Ir al contenido principal

Se acercan elecciones...


Se acercan elecciones y parece que el pescado está vendido y nos vamos a poner en manos de un perdedor endémico que no enseña sus cartas... y es que estas elecciones ofrecen solo candidatos mediocres, precisamente ahora, que se necesitaban tipos con arrestos y convicciones para dar los giros precisos a esta religión del dinero en la que nos hemos metido. Yo, sinceramente, no tengo a quién votar, pues el último gobierno socialista ha entrado al juego conservador, practicándolo como un desatino, y se ha dejado en manos de la gabachería rusticana y de la interesada Merkel... Izquierda Unida –que entiende la izquierda como le sale de sus reales y está menos de unida que un par de divorciados– desafora a sus votantes haciéndole el juego a los conservadores (ya lo ha hecho dos veces)... la opción de Rosa Díez me parece pérfida, porque Rosa Díez me parece pérfida... el PP es más –o mucho más– de lo que ha habido, por mucho que se empeñen sus votantes en su potencial salvapatrias... y las opciones nacionalistas siempre me han parecido retrógradas.
Así que me queda el voto en blanco o no ir a votar, cosa que no pienso hacer, pues siempre defendí el valor del voto, aunque hasta ahora sea solo un valor depauperado por quienes dirigen el sistema. 
Y analizando el voto en blanco, la verdad es que, con la jodida Ley d’Hont, es un voto perdido y hasta puede que sea desafortunado si hay una gran cantidad de votantes en blanco, ya que la mentada ley haría que los partidos mayoritarios sacasen más escaños en detrimento de los partidos menos votados. Su único valor es el de ‘protesta’, ya que una cantidad alta de votos en blanco significaría una crítica directa al sistema y a quienes nos representan. 
Así que lo que me queda es hacerme apátrida o luxemburgués (que es otra forma de burguesía... burguesía de lux)... o ciscarme en todo lo que se mueve... o leerme el informe del BBVA para 2012 (una pasada por la derecha)... o seguir en esta linde de infortunio constante, una linde en la que se me castiga por fumador, por autónomo, por padre de familia, por rojo, por imbécil, por moverme y por permanecer quieto... una linde en la que se me supone un ciudadano, un votante y un contribuyente para que a los polimilis del Estado les salgan sus jodidas cuentas.
Y, mientras, la masa empresarial y obrera productiva decrece, pero tiene que seguir sosteniendo las pensiones de unos ancianos que cada día son más y viven más, a una masa funcionarial que cobra siempre y todo, a un sistema sanitario y de seguridad social que se come a la madre, a un sistema de enseñanza que hace aguas por donde se le mire y a unos políticos y banqueros que tienen sus salarios y pensiones blindados de pro vida y de por muerte.
¿Cuándo cojones vamos a salir a la calle?... ¿cuándo?

Comentarios

  1. ¿No es apátrida sinónimo de español con conciencia histórica?

    ResponderEliminar
  2. BIEN POR EL BLOG!

    Si te gusta escribir y leer te recomiendo visitar:

    tucasaescomala.blogspot.com

    Y si te gusta leer poesía, etc; aquí puedes descargarte una revista gratis!

    http://difundetupalabracomalense.blogspot.com


    Sigue escribiendo y leyendo! 

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…