Ir al contenido principal

Pretensiones con intención.

 *El de la foto soy yo, por supuesto, en 1958.

• Saber el camino que debes abandonar es más importante que conocer los caminos por los que debes andar. Lo primero es fruto de conocimiento, lo segundo es espacio de posibilidad.
• Conocer es aprender a sopesar las diferencias entre los objetos que nos rodean y ponerlas en relación.
• El principio suele ser lo último que se alcanza desde el conocimiento. Somos raros de cojones.
• El quid de la cuestión radica en conocer para transformar. Nunca solo en conocer.
• Podemos llegar a cierto equilibrio si aprendemos a desequilibrar nuestro conocimiento y, por tanto, a hacer trabajar a la mente [que no es física y solo existe si permanece en funcionamiento].
• Adaptarte consiste en buscar un límite y llegar a él para hacerlo tedio y normalidad… y luego buscar otro, y otro, y otro…
• Pensar es aprender a elegir. Elegir es crecer desde lo aprendido/aprehendido.
• Una señal de que tu mente funciona correctamente es que sabes simplificar.
• El dolor es una respuesta del cuerpo hacia el espíritu para recordarle que está vivo.
•••
Acuso recibo de un hermoso catálogo del colega miniaturista Javier Alcaíns, titulado “25 Manuscritos Iluminados”, editado por Moleiro y por el Instituto Cultural El Brocense [mil gracias, colega].
•••
• Hacemos nuestro universo de lo significativo para terminar sintiéndonos insignificantes.
• Olvidar es uno de los más extraordinarios actos creativos.
• El 90% de nuestro tiempo lo gastamos en automatismos del cuerpo y de la cabeza. Odio la memoria, porque me engaña constantemente con sus pesas falsas.
• Que exista el presente como obviedad no implica que existan ni el pasado ni el futuro. Y es que el presente existe como infinito.
• ¿Qué perdemos con la muerte si no existe el futuro?
• Vivir es una tensión perceptiva de necesidad. La muerte, sin embargo, es una necesidad tensa de descanso.
• Toda lógica es variable en función directa con la edad del que la procesa. Toda verdad también.
• Soy yo verdaderamente en cada uno de los actos que repito, y solo en cada uno de los actos que repito.
• Dame a escoger entre cien debilidades y siempre escogeré el sexo.

Comentarios

  1. Cuando leí tu Blog tenia esa dulce seguridad que da la ignorancia, la del desconocimiento universal, la del desconocimiento de los otros. Ingenuo y absurdo, como muchas cosas en mi vida, me tope con tu voz y con la feliz desdicha de oír tu historia emanada de un conjunto de versos llamado “Así soy yo”.

    En cada cuadro de tus múltiples voces, en cada reproducción auditiva de tu historia, identifique la mía y me creí especial. Me dije, y pensé, que estaba identificándome con un grande, con un poeta de verdad. Luego la razón allano mi cordura y me di cuenta de que seguías siendo un poeta, uno grande, y que yo solo era ese experimento que tal vez tu mismo fuiste a los 30.

    Entonces la seguridad ya no era tal y mi ingenuidad había caído al cesto a donde tu sombra te acompaña. Seguía siendo yo, un miembro exclusivo del desconocimiento universal, pero con una ventaja, un nuevo sabor, ese de saberme parte de algo, saberme miembro.

    También entendí que tu historia y la mía no tenían nada de especial, pues eran una constante en la vida de quien sueña, de quien escribe, de quien plantea una verdad. De quien sufre o quien muere de risa.

    Tranquilas colinas o lagos de sangre; no importa el camino que lleva la tinta al papel, importa más que la tinta te lleve al camino.


    “Solo se puede ser donde te niegan” eso es tan verdad como tu pulso, como la lluvia que cae en este breve instante. Donde te niegan eres, existes por razones más allá de ti mismo. Pero al final siempre estas condenado a ser recordado por quienes te aceptan, por quienes te leen. Gente tan simple como yo, que dedico estas palabras a quien considero un certero, un audaz y un grande.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Me da pereza hacer grandes disertaciones en las respuestas, así que te pego una que hice el otro día y que viene a cuento:

    El nihilismo del último hombre

    ResponderEliminar
  3. Cuando leí tu Blog tenia esa dulce seguridad que da la ignorancia......
    Pero al final siempre estás condenado a ser recordado por quienes te aceptan, por quienes te leen. Gente tan simple como yo, que dedico estas palabras a quien considero un certero, un audaz y un grande.....

    ADMD: VAYA HOMBRE, SON JUSTAMENTE LAS MISMAS PALABRAS QUE HOY TENÍA PENSADO DECIR!!
    (jijiji, qué cara tengo!)

    Ay, hoy vengo arrastrando el día desde primera hora de la mañana, incluyendo el magreo y el banderillazo asesino que me han regalado en el reconocimiento médico (de empresa) grrrr.
    Por eso elijo no pensar más por hoy e irme a dormir y a soñar con angelitos rechonchitos y lindos como el de la foto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Yo me quedo con esa exquisita ontología de ser únicamente uno en el acto íntimo y SOLO de hacer algo. No en la suma de todos los actos. Esa idea la he manejado mucho tiempo y ha ganado peso en mi preocupación sobre las cosas del mundo.

    ResponderEliminar
  5. Me han interesado mucho todas las pretensiones y, además, me he reído un montón con la tercera que cumple con creces lo reflexionado en la octava.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Con estos catálogos dices: cuánta razón tienen. Y a los cinco minutos ya no queda ni rastro en tu mente de toda esa sabiduría ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…