Ir al contenido principal

Días como noches inabarcables.




Hay días como noches inabarcables, sin luna, sin luz en las farolas, sin gatos que te miren... son días para borrarlos de todos los calendarios, días de todos los demonios.
Hoy es uno de esos días.
Habrá que esperar la danza de las diosas con sus faldas regazadas hasta la cintura... o desaparecer discretamente allí donde se esconden los seres submarinos.
Mecachis.
•••


¿Lo simétrico es por azar?, ¿existe un propósito en la reacción?, ¿quién nace, regresa a lo físico o lo hace quien muere?, ¿lo absoluto está en el recuerdo?, ¿la muerte nos hace idénticos o nos deja inéditos?, ¿si Dios existiese tendría ideas… y sueños?, ¿hay una métrica en la vida… y alguna rima en la muerte?, ¿morir es partir o regresar?, ¿quién vigila mis pasos?, ¿Los mejores antecedentes son los póstumos?, ¿qué me seduce realmente?…
Hacerme preguntas me pone en estado de supervivencia.

Comentarios

  1. Repámpanos. Cuando yo tengo un día de ésos, paso por aquí, te leo un poco y el día parece que por fin encuentra acomodo en el calendario. Ánimo.

    ResponderEliminar
  2. La inexorabilidad a veces me abruma hasta querer desaparecer, amiga... es la vida, coño.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Pero hay que tirar "p´alante" como sea, así que venga, descansa, que mañana será otro día.
    Un beso.
    Dnc

    ResponderEliminar
  4. Si tus sentimientos se aparatosean, mételos en un armario, cuando salgan tendrán pluma o pescado; que ellos decidan.
    Tu chinchilla jajajajajajaja.
    Venga, cielo amado, si yo sonrío, debe ser fácil.

    ResponderEliminar
  5. No desesperes Pipe, cuando Dios aprieta ahoga pero bien. Ahora que tú con tu club de fans aquí aupándote, ya nos gustaría a todos tener esa clá detrás, jo...
    Lo simétrico es azar, todo es azar, pero hasta el azar tiene su ley. Creo yo, no estoy segura, yo sólo sé que no sé nada.
    Besos, campeón (aunque no te guste Barceló).
    Guadalupe

    ResponderEliminar
  6. Estamos hermanados, ergo no puedo hacer mucho por ti,aunque quizás sólo por decirlo, puede que ya esté haciendo algo, -o no-.Si lo absoluto está en el recuerdo, tú eres absolutamente absoluto, o no. No sé. Al final coincido con GuaPalupe, a quien no conozco.
    Recuerda cómo te llamaba tu abuela, y no la defraudes.
    (Joer, yo que siempre he sido superjoven, parezco mi propia abuela).
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Como te llamaba tu abuela Luis Felipe?...animate, la vida es bella aunque a veces no lo parezca... ya aparececeran estimulos, siempre aparecen, en contraste vivimos y sentimos con más intensidad.

    ResponderEliminar
  8. habelos hailos.

    me alegro de que las colaboraciones vayan viento en popa y de saber de que he puesto también mi granito de arena.

    biquiños,

    ResponderEliminar
  9. Y todavía tendrá vd. dudas de quién vigila sus pasos (y eso que sólo es una pequeña muestra)... ay LF... con la de gente que te quiere!!!
    Venngaa, muucho ánimo,"grandullón"!!

    ResponderEliminar
  10. Salve doctissime:

    Benedictus XVI, Georgio cum amante pulcherrimo suo, exemplum clarissimum homoerotici catholici clerici sit.

    Si tu quoque —ut clerici omnes— viros amas, meos ad dialogos veni.

    Oscula

    ResponderEliminar
  11. Que no calle el cantor! Qué sería de los humildes gorriones de los diarios?

    http://es.youtube.com/watch?v=xm9sIAW39o0

    ResponderEliminar
  12. Pipe, te dejo el descubrimiento de una nueva musa. Disfruta que también pasará.

    http://www.youtube.com/watch?v=J-ZFPnFrKLk&NR=1

    Abrazote grande

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…