Ir al contenido principal

Mirando mi cuadernito peruano.



Escuchando ayer una canción curiosona sobre los distintos significados de las palabras españolas, tanto en la península como en latinoamérica, recordé que guardaba una libretita de argot  que rellené en mi viaje a Perú y que recupero hoy como curiosidad.
TACOS: Mientras que en España se usa la palabra para definir expresiones malsonantes, nombrar pequeños trozos de madera o esos artilugios con los que atornillar objetos... en Perú y América meridional siempre son los tacones de los zapatos.
POLLA: Mientras que en España es una expresión malsonante con la que nombrar el pene o el femenino de ‘pollo’... en latinoamérica puede ser una carrera de caballos, una apuesta, un esputo o una bebida realizada con huevos, leche y canela.
FRUTA: Mientras que en España son los frutos comestibles de algunas plantas, en latinoamérica pueden ser productos de repostería o una chica rica.
LECHERO: En España es el vendedor de leche... en latinoamérica es un tipo afortunado, un suertudo.
LENTEJA:  En España es una papillonacea comestible, pero en Perú es un tonto.
LOCO/A: En España es alguien que ha perdido la razón, en Perú es un buen amigo y en Argentina es una prostituta.
PITO: En España puede ser silbato o una forma popular de nombrar el pene. En Perú es un hombre virgen y en otros países es el pollo de gallina.
PATA: En España es una expresión popular para nombrar las piernas o para nombrar los apéndices de los animales. En Perú es un buen amigo y en Salvador es una persona callejera.
PAJA: En España es la caña del trigo y se usa de forma popular para nombrar la masturbación. En Perú es algo o alguien bueno, en Salvador es un pequeño caudal de agua, en Nicaragua es un grifo y en Honduras es una mentira.
MOÑA: En España es borrachera. En Perú es un asunto, pero en los Andes es un gorrito de bebé.
MAÑOSO: En España es una persona que tiene maña para hacer bien muchas cosas. En Perú es un pervertido lujurioso y en Nicaragua es un ratero.
PARADO: En España es una persona que se ha quedado sin trabajo. En Perú es una persona en buena situación económica, En Cuba es el pene erecto, En Nicaragua es un rebelde y en Chile es un hombre orgulloso.
PIÑA: en España es un fruto tropical muy jugoso. En Perú es una persona desafortunada, en Argentina es un puñetazo y en Salvador es la cresta del pavo o un homosexual.
EXCELENTE: En España es algo muy bueno o con excelencia. En Perú significa ‘maldito’ utilizado en jerga.
LADRILLO: En España es una masa de barro cocido para la construcción. En Perú es una persona muy trabajadora y en Salvador es un borracho.
PUNTEAR: En España es marcar con puntos. En Perú es ligar con fines sexuales, en Argentina es remover la tierra y en Cuba es marchar en cabeza de un grupo.
PONCHO: En España es una prenda de abrigo. En Perú es el nombre que se le da al preservativo y también no dejarse intimidar, en Argentina es rebelarse.
MOSAICO: En España es cierta obra taraceada en colores. En Perú es un camarero.
SOPA: En España es un plato líquido muy alimenticio con diversos componentes y también se utiliza en argot para nombrar a los borrachos. En Perú es alguien saciado.
SERVILLETA: En España es una pieza de tela o papel para limpiarse. En Perú es una criada o chica de servicio.
PALETEAR: En España es remar mal. En Perú es sobar lujuriosamente y en Chile es hacer un favor importante.
NOVELAS: En España son libros de narrativa. En Perú es contarle novedades a alguien.
SALPICA: En España es un líquido que salta al verterlo. En Perú significa ‘retírate’.
CHOCHO: En España es la vulva femenina, en Perú es un tipo de legumbre, en Nicaragua significa admiración y en Argentina satisfacción.
TABA: En España es el hueso artrágalo. En Perú es un zapato y en Uruguay son las piernas de una persona.
TABERNA: En España es un bar. En Perú son los zapatos.
MANCAR: En España es lisiar, perder un miembro del cuerpo. En Perú es morir.
ROCA: En España es una piedra. En Perú es un coche.
LANZAR: En España es arrojar algo. En Perú es fumar marihuana y en Argentina es echar.
VACILAR:  En España es moverse indeterminadamente. En Perú es gustar a alguien y en Colombia es divertirse.
SACAR LA MUGRE: En España significa limpiar. En Perú es pegar a alguien.
SENCILLAR: En Perú es cambiar un billete en monedas. En España no existe este verbo.
HOMOSEXUAL: En Perú se les llama ‘ñoco’, ‘rosquete’, ‘rarito’, ‘cabro’, ‘boyo’, ‘chimbombo’, ‘brinchi’, ‘cabrito’, ‘brócoli’... o se les define como ‘se le chorrea el helado’.
SANGRÓN: En España es el que sangra. En Perú es un vividor.
SAPO: En España es un anfibio. En Perú es ‘listo’, En Salvador es una persona bajita, en Chile es un espía, en Costa Rica es la forma despectiva de llamar a un policía y en Cuba es quien importuna a una pareja de enamorados.
TRAMPA: En España es artificio. En Perú se llama así a un amante.
TOQUERO: En España es quien hace tocas. En Perú es un mentiroso.
ZAMPÓN: En España se dice de quien come mucho. En Perú es un mentiroso.
AMARRAR: En España significa atar. En perú es casarse, en Chile ceñirse y en  Argentina embriagarse.
LISURAS: En España es calidad de liso. En Perú es decir groserías y en Vene zuela es desparpajo, atrevimiento.
PELOTEAR: En España es jugar con una pelota. En Perú es olvidarse de pagar una deuda, en Argentina es tratar a alguien sin consideración y en Costa Rica es unirse para celebrar una fiesta.
TOCA TU FALLO: Es una de las formas de pedir un cigarro en Perú.
MACHETE: En España es un Cuchillo grande. En Perú es un enamorado (también se dice ‘gil’, ‘jinete’, ‘sacaconejos’, ‘gilberto’, ‘machuca fuerte’, ‘mariscal’, ‘montanter’), en Nicaragua es tener un trabajo y en Venezuela es un hombre eficiente.
FREGAR: En España es lavar. En Perú es quejarse y en Venezuela es causar daño a alguien.
EMBALAR: En España es empaquetar. En Perú es irse.
CHAPA: En España es un tapón metálico para botellas. En Perú es beso.
CHATO: En España significa nariz chata o aplastada. En Perú es un hombre bajito.
Es increíble la cantidad y calidad de los matices del castellano en su paso latinoamericano... solo de Perú recuerdo que el mejillón es ‘choro’, el ‘combi’ es una camioneta de pasajeros, el ‘dosaje’ es un análisis de sangre para ver su contenido de alcohol, el ‘grifo’ es la estación de gasolina, el ‘ladilla’ es un tipo pesado, ‘latear’ es caminar, ‘lompa’ es pantalón, ‘chompa’ es un jersey o una chaqueta, ‘lorear’ es hablar, ‘mancha’ es un grupo de gente reunida, ‘meter cabeza’ es estafar, ‘misio’ es pobre, ‘monse’ es tonto, ‘moquear’ es llorar, ‘ni michi’ es nada, ‘ñorsa’ es mujer, ‘ojal’ es ojo, ‘panudo’ es presuntuoso, ‘patero’ es adulador, los pechos femeninos son ‘pechereques’, ‘pegarla’ es aparentar, ‘picar’ es gorronear, ‘pilas’ es un tipo alegre, ‘planchar’ es aburrirse, ‘pulenta’ es maravilloso, ‘punta’ es cuchillo, ‘rajarse’ es esmerarse, ‘roche’ es vergüenza, ‘sacar la vuelta’ es engañar, ‘sapear’ es mirar, ‘soga’ es corbata, ‘tela’ se le dice a un tipo débil, ‘tiza’ se le llama a un tipo elegante, ‘zampao’ es un borracho, ‘qué churro’ es qué hermoso, ‘flaca’ es enamorada, ‘la chamba’ es el trabajo...
¿Delicioso, no?

Comentarios

  1. No tan lejos de donde tú y yo vivimos, en Portugal, trampa significa mierda. Y pila, polla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …