Ir al contenido principal

Acostumbrarte al dolor es peligroso...


Hacerse mayor es una trampa, viejo F, y debes tener los sentidos alerta para no caer en el profundo foso de la falsa sabiduría. Tú no sabes nada, pero sí has aprendido a acostumbrarte, y eso es muy peligroso. La costumbre derrota y seca. Sé que el dolor antes era intenso y lograba retorcerte como a un gusano atrapado, conseguía que saltases y gritases como un animal herido. Ahora, con la costumbre, el dolor no es igual, te deja quieto y no propicia respuestas en ti. Eso es la derrota, viejo, saber pasar el dolor con normalidad, sin darle el valor de alerta que conlleva. Ahí es donde te haces viejo de verdad, en sentir solo miedo y no reaccionar a él.
Te estás haciendo simple porque ya casi no eres capaz de sentir tus pérdidas, y eso hace que no veas claro y abandones la lucha y te abandones.
Hay demasiadas cosas que hacer todavía, viejo; y te queda tiempo, un tiempo hermoso si sabes gestionarlo bien.
No importa que te conformes con esa cosa física y social en la que estás inmerso [tu imprenta y sus problemas menores, el rito gestual de la familia y el desorden diario de la casa, los constantes y pequeños problemas económicos, el dolor de la espalda]… que con eso te basta para seguir siendo un superviviente y para tener una Coke fría dispuesta en tu nevera y una cama caliente por las noches… no importa esa mediocridad de lo superficial en la que respiras, que eso es nada, fue nada y será nada. Lo que es importante de verdad es que no te conformes con el sentido común y desees ir más allá en tu pensamiento, que no permitas que el silencio te pueda cuando esa bicha fascista de enormes nalgas ataque tus principios, que quieras ir más allá en la palabra y en el pensamiento. No quiero que te conformes en eso, que te detengas y digas que ahí se queda todo y que acabaste. Sería una traición a ti mismo… y a mí.
Venga, viejo estúpido, levanta la cabeza y escupe como sabes, búscate la bilis bien adentro y échala, enseña tus colmillos… seguro que algún imbécil terminará pagando por ello y, entonces, podrás sonreír.
•••
Me joden un punto los zorolos buscamodelos. A ver si me explico: Ni soy modelo para nadie, ni quiero serlo en mi puta vida. Busco en mi individualidad y estoy reñido con el mundo porque me sale de los cojones, y no necesito a nadie que me diga si voy bien o voy mal, o por lo menos a nadie que yo no haya buscado antes. Sé que como hombre, indefectiblemente, soy un ser social, y por ello suelo salirme de mis opciones de soledad para intentar sumarme a lo que más me apetezca en cada momento, sobre todo en momentos que estimo decisivos [como mínimo para intentar jugar al mal menor]… y ahora me apetece decir que Jesús Caldera es el mejor Ministro de Trabajo que ha tenido la democracia española en toda su existencia. ¿Que eso implica tener que someterme a la crítica de quienes no lo tragan?, pues estupendo, que digan lo que les salga de los cojones… pero eso sí, que nadie pise terrenos que yo no he andado para intentar darme lecciones de solidaridad y de izquierdismo, que solo me hago responsable de mis palabras y de mis hechos… no de las interpretaciones evanescentes de quienes no suelen llegar a completar un sencillo silogismo ni con esfuerzo.
Tomo opción porque razono, y lo hago sin dejarme llevar más que mis propias impresiones y por lo que estimo le interesa a mi visión ideológica del mundo. Tan mal lo hace el fascista recalcitrante como el izquierdista vehemente y radical, tan mal lo hace el que no conoce los términos medios desde su mirada de derechas como el que tampoco los conoce desde su mirada de izquierda.
En lo tocante a ideología, hoy no se puede hacer nada [ahora sí, es muy bonito decir en público que Bush es un borracho fascista, que el rey de Marruecos es un sátrapa infecto, que el Frente Polisario es bueno de atar, que los palestinos son la hostia y los judíos la rehostia… viste mucho decir esas cosas si, además, en nombre de esas vaciedades insultas y rebajas al de al lado mediante relaciones ambiguas y falaces].
Quiero que el PSOE gane las elecciones porque no llevaría demasiado bien que las ganase el PP [eso en términos generales], y de los flecos paso de momento.
Dejo a los visionarios que lideren las causas justas del mundo [que yo ya voy mayor], que se pongan la boina Ché sin capar y con el símbolo Adidas sobre la frente, que dejen de beber refrescos hechos por multinacionales, que no vuelvan a poner la tele ni la radio, que tiren a la basura su computadora con programitas Microsoft, que dejen de vivir en una casa hecha por un constructor corrupto y que se vayan a La Candona o a Tinduf, a Mangola Chini o a las cárceles de Laos, que luchen junto a la guerrilla Afgana o contra los traficantes de diamantes en Congo… y que lo hagan sin dinero, como se deben hacer esas cosas, coño… y así serán ‘modelos’ en los que se mire el mundo [cuánta grandilocuencia, coño] o llorones reciclados a los cuatro segundos.
El mundo no se arregla porque alguien adopte o no adopte una pose, que el mundo se arregla trabajando cada día, haciéndose en la vida y deshaciéndose en ella, currándose un pensamiento individual del asunto y siendo fiel a él hasta la muerte, pero no solo de boquilla –eso no vale–. Hay que hacerlo con consecuencia y con criterio de lo ‘práctico’.
¿Arreglar el mundo por emitir pensamientos supuestamente puros? Que se lo cuenten a un crío de tres años, no te digo. Eso es solo máscara… una mala máscara.
Yo ahora apuesto por quien ha hecho realidad tres millones de empleos, veinte acuerdos sociales, el periodo de mayor paz social en la democracia, la ley de Igualdad, la ley de Autonomía frente a la Dependencia, la ley contra la Violencia de Género o el Estatuto de los Trabajadores Autónomos.
Dejo aquí un artículo que Luis Solana publicó en su web [http://www.luissolana.com/?p=89] el día 11 de junio de 2007:

“Nunca entendí por qué Jesús Caldera no era unos de los Ministros más apoyados por todo el Partido Socialista y por todo el Gobierno. Tener la losa de los problemas etarras encima de una de las mejores actuaciones gubernamentales, no justifica en absoluto que las actuaciones de Jesús Caldera no hayan lucido en el firmamento político de esta legislatura.
El Secretario General del PSOE, José Luis Rodriguez Zapatero, ha decidido que el responsable del programa electoral para los comicios de 2008 sea Jesús Caldera. ¡Ya era hora!
Eso de ser el responsable del Programa es muy poco más que una condecoración, pero es nada menos que una condecoración.
Por fin quien corresponda se ha dado cuenta de que el área que mejor ha definido una acción socialista de Gobierno, ha sido el Ministerio de Trabajo.
Hay Ministerios y Vicepresidente/as que han sido brillantes en construir barreras para evitar entradas en ataque de la oposición. Pero en construir líneas de penetración en la sociedad progresista del futuro, nadie como el Ministerio de Trabajo.
Desde el primer Gobierno Socialista de Felipe González que universalizó la Seguridad Social, no se habían dado pasos tan importantes en la política de igualdad como en el Gobierno de Rodriguez Zapatero.
Pero el Presidente de este Gobierno ha estado muy ocupado con los Estatutos y con ETA. ¿Quién se ha ocupado de que la línea socialista siguiera progresando? Jesús Caldera.
Cuando alguien hace cosas positivas para los más desfavorecidos y no tiene casi eco popular, es de justicia que los que nos damos cuenta de la trascendencia de ese trabajo, lo pregonemos en nuestros modestos cuatro vientos.
Y quede claro que con todo esto se confirma que hacer algo en favor de las minorías, tiene una respuesta mediática más bien escasa. Igual es que tiene que ser así.
Por todo esto creo que todos los blogs progresistas tendrían que repetir: ¡muy bien Caldera!
Por fin se aplaudirá su trabajo.”

Yo lo repito: ¡MUY BIEN, CALDERA!

•••
Memoria de campaña

A las 10:30 recibí llamadita de Malick desde Aldeanueva del Camino:

– “Papá, que quiero meté en banco cuatrociento euro y que mande seteciento a Gambia, pero hoy no pasó el autobú. Yo eperé a la nueve y no pasó autobú…”.
– Vale, Malick, no te preocupes, que te voy a buscar en un ratito con mi coche hasta Aldeanueva. Espérame en la parada de autobús.

Dejé mis cosas y me monté en mi Korando camino del pueblo del más ácido crítico de poesía español. Al llegar, no estaba Malick y me fumé un cigarrito mientras le esperaba, pero a medio cigarro le vi venir corriendo por el margen de la carretera con su mochileta amarilla.

– “¡Felipe!, no etaba y te bucaba po la plaza, po eso llego tade.”

Montamos y tomamos dirección a Béjar.

– ¿Cómo estás, Malick?, ¿qué tal va el trabajo?
– “Mu bien, mu bien, todo me quiere mucho y e pueblo e mu tranquilo, de vedad. Ete mé he trabajao veintiún día y eso etá mu bié, pero me dio médico la baja po doló de dedo. Me pilló máquina e dedo y me llevaro a ugencia a Plasecia y e médico me puso una cayuela y dijo que dié día de baja con patilla. Yo tomé una patilla solo y como e dedo no dolía má, no tome ota, y me quité cayuela poque en África doló de dedo no e nada y se va a tabajá, y fui a tabajá, que dié día son mucho euro…

Tiene mi chaval el dedo corazón de la mano derecha como una morcilla de Burgos, pero dice que no le duele y parece que lo mueve perfectamente, así que no insistí en que se lo cuidase demasiado.
Luego, al llegar a Béjar, me dio el dinerillo que ha ahorrado para enviar a su familia, pero no sabía a dónde había que enviarlo, ni dirección, ni banco, ni –por supuesto– el necesario código IBAN para hacer el envío.

– Pero así, Malick, no sé cómo vamos a enviar el dinero.
– “Yo ante mandaba por un chavá de Bacelona, pero se queda con mucho dinero y no sabe si llega o no llega, pero yo llamo a mi hemano, que e listo y sabe la cosa de lo banco, y mañana te llamo y digo la cosa que hay que hacé.”.

Lo dejé en la estación de autobuses para que comprase el billete de vuelta y me dijo que luego iba a comprar comida en el super [no se daba cuenta de que es domingo y está todo cerrado… yo tampoco caí en ello] y a comer con Youssouph.
A las cinco vino a verme a mi estudio para despedirse y me dijo que había estado dándole ánimos a You, que lo veía un poquito decaído.
Le abracé fuerte y me reí de su “baja por dolor de dedo” mientras le decía adiós.
Estos chavales me dan la vida y me llenan de alegría. Es para comérselos.

Comentarios

  1. Ehh, so listoo, psss, tú, sí es a ti: a mi "viejito" no le hables así! valeee!? que me lo estáis poniendo "depre", Oño! si el pobrín debe estar "acogotao", grrrr!!
    (jeje, q mala soy, porque entre tú y yo, al "viejo F" no sé si comérmelo con patatas o darle, yo también, un par de buenas "hostias" (con perdón) pa´ver si espabila!)

    Y ahora, un poquito de yoga:
    auuuhmmmmmm, no hay dolor, no hay dolor, no hay d.......
    derrota?

    pd.: Vaya sonrisa que tiene youssouph, ilumina (más) la pantalla! (y por curiosidad, el nombre significa algo?)
    Dnc

    ResponderEliminar
  2. José, Pepe, Yusuf, Iván... o Yusupito Kate Jondo, como le llamo yo [su nombre es Youssouph Kante].

    Besines del viejo.

    ResponderEliminar
  3. Yusupito Kante Jondo, perdón, que se me fue una 'n'.

    ResponderEliminar
  4. Sobre todo me molestan los pobres idiotas (y perdón por usar las palabras de Sarkozy) que están siempre atentos a ver qué dicen sus gurús de turno para poder opinar.

    Y es que estoy harto de esos que son más papistas que el papa. Se supone que como soy anarquista, o comunista o masón no puedo estar a favor de Obama, o querer que gane el PSOE, o defender a Lula. Y andan dándome la tabarra con que si soy un incoherente, con que tengo una empanada mental en la cabeza (afortunademente, mucho mejor una empanada que una bloque de tocino).

    Y luego llega el gurú de turno (por ejemplo Fidel), y se marca cuatro articulazos defendiendo a Lula, y claro, entonces todo el mundo a decir que sí, que es verdad, que lo de Brasil muy bien (porque claro, si lo ha dicho Fidel, por algo será). Y de lo que habían dicho antes (que no pensado, pensar nunca), ni flowers.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Jajajaja me parto! yyyy... al carajo con el yoga! ay doló, ay dolóoooo (con corchete, plica y oval). Cómo mola verte despierto!
    dnc

    ResponderEliminar
  6. Hola, sigo tu blog desde hace ya un tiempo aunque no me había animado a comentar nada antes. Y aunque no comparto lo que dices del ministro Caldera, siempre me conmuevo cuando escribes de Malick y Youssouph. Eso es estar ahí en el día a día con coherencia, creo yo. Así que gracias por esto y por otras muchas reflexiones que, compartidas o no, son pequeñas bofetaditas que nos vienen la mar de bien.

    ResponderEliminar
  7. Suscribo totalmente tu post, tus reflexiones y las de Luis Solana. Caldera es lo mejor del Gobierno y ha dado más y mejores pasos que nadie por las libertades y derechos sociales. Y tú eres un tío grande, aunque ya estés "viejito"... Jejeje. ¡Deja de obsesionarte con la edad y sus achaques! Para mí estás cañón.
    Besazos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…