Ir al contenido principal

Notas rápidas de lectura.



Acabé de leer los relatos de “Napoleón en Santa Helena & otros cuentos”, del amigo Jonathan Allen, y confieso que ha sido una lectura apasionante en la que no me han faltado ratitos de admiración profunda a un estilista que más parece traído del romanticismo inglés que de la insularidad literaria española... su propuesta narrativa está llena de sensaciones emotivas salpicadas de fina ironía, hasta el punto de haberme recordado en algunos tramos al mejor Gabriel Cusac...
El mejor ratito me lo ha traído el relato ‘Noche del libro’, quizás por todo lo que me toca en ese texto.
Un magnífico trabajo el del amigo JA... que me ha hecho salir de mi turno habitual de lectura [siempre en clave de poesía y ensayo], con felicidad, que no lo niego, junto a la magnífica obra de Stanislaw Lem, a la que he dado término, también, hace un par de horas.
Hay días –hoy es uno de ellos– en los que parece que la narrativa me va a recuperar como lector... aunque no estoy para demasiadas aventuras.

"NAPOLEÓN EN SANTA HELENA & OTROS CUENTOS"
Jonathan Allen
Ed. Huerga y Fierro
ISBN: 978-84-8374-850-3
Marzo de 2010

•••


Y luego le eché tiempo a un asunto pendiente por el que me sentía algo acuciado... la lectura de "Sur", un diario/poema de mi amiga hermosa Isabel Bernardo, con la que he adquirido el compromiso de ser quien presente esta obra en el Ateneo Cultural Obrero de Béjar. El libro, apadrinado en lo diarístico por Antonio Colinas y en lo poético por Luis Frayle Delgado, es una sorpresa de sensaciones, tanto por su trabajada propuesta léxica como por la bella plasticidad de sus imágenes... podría resumirse todo en ‘una delicatessen hacia la belleza’ que, sinceramente, me ha dejado pasmado... “Me decías que no éramos sino una operación aritmética de piel...”, “...yo regresaba, con los huesos dragados de deseos...”, “...supe que sólo acepta el dolor el que se duele...”, “...y aún me preguntaba... si una gota de lágrima puede llenarse de lobos...”, “...del que no quiere existir no quedan fósiles...”, “... la tregua de tus brazos...”...
Un trabajo montado desde la unidad y sometido a la unidad de un Sur que a veces es horizonte y otras hierro, un Sur que es camino y distancia, un Sur mágico y difícil, apetecible a veces y a veces encarnado de heridas... pero, sobre todo, un camino de constante sugerencia en la que el lector, sin darse cuenta, puede pasar a ser leído.

"SUR POEMA / SUR DIARIO"
Isabel Bernardo
Ed. Globalia Ediciones Anthema
ISBN: 978-84-95229-88-5
Salamanca, 2009


Sancho Gracia, Isabel Bernardo y Javivi en Salamanca

Comentarios

  1. Leo desde hace tiempo una columnita que Isabel escribe los lunes en un diario local y muchas veces me parece de lo poco aprovechable de tanto papel y letra impresa.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…