Ir al contenido principal

Este singanas...



Este singanas ácido que me sabe a fracaso me tiene estrangulado... y soy la novia muerta... si hasta el jabalí busca y encuentra en la hojarasca algo con lo que seguir...
Las señales son feas, a veces hasta absurdas... y el mar de soluciones no resulta posible con esta soga al cuello tan constante, tan tensa, tan tirada por esos insensibles de smartphone y tableta.... el asunto ya no es salir, que parece imposible, es mantenerse ahí hasta que todo estalle, hasta que el vulgo quiera empujar algún cambio por la fuerza sin ceder al masaje de esa clase de mierda que acumula y sonríe, ese masaje en el que piensas ‘pierdo, pero pierdo menos’, que es el más doloroso de los engaños, con el que más disfrutan los mercaderes.
La historia resumida viene a ser un gobierno nefasto y absolutamente corrupto en todos sus estadios que es aceptado por una mayoría peligrosamente enferma... una oposición inútil e incapaz por donde se mire y también tocada por la corrupción hasta las trancas... unos sindicatos viciados por lo público y también corruptos hasta caerse muerto... y un constante robo de derechos apoyados en un discurso infantil, básico, trillado... que cala sin explicación en la masa social votante. Y los ciudadanos cabales, absortos, absolutamente absortos, sin saber qué hacer ni cómo hacerlo, con su modelo ideológico personal caído, con sus ganas adormecidas, con su intención prácticamente anulada... y es que el miedo a la pérdida de lo cercano anula el valor para propiciar cambios con energía, nos han educado maliciosamente en ello, en que es peor perder el coche que recuperar juntos los derechos que nos roban... y así vamos a la debacle en masa, una debacle que le conviene al que apaga la luz, porque en ella encuentra su biotopo más favorable.
El mundo de los hombres es verdaderamente simple, y también el de los mercados... pero se empeñan en vestirlo de complejidad para que 'no entendamos', para que pasemos el tiempo aturdidos por números y ecuaciones, primas y análisis, crecimientos negativos y aumentos moderados de los descensos... todo es tan simple como que hay lo que hay y debe repartirse equitativamente entre todos y no debe permitirse acumulación alguna que capacite las jodidas inclinaciones de balanza que tanto gustan a los especuladores.
Si nos fijamos, por ejemplo, en el asunto de las pensiones, con el que tanto se llenan las bocas de políticos y tertulianos sabelotodo, veremos que la simplicidad da razones lógicas que quita la ‘realidad’ compleja que se han inventado. Partamos de realidades convenidas:

  1. Las pensiones son ‘solidarias’, es decir que uno ‘no’ se paga ‘su’ pensión durante el tiempo de trabajo, sino que cobra de lo que contribuyen solidariamente los que están trabajando, ya que el derecho a una pensión digna para toda persona anciana está establecido constitucionalmente independientemente de su histórico laboral.
  2. Quienes contribuyen al sistema de pensiones lo hacen en función de sus beneficios y nunca para ganar más cuando lleguen a la jubilación, ya que su aportación es para sostener el sistema ‘solidario’ y no para el beneficio propio (que son dos términos contrapuestos).

Así las cosas, la lógica indica con nitidez preclara que ‘no’ deben existir pensiones diferentes, pues, al ser un concepto ‘solidario’,  debe repartirse de 'forma equitativa' entre 'todos' los jubilados, procurándoles una situación de vida viable y digna... y ‘absolutamente igual para todos’. Es decir, que si se establece que un jubilado precisa mil euros para vivir dignamente, no debe haber jubilados que cobren cuatrocientos euros y jubilados que cobren tres mil euros, ya que el adjetivo pierde absolutamente su valor.
Desde este punto de vista lógico, simple y sencillo, quien trabajó y ganó mucho dinero en su vida laboral, disfrutará de su pensión de mil euros y del acumulado personal en forma de bienes y ahorros, mientras que quien no tuvo suerte en su vida laboral o desaprovechó sus oportunidades por las circunstancias que sean, tendrá asegurada su vejez con esa pensión de mil euros capaz de procurarle alimentación y cobijo con dignidad.... es tan sencillo como lo que acabo de explicar, tan simple como marca la lógica... pero el que apaga la luz se empeña en pervertir el término ‘solidario’ y argumenta que quien más produjo en términos dinerarios (que no tiene por qué ser en términos reales de trabajo) tiene derechos adquiridos (?) que le capacitan para llevarse más dinero en su jubilación de esa bolsa común.

Pues este ejemplo, en el que se rompe la lógica y se quita el valor a los términos que definen el proceso legalmente, se puede extender a todos y cada uno de los apartados sociopolíticos y económicos en los que estamos inmersos.
Los ciudadanos debemos exigir, primero, una definición lógica y simple de los procesos... y, después, que sean aplicados esos procesos con justicia, lógica y simplicidad, evitando como sea la trama oscura, la fórmula extraña e inentendible (como ejemplo puede uno leerse la ley electoral española, un trasunto de números y operaciones sin otro sentido que favorecer al fuerte y perjudicar al débil) las que capaciten la trampa constante y la desigualdad buscada.


Y sigue el singanas ácido y permanecen las feas señales mientras pienso que soy imbécil porque mi mente lógica y mi reflexión calmada no encajan ni de lejos con las formas y los usos de los mercaderes que nos gobiernan entre sombras ni con las decisiones de sus corruptos esbirros mediáticos.

Comentarios

  1. Estimado Pipe usas palabras tales como lógico, justicia, que no caben en la cabeza de las mentes pensantes de este país, ya que, según parece, el resto hemos dejado de pensar observando como se ríen de nosotros y ni siquiera levantamos la voz para quejarnos (solo lo hacen unos pocos, el resto calla... ) un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Subscribo tus palabras una a una, un abrazo Pipe.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí q tienes razón y no m lo había planteado nunca así, y el paro lo mismo, no? aunque antes de quitarle la pensión de dos o tres mil euros (quién los pillara) a los jubilados, quitaría pensiones vitalicias de politicuchos y mandamases, o prohibiría indemnizaciones (ni un sólo duro) a banqueros robaperras, pescanoveros hundemierdas (q suelen ser los últimos q se van x no tenerles q pagar)...cuando a la cajera del súper no le cuadra la caja, lo tiene q poner de su bolsillo...cuando un ministro lo hace de cagarse, tiene alguna sanción? Tú crees normal q el Rato de turno, pueda irse de rositas y contrato millonario?, crees q alguno de los sindicaleros de bolso en mano, va a devolver o le van a embargar un solo euro? y los Noos y la paellera valenciana y los eres y bárcenas (en minúscula) y sus santas (pobres) o puñeteras madres!!
    Mira, primero q la gentuza devuelva lo q es de todos y tú y yo ya echaremos cuentas con las pensiones...

    ResponderEliminar
  4. LFFFFFELICIDADESSSSSSSS!!!!!
    Tesorote, que sí, que eres un tesoro, más lindo que "to" las cosas...! Mi Ele Efe querido....!! Espero que cumplas muuuchos más y yo "los siga viendo".
    Muchos besitos cumpleañeros, cincuenta y....cuantos?.....
    Y que caigo en la cuenta de q en estos años , desde que te encontré, venimos haciendo unos misioneros con estos "singanas" (por nuestros cumples tú un año estás arriba, de ánimo, yo abajo...yo abajo...tú arriba...; éste, corazón, te tocó sujetar el peso d un 2013 cab.ón... pero aquí estamos, esperando el próximo momento chuli que nos toque VIVIR.
    Q se le quiere, Sr. Comendador, aunque a Vd. se la "repampinlfe"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …