Ir al contenido principal

Vaya Luna matinal...

No me desperté temprano, que todo hay que decirlo, pues llevaba una carga de ayer que me dejó rendido, pero al levantarme y ver por la ventana el pedazo de Luna que teníamos esta mañana, me vestí a velocidad y corrí a buscar algún encuadre interesante con mi teleobjetivo. Después de buscar varias opciones, solo me quedó la del torreón remozado del Palacio Ducal, pues la Luna estaba bajando y apenas me daba opciones. Si hubiese madrugado un poquito, habría conseguido tomas selenitas junto a todos los iconos bejaranos. Cosas del no madrugar, coño.
Esta toma la realicé desde las escaleras traseras de la iglesia de El Salvador.


Esta toma está hecha desde la Plaza Mayor. Puede apreciarse que la Luna baja debido a mi posición. Ya digo, una lástima no haber madrugado un poquito más. Al tirar para atrás de zoom, queriendo sacar el torreón al máximo tamaño posible, pierdo tamaño del astro.

Comentarios

  1. http://www.youtube.com/watch?v=IAxj2ob_JoU&

    tan cerca, tan dentro






    urah-dal

    ResponderEliminar
  2. POR CIMA.
    He encontrado esta expresión en una cita de "Miau" de B.P.G. Siempre la consideré incorrecta, aunque se la escucho con cierta frecuencia a un común amigo y nunca me atrevo a "corregirle".
    ¿Qué opinas, poeta?:
    ¿es correcta?
    ¿debiera ser "por encima"?
    Juro que, aunque no lo parezca, soy la mismísima Adu.
    Abrazos.
    POR CIMA DE L´IGLESIA ANDA LA LUNA ESCAPÁNDOSE ;-))

    ResponderEliminar
  3. Esto es lo que dice la RAE, Adu:

    cima. 1. ‘Parte más alta de algo, especialmente de una montaña’: «Deberá ascender en dirección a la cima del volcán» (Salvador Ecuador [Ec. 1994]). En zonas de seseo, no debe confundirse con sima (‘cavidad profunda’; → sima).

    2. por cima. ‘Por encima’. Aunque era muy frecuente en el español medieval y clásico, hoy solo es propio del habla popular y debe evitarse en la lengua culta: «Tuvo el marinero que echarme por cima dos o tres cubos de agua» (Quiñones Noches [Esp. 1979]).

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…