Ir al contenido principal

Límites y progresiones...


Me llega imagen primera del nuevo libro de José Mª Cumbreño, editado por 'Baile del Sol', para el que he prestado el dibujo que va en cubierta... me encanta estar de alguna forma en las cosas de mi amigo Cumbreño, pues me hace sentir grande solo por esatar a su lado.
Ya tengo ganitas de pillar un ejemplar para comérmelo.
Gracias, amigo.

•••

Vas a tener razón, viejo, cuando me dices que se me queda cara de imbécil y me recomiendas ir de frente contra quien me abusa... lo malo es que hay días en los que no tengo tu edad ni ese estar para nada que le pone a uno el tiempo. Tener cincuenta y dos es una edad difícil, viejo F... te lo digo yo que la tengo y la sufro... unos hijos diversos y en fases distintas, unos padres casi mayores, un suegro mayorzón de cojones, unos trabajadores con sus raíles y sus descarrilamientos y un socio juvenil que contrasta en razones y afanes en un negocio enredado del que tengo la jodida sensación de que no puedo salir... y a veces me siento impotente, y a ratos me pongo lóbrego, y en algunas esquinas de las tardes que pierdo me presiento asqueado de este no ser constante... es entonces cuando te busco, viejo, como hoy, para decirte que me gustaría ser como tú todo mi tiempo y decir la verdad [mi verdad] como la veo y a quien se la merece para mal o para bien... es una edad difícil en la que ya me llaman ‘señor’ en muchos lugares, en la que me duelen las corvas y otros muchos lugares justo en la amanecida, en la que aún todos mis muy cercanos confían en ese poderoso [y absolutamente falso] control de las situaciones... y que en muchas ocasiones desearía ser como tú, viejo, como una enana blanca o un agujero de gusano... y comienzo por pensar en no pensar nada, agotándome en el tantra de mis pocas figuras memorísticas... timinaadeninacitosinauracilo... anantebajocabeconcontradedesdeenentrehaciaparaporsegún... hipoosoosoicoyperico... conciencañonesporbandanocrtaelmarsinovuela... rastreasotrepadorasporzarcillosenlostallos... litiosodiopotasiorubidiocesioyfrancio... pero nada, viejo, nada de nada, que sigo en la de mierda de ser por parecer y de parecer para ser... una desgracia...
Y, encima, cargar con el marbete de haber sido de algo y tener que aguantar que alguna concejala me nombre sin nombrarme en cada comisión de los dineros municipales o que uno que andaba en tándem hace unos años denoste en público mis cosas solo porque son mías, mientras yo me apeno con verdadero sentimiento por alguna dura enfermedad de sus cercanos [no miento en esto... que me aspen] o entiendo con respeto sus posturas religiosas o políticas [a veces no sus hechos contradictorios, que es distinto]... en fin, viejo F, que ando entre cansadino y fósil porque no me salen las cosas demasiado bien últimamente, pero no importa... bueno, sí que importa que uno de mis hijos esté en plena fragua ni-ni y otro esté desaprovechando con auténtico despropósito sus hermosas potencias... eso me deja hundido y como muerto algunas noches... pero no sé qué hacer, viejo, no sé ser padre o quizás es que ellos no saben ser hijos... o lo mismo es la jodida sociedad con sus meteoros digitales y sus decorados empeñados en esconder cada verdad verdadera... y sé que tuve suerte siempre, y aún la tengo por comparación con tanta gente que anda por ahí mucho peor y bastante más mal... pero me gusta quejarme.
En fin, que espero, viejo F, largarme un par de días a la costa catalana para leer poesía y mirar al horizonte, para respirar como si no pasara nada, para imaginarme nuevo y no tan usado, para disentir de mí mismo con tranquilidad y arena, con salitre y quillas, con gaviotas y peces muertos con los ojos abiertos... allí lo mismo no te echaré de menos... o sí... yo qué sé... o lo mismo eres tú el que va por mí de viaje y me representa en la Universitat Rovira i Virgili ... ya veremos.

•••

MENSAJE URGENTE DESDE EL HOSPITAL LA FE DE VALENCIA

Si conocéis a alguien que tuviera el grupo sanguíneo AB y estuviese dispuesto a donar sangre, comunicaros, por favor, con el teléfono que figura abajo.
En el Hospital Universitario La Fe de Valencia hay un niño de 10 años ingresado con LEUCEMIA que necesita urgentemente a unos 12 donantes.
Este grupo sanguíneo (AB) es bastante raro, de ahí el hecho de la falta de donantes.
Los médicos anuncian que, si los encontraran, sería muy posible salvar la vida de este niño.

El teléfono de la madre ( María Ángeles: 963802408 )

Comentarios

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …