49. Paul Celan se arroja a las aguas del Sena a su paso por París el 20 de abril de 1970.

No sirve nada ya que no sea
morir ahogado en la clepsidra.
Quizás el Sena.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

50. John Berryman salta desde un puente a las aguas del Misissippi en Mineapolis el 7 de enero de 1972.

Yo he visto a los hombres
caminar fuera de sí
no siendo hombres,
pero sombras tampoco.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

51. Gabriel Ferrater, poeta catalan nacido en Reus, toma barbitúricos y se ata una bolsa de plástico en la cabeza, en Sant Cugat, el 27 de abril de 1972.

Te vas a trompicones
amputándome.
Te me ajas sin más...
y yo mirando.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

52. Alejandra Pizarnik muere por una sobredosis de barbitúricos en Buenos Aires el 25 de septiembre de 1972.

Podad mi cuerpo cada primavera
y que crezcan con fuerzas renovadas,
en su tumba, mis esquejes.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

53. Jon Mirande, la noche de Navidad de 1972, ingiere una sobredosis de barbitúricos en París.

Morir matando
no puede ser suicidio.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

54. John Berryman se arrojó desde lo alto de un puente de Minneápolis en el año 1972. Este poeta estadounidense consiguió el reconocimiento de la crítica con "Homenaje a la señora Bradstreet". Recibió también el Premio Pulitzer de Poesía por "77 canciones del sueño".
55. Alfonso Costafreda es hallado sin vida en el pasillo de su casa en Ginebra, el 4 de abril de 1974.

Los latidos contados
de mi corazón se desbocan
buscando el cero.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

56. Jaime Torres Bodet asolado por el cáncer, pone fin a su vida con un disparo. En México, el 13 de mayo de 1974.

Un algo celular me crece adentro
que me hace pensar
más en mi mismo.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

57. Anne Sexton enciende el motor del coche en el garaje y muere por inhalación de anhídrido carbónico. En Weston, el 4 de octubre de 1974.

...y un poco de este anhídrido carbónico
que bien dosificado te hace dormir tranquila para no despertar de nuevo
al tedio de los días.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

58. Héctor Murena, dramaturgo y novelista, gran conocedor de la realidad argentina a la que criticó con pesimismo, muere rodeado de cajas de vino en el cuarto de baño de su casa de Buenos Aires, el 5 de mayo de 1975.

Déjate al aspaviento de sus órbitas
abandona tu piel a su mandato.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

59. Jens Bjorneboe anuncia su suicidio en un programa de televisión y muere luego ahorcado en Veierland el 9 de mayo de 1976.

Suspenderse un instante y dormir.
Dejar de ser el cadáver diario
y ser el muerto.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

60. Luis Hernández se deja atropellar por el metro de Buenos Aires, el 3 de octubre de 1977.

Matar a Dios
quizás sea el mejor de los suicidios.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

61. Justo Alejo se suscribe a la revista Clarín y se arroja al vacío desde el edificio del Ministerio del Aire en Madrid, el 11 de enero de 1979.

Sólo una cosa quiero
antes de ver el fín.
y es recibir Clarín
en mi tumba espartana...
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

62. Alexis Traianós, al igual que hiciera John Kennedy Toole, conecta una manguera desde el tubo de escape al interior de su automóvil y fallece por asfixia. En Capandriti, el 7 de mayo de 1980.

Todos los muertos soy yo.
Todos.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

63. Enrico Freire, murió en Granada, el 14 de octubre de 1980. Dejó abierto el gas y encendió la vela que siempre usaba para "inspirarse" y escribir su último poema, titulado "explosión".

Antes del grito, tardo 44 años, 3 meses y un día en encontrar la salida.

64. Severino Tormes, estrelló su coche contra un árbol camino de Tordesillas, el 15 de noviembre de 1980.

Tengo la sensación de haber vivido absolutamente en vano. ¿De qué me han servido los libros, la música, el amor, la poesía?. Una amarga carcajada contra un árbol y otra eterna en el infierno.

65. Paula Sinos (Baracaldo 1950 - Portugalete 1981). El maquinista del trén dijo "Vi un bulto a lo lejos... creí que era un perro... Frené pero era tarde... jamás olvidaré su rostro...".

Siempre puedes pensar que fue el trén
el que se arrojó a ti.

66. Fabrice Graveraux se corta las venas delante de sus amigos en Viareggio, el 8 de enero de 1982.

En la lente el disparo,
en la vena el cuchillo.
Es la fiebre.
Es París.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

67. León Artigas, el 14 de febrero de 1984, se introdujo el cañón de una pistola entre los dientes y disparó. Sucedió en Badajoz.

Imploraré tan sólo un destello
cegador de lucidez
para devolverle a Dios
un cadáver de lujo.

68. Beppe Salvia se lanza al vacío desde su casa de Roma, en marzo de 1985.

¿De que sirve perdurar con parámetros
de supervivencia, intentando pasar cada día sin saltar al vacío...?
Mira los ojos de tu hija
y despídete con un beso.
(ESTOS VERSOS SON MÍOS - “Paraísos del suicida”. Ed. Tardor)

69. Sándor Márai, escritor húngaro autor de "El último encuentro", prohibió que sus obras se publicaran en su país de nacimiento. Sólo después de su muerte y el cambio de régimen fueron editadas en Hungría. Se quitó la vida en 1989 en su exilio en San Diego, California.
70. José A. Acillona, murió desangrado en el psiquiátrico de Oña, en mayo de 1990, tras rebanarse el cuello con una lata de conservas.

Hace mucho tiempo que te espero.
Tú eres mi salvador.
Tú eres el justiciero que me volará la nuca.
¡Dispara ya, cabrón!.

71. El escritor polaco Jerzy Kosinski, autor de "Desde el jardín" no pudo nunca reconciliarse con la humanidad después de padecer durante su infancia los horrores del nazismo. En 1991, mientras se bañaba, introdujo su cabeza en una bolsa de plástico.
72. Alina Reyes se embarcó para siempre en la nave-bañera de un hotel con las venas cortadas, el 14 de noviembre de 1991, en Madrid.

Qué extraño!
La luz está apagada y sin embargo juraría que la acabo de encender.
Por lo menos, mañana la doncella no tendrá que hacer la cama.

73. José Ignacio Fuentes, murió colgado de su cinturón en la cárcel de Basauri, el 14 de octubre de 1991, dos años después de degollar a su esposa.

No tengo más que hacer que fumar hasta la muerte.
Yo fumo y sueño.
Quién sabe si algún día veré un río
o la garra piadosa de una soga.

74. Nicolás Arnero (Segovia, 1950) se ahorcó el 20 de enero de 1991 dejando subrayada una frase en un libro de Pavese: "Basta de palabras. Un gesto. No escribiré más.".

Intuyo la cobarde humillación/>
de substraerme al suicidio.

75. Víctor Ramos, falleció desangrado por autocastración en la cárcel de Nanclares de Oca, el 10 de octubre de 1995.

De queroseno puro,
antes de que florezca la rareza,
rociar la realidad.

76. Bohumil Hraba I, escritor checo, autor de "Trenes rigurosamente vigilados", se cayó por la ventana de una habitación del hospital en 1997, mientras daba de comer a las palomas. Dicen que se suicidó.
77. Wenceslao Rodriguez, Madrid 1970, Sevilla 1997, colgado de una viga de la pensión El Guaraní.

...a la luz de un flexo en el desván,
introdujo entre sus labios el cañón de una pistola
e imaginó el fragor de una sonrisa
ante los pies descalzos de la soledad.

78. Marithelma Nostra, Brasil, murió por una sobredosis barbitúricos en un hotel de Madrid en 1999.

¿Sabes?... He observado que hay personas que recurren a un segundo lenguaje para expresar lo que verdaderamente sienten. (...) Estas personas casi nunca saben lo que quieren, casi nunca saben lo que esperan y casi siempre se suicidan.

79. José Agustín Goytisolo, poeta barcelones, se suicidó el 19 de marzo de 1999 arrojándose al vacío desde el balcón de su casa.

...una tristísima ceniza
que caía y caía sobre la tierra,
y sigue cayendo en mi memoria,
en mi pecho,
en las hojas del papel en que escribo.

La ciudad de Turín ha sido testigo de la tragica muerte de tres grandes de la literatura: Cesare Pavese, Primo Levi y Emilio Salgari.
Salgari, empujado por las penurias económicas y por una serie de desgracias familiares, se suicidó en las alturas del Val de San Martino con una cuchillada en el vientre en 1911.
Pavese, se suicidó el 27 de agosto de 1950, en una habitación de hotel después de haber recibido un premio literario por su libro "El bello verano", víctima de repetidas crisis depresivas, ingiriendo doce sobres de somníferos.

Sólo pide la muerte
urgente y necesaria
para dejar de ser
la peste de si mismo.

Primo Levi, superviviente del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau, se suicidó el 11 de abril de 1987, arrojándose al vacío por el hueco de la escalera de su casa.
Entre los orientales, tambien encontramos algunos ejemplos:
Ryunosuke Akutagawa, autor de "En el bosque", dedicó toda su vida al cultivo de la literatura preocupándose con excepcional cuidado de la perfección técnica y estilística en sus textos. Tras varios intentos, acabó con su vida en 1927, a los 35 años por sobredosis de veronal, al que era adicto.
Yukio Mishima, tres veces nominado al Nobel de Literatura, el 25 de noviembre de 1970 se infringió públicamente, junto a otros miembros de su congregación, el "Seppuku" (Hara-kiri). Su "maestro" Yasunari Kawabata, el primer Premio Nobel de literatura japonés, también se suicidó el 16 de abril de 1972, deprimido y enfermo.
Y por ultimo, bueno, citar algunos autores que han tenido tentativas de suicidio y, afortunadamente, no lllegaron a buen puerto, como Hermann Hesse, Isak Dinesen, Eugene O'Neill o nuestra querida Mary Wollstonecraft.».

A lo que se ve, un patinazo fenomenal de quien no paró en este error que se ha extendido como la pólvora.
Mis pesquisas sobre el tema me llevan a indicar que el origen de esta tremenda confusión parte de un artículo del psiquiatra Jesús J. de la Gándara en una revista médica sin fidelizar sus fuentes y, lo que es peor, sin citarme en ningún caso.
En fin, ya escribí una vez que «todos los hombres soy yo».... y en eso sigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…