Ir al contenido principal

Jeep de autores III



Me siento absolutamente feliz porque hoy he recibido el premio más importante de mi vida como poeta y editor, pues mis amigos, mis compañeros editores y poetas, la gente que realmente conoce de primera mano lo hermoso de este trabajo, sus luces y sus sombras, sus sacrificios y todo el tiempo robado a cada uno de lo días... decidieron entregarme el premio EDITA 2009 en un acto que resultó para mí muy emotivo, más, si cabe, por la intensidad con la que mi hermano Uberto Stabile hizo un recorrido por mi trabajo en los últimos 16 años como editor y poeta [flipé al ver en la pantalla gigante del Teatro del Mar una colección de fotos de cuando empezamos con la movida... estaba mucho más joven, rubiete y siempre arropado pr vosotros] y porque lo recibí de las manos mágicas de Antonio Gómez, que siempre fue ejemplo a seguir y norte inalcanzable... mi maestro editor y el poeta concreto vivo de más calado iemblo solo de pensar en que he vivido todos estos años junto a su tranquila imagen mítica, siendo parte de algo que solo podrá medirse en su verdadera dimensión con los años].
Gracias a todos y cada uno de los que habéis hecho mi vida mejor con vuestro empeño creativo y esa chispa romántica capaz de hacer posible cualquier proyecto, por loco que pareciese.
Sé que pertenezco a una comunidad de hombres brillantes y lúcidos que creen en otras formas de vivir y de ser diametralmente distintas a las propuestas por el sistema. Estoy muy orgulloso de cada uno de vosotros y haber crecido a vuestro lado es el mayor honor que le puede caber a un tipo de provincias como yo que un día, hace más de tres lustros, decidió que debía abrir nuevos canales de expresión en los que hacer y hacerse.
Os quiero de verdad, amigos... y os agradezco este homenaje que merecéis cada uno de vosotros mucho más que yo.
Seréis siempre mi mejor ejemplo, igual que lo fuisteis hasta ahora.
Que nunca nos abandonen la sorpresa y las preguntas. Desde ellas seremos capaces de cambiar el mundo.
¡Joder!... me habéis dado la fuerza que ya andaba faltándome... y no olvidaré nunca.
Un abrazo para todos y cada uno de vosotros.























Comentarios

  1. Buenos días, sr. feliz. Enhorabuena. Disfrute estos días y cómase un buen plato de choco pa' celebrar el premio. Abrazos múltiples.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena, Pipe. Cuánto más mérito tiene el premio, cualquier premio, viviendo en la ciudad estrecha, este confín de la tierra donde los politiquillos cazurros y los paisanos envidiosos se encargan de destrozar cualquier aspiración cultural.

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones. Un enorme abrazo desde Lima, querido Luis Felipe

    ResponderEliminar
  4. ¡Premio bien merecido! Felicidades, querido Luis Felipe.

    ResponderEliminar
  5. malegro de cohones, te lo juro.
    alberto h.

    ResponderEliminar
  6. malegro de chones, te lo juro.
    alberto h.

    ResponderEliminar
  7. FELICIDADES, CONGRATULATIONS, ENHORABUENA...
    Vas a tener que habilitar un blog nuevo, sólo para que te quepan la cantidad de felicitaciones que vas a recibir estos días...
    Lamento el último disgusto, yo también lo estaba, también se me ha pasado.
    Un abrazo con beso. Disfruta. Disfrútalo.
    BBD.

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena, Felipón. Ya te la di en la anterior entrada, con esta capacidad de adivino que me caracteriza...
    Besos,

    Diego

    ResponderEliminar
  9. hola Luis felipe, felicidades¡¡¡
    he encontrado tu blog por casualidad y es estupendo, eres de Bejar? yo tambien nací alli y de adolescente era amiga de carlos Comendador, es familia?
    ehorabuena por el blog y por el premio
    Luz

    ResponderEliminar
  10. queriá decir DE COJONES¡
    alberto h.

    ResponderEliminar
  11. ¿No será que ya va llegando la edad de los premios? Me alegro un montón porque te lo mereces.

    ResponderEliminar
  12. Muchísimas felicidades, Luis Felipe. Se te ve de verdad feliz en las fotos. Me alegro, muchísimo.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena, en la Casa de La sal presumimos de ti,ahora mas, te mereces muchas cosas buenas, disfrutalo.

    Luis y Josetxo

    ResponderEliminar
  14. En la Casa de la Sal presumimos de ti, ahora mas, te mereces muchas cosas buenas, disfrutalo
    Josetxo y Luis

    ResponderEliminar
  15. Te lo mereces.Este premio,y alguno más.Suscribo una por una las palabras de Gabriel Cusac.Celébralo hasta romper Punta Umbria y cuando vengas,habrá que mojarlo, aunque sea con
    una botellita de agua mañanera.Un abrazo grande.
    Rai.

    ResponderEliminar
  16. Deverdadqueenhorabuenaporelpremio,
    yporqueaúnteilusionenlospremios,
    sobretodocuandosondelosverdaderos,
    deloscompasqueentienden.
    Todos tus amigos nos sentimos mejor.
    JLR Antúnez

    ResponderEliminar
  17. Felicidades de corazón desde tu tierra y desde tu familia. Un beso grande de Nena y otro mío.

    ResponderEliminar
  18. norabuena, mosquetero, me alegro más.

    ResponderEliminar
  19. ¡¡¡Ay qué alegríaaaa, Sr. Comendadorrr!!! ¡Qué premio tan merecidíísimo y qué bonito verle tan feliz!
    No sé hace idea de cuánto me alegro... o mejor, como dice D. Alberto: malegro de "chones", te lo juro (jiji).
    A disfrutarlo -y celebrarlo-

    Un besazo gorrrdo y florido
    Muaccccccccc

    ResponderEliminar
  20. Si tú estás feliz, todos los que te seguimos estamos felices y orgullosos por la persona que eres y lo que haces, ENHORABUENA!!!! .....yo un poquito apenada por estar tan cerca y no haberte podido felicitar en vivo y en directo.

    ResponderEliminar
  21. Felicidades Luis, mi más sincera enhorabuena a esa labor, a veces, callada donde la palabra ha sido luz que sorprende...Estoy contigo y con todos los tuyos en este momento donde continuar es lo que procede. Así es amigo, repito contigo ese "que nunca nos abandonen la sorpresa y las preguntas"porque esa es la clave para seguir creciendo. Me alegro que Josemaría Cumbreño esté ahí contigo él estará gozando de este premio...espero que me lo cuente todo cuando nos veamos el lunes en el Insti...Un abrazo. Tino.

    ResponderEliminar
  22. Muchas felicidades, compañero!
    Ramón H. Garrido

    ResponderEliminar
  23. Felicidades por ese premio. Un besazo, guapo.

    ResponderEliminar
  24. Gracias a todos... sois estupendos, de verdad. Mi suerte sois vosotros.

    Muacssssss

    ResponderEliminar
  25. Enhorabuena por ese reconocimiento tan merecido.
    Un abrazo desde Zaragoza.
    Fernando M.

    ResponderEliminar
  26. MUY BIEN CAMPEÓN, MUCHA SUERTE Y MUCHA GLORIA HASTA LA PRÓXIMA. Mayo

    ResponderEliminar
  27. Te levantaré siempre el puño cuando pases cerca. Felicidades por todo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …