Ir al contenido principal

Epistolaria 1


¿Dónde está la España del milagro económico, Luis?... ¿dónde cojones está?... por aquí me preguntan constantemente por eso mientras sonríen... ¿y aquellos tipos que se compraron pisos y cocheras para dejar de trabajar y vivir de las puñeteras rentas... y todo con dinero prestado por la banca?... ¿quizás están todos en la miseria o acercándose a ella?... ¿y los españoles cabreados?... ¿dónde están esos españoles que permiten que les gobierne un tipo gris y mentiroso con mayoría absoluta?... aquí se ríen de todo eso, amigo, se ríen mucho... se ríen porque lo ven con distancia y tienen muy bien enfocado lo que está sucediendo... ¿dónde están los servicios públicos parados, las calles llenas de gritos y pancartas?, ¿dónde el cabreo bien tramitado para conseguir que las cosas tomen el camino del cambio?... 
Aquí, amigo, hay ya más españoles que España, gente joven bien preparada que trabaja con efectividad y hace crecer este país mientras el suyo se ahoga, jóvenes que ganan menos de lo que se merecen y que han sido formados en España con una gran inversión pública... ¿es que estáis locos?

Un abrazo enorme  desde el calor latino.

Gringo Lucho

•••

Hermano Lucho, es Europa, esa Europa que siempre quisimos ser sin darnos cuenta de que en sus raíces siempre hubo podredumbre, diferencia de clases, pruritos tan absurdos como la monarquía o la democracia controlada por el capital... y siempre las ínfulas, las malditas ínfulas de todo lo europeo (un territorio capaz de dar al mundo tipos tan infames como Hitler o Mussolini... y mujeres tan llenas de injusticia práctica en sus argumentos y en sus hechos como Tatcher o Merkel). Miserable Europa del capital, de la diferencia dañina, del engaño, de las prácticas injustas sin castigo, miserable Europa de aznares gilipollas y millonarios, de filósofos magníficos ninguneados día sobre día.
Lucho, somos ya muchos los que sabemos que nos están empobreciendo con descaro, que la gleba política roba para sí y para los suyos con verdadera contumacia y sin que pase nada de nada y, por contra, asegurándose el poder político una legislatura tras otra. España es un país de imbéciles por una parte y de tontos de baba por la otra, obreros de derechas, estómagos agradecidos hasta pasando hambre, y todo porque somos un territorio político de silencios subvencionados, de fraude natural, un país de miserables adocenados por sueldos que se rebajan, por pensiones que se disminuyen, por ayudas familiares misérrimas, por impuestos leoninos contra los que no se levantan ni los cristos sevillanos semanasanteros.
Amigo Lucho, hermano, solo reconociendo lo que somos, lo que permitimos que nos hagan sin mover un dedo, nuestra asquerosa y constante sumisión a la chusma política que lo maneja todo –y mal– mientras se lleva la parte del león... mientras sigamos pagando impuestos con los que no podemos y perdiendo conquistas sociales sin pestañear siquiera... solo reconociendo eso podremos empezar a poner un poco de desorden en este orden tan controlado por esos ‘ellos’ que se meriendan el mundo cada tarde.
Lucho, deja que se rían de nosotros, que se rían mucho y bien alto para ver si nos llega la vergüenza y reaccionamos.

Un abrazo eterno desde el frío.

lfc.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…