Ir al contenido principal

¿CÓMO SERÁ MORIR?

Hoy, después de colocar los restos del naufragio mercadillero de ayer, me pregunté de pronto cómo será morir mientras hacía esa cuenta de años que te indica que empiezas a estar en esa cuerda floja mantenida en un extremo por el descenso físico y en otro extremo por el cansancio y la puñetera ataraxia. ¿Cómo cojones será morir?, me dije, si persisto en respirar a la vez que me fumo hasta los papeles de escribir, si no me quiero ir porque me falta tiempo para 'ser' lo que quiero 'hacer', si estoy llegando a una plétora de entendimiento que precisa meses y años para consumarse en los hechos precisos. ¿Cómo será morir dejando pendientes tantas cosas que quedan por hacer y deshacer?, me dije.
Sé con certeza que no me da miedo la muerte (aunque solo pido que no duela) porque mi vida ha sido y es intensa, porque soy consciente de cada bocanada nueva de aire y la aprecio tanto que sé gastarla con ganas, porque intento cada segundo darle sentido a la vida, porque me agoto de felicidad ante una mirada, bajo un abrazo, sobre una sonrisa... No me da miedo la muerte porque he vivido (aunque no lo suficiente para mi gusto) y lo he hecho como me apeteció siempre y por eso no me interesan para nada los diagnósticos, las prevenciones ni las curas (eso es cosa de gentes de veinte años o de miedosos, o de temerosos de Dios y su absurda y santa compaña). Mi único temor en este tramo de edad procede siempre del otro: temor a que sufra y que yo lo sienta, temor a perderlo y que yo lo pierda, temor a su miedo y que yo no sepa sacarlo de él.
Sé que mi tiempo puede estar cumplido en cualquier instante, y será justo que sea así, porque hay que dejar huecos para que los pulmones nuevos respiren mejor y aspiren a conformar un mundo mejor y más justo.
Por si acaso, me parece pertinente dejar escritas cuatro o cinco generalidades por eso de definir el mundo como en un prontuario en el que saber a vuelapluma de qué va la vaina. Veamos:

1. El mundo está gobernado por el 'interés' y el 'egoísmo de clase'. Toda política, tal como la conocemos, está vendida al capital (léase la banca y las grandes corporaciones) y resulta imposible imaginar que desde esa base se puedan arbitrar solucionarlos de justicia universal. Un sistema que 'descarta' a parte de sus individuos (aunque solo sea a uno) no sirve.

2. La peor arma, la más dañina, del sistema que nos ata es 'la moral', y su consecuencia general se resume en temor y en adormecimiento.

3. A la igualdad no se llega dando y recibiendo. A la igualdad se llega sintiéndola cada segundo, aunque sea con violencia.

4. La propiedad y el derecho de herencia son los conceptos que lo enturbian todo. 'Tener' es el mayor enemigo conocido, y de su existencia nos hemos tenido que inventar el término 'compartir'. Que ambos conceptos desaparezcan es mi idea de la revolución necesaria.

5. La vida es para disfrutarla, no para sufrirla, aunque sea luchando en ella, con ella y por ella.

¿Cómo será morir dejando tantas cosas pendientes?

Comentarios

Entradas populares de este blog

TRECE MESES YA

Trece meses ya y Mario se duerme en mis brazos mientras yo ya casi doblo moviendo acompasadas mis piernas para acunarle. Su gesto es de paz, de una paz generosa llena de esa tentación constante de achucharle. Le miro y me siento capaz de lo que sea, de todo, de cualquier cosa. Le miro y me veo acunando a su madre, a Felipe, a Guillermo, pero de otra forma. Le miro y me dan unas ganas incontenibles de reír y de llorar a la vez. Un par de horas antes pensaba en el mundo y sentía con cierto dolor una tremenda constatación de mi bajón físico y mental, de mi incapacidad para agotar a los demás con mis proyectos y mis ganas… Con él entre mis brazos volvió la fuerza, una fuerza inxplicable traída por sus párpados cerrándose, por su deliciosa boca en pompita, por sus manos posadas suavemente sobre mis brazos hechos… Me dije: ‘aún es posible, Felipe’, mientras le pasaba el niño dormido a mi hija para que lo dejase reposar tranquilo en su carrito. Mario es toda mi fuerza y toda mi esperanza, y en…

El mapa y el territorio

Estallan en los caminos las digitalis purpúreas en este verano raro y Béjar está más vacía que nunca porque el vacío se ha convertido ya en un estado de ánimo entre vetón y bijarrense. La flora y la fauna permanecen intactas, impertérritas ante el devenir de los hombres con su cosa cansina de apagarse. Dos esquelas de domingo fraguan el esqueleto de la tarde (otra vez, como cada día) y un par de turistas suben despacio las escaleras de la iglesia de El Salvador. Salen pasados dos minutos y se acercan hasta el bar donde estoy tomando café. Me hablan.
– Buenas tardes. ¿Nos podría decir qué visitar en Béjar esta tarde?
– Yo creo que la mejor opción es que suban hasta El Castañar y conozcan la ermita y la plaza de toros, que es la más antigua del mundo, además del hermoso paisaje del monte. Allí hay algunos chiringuitos donde pasar la tarde con una bebida fresca y disfrutar.
– Ya, pero no nos apetece mucho hacerlo con el coche. Si hay algo que ver en la ciudad, lo preferimos.
– Hay mucho que …

¿Por qué?

¿Por qué mi nieto Mario lo tiene todo y al Chino o a Cucú les faltan todas las cosas indispensables para crecer sanos y felices? ¿Por qué mi nieto Mario tiene futuro y El Chino y Cucú no lo tendrán en toda su vida? ¿Por qué mi nieto Mario tiene los derechos básicos y El Chino y Cucú tendrán que luchar por ellos?… Y los tres sonríen si les sonríes, te abrazan si los abrazas, te quieren si los quieres, juegan contigo felices si tú juegas con ellos. El mundo es una sarta de mentiras envueltas en la doble moral y en un mar de contradicciones, y nuestra responsabilidad como hombres y como humanistas consiste simple y llanamente en apreder a compratir a diario hasta que todo vaya tomando la medida justa –de justicia–. Mi nieto Mario no ha hecho nada especial para vivir mejor que El Chino o Cucú; no ha hecho nada para estar cuidado, limpio y bien alimetado; no ha hecho nada para vivir en una vivienda digna y tener su cunita y su ropa limpia… ¿Qué han hecho mal mi Chino y mi Cucú? Yo, cada maña…