Ir al contenido principal

¡OTRO MAYO ES POSIBLE!

© Ana Muñoz.


Mi cabreo viene de bastante atrás y se empezó a llamar ‘indignación’ cuando leí a Stephane Hessel [al que he recomendado leer en estás páginas en varias ocasiones]... y también he dejado montones de páginas escritas en esta bitácora al respecto de la revolución necesaria y de la urgencia de tomar la calle. Pues bien, ayer, después de leer todas las noticias alrededor de las protestas ciudadanas en varias ciudades españolas, me dije: “Felipe, no puedes quedarte quieto ahora, debes ser consecuente con tus ideas y con tu discurso”, y me tiré a la calle solo, con mi paquete de Chester, un paraguas y un cartel que rezaba “OTRO MAYO ES POSIBLE”. Estuve sentado solo durante tres horas en la Plaza de España bejarana, hasta bien entrada la noche, y os juro que me sentí bien, me sentí gozosamente pleno y lleno de una satisfacción particular que poco a poco se iba transformando en la alegría de ‘ser’ y ‘estar’.
No sé hacia dónde nos llevará esta protesta ciudadana y cívica que crece cada día, no sé si terminará siendo manipulada, sofocada o se convertirá en el futuro necesario... pero sé a ciencia cierta que es una luz que individualmente estaba buscando desde los últimos años, una luz de ‘desgálibo’ que me dice que hay esperanza y que hay que estar al pie del cañón, intentando dar ejemplo a quien quiera tomarlo, porque el futuro está en nuestras manos, solo en las nuestras.
Durante mi sentada pacífica y silenciosa tuve la visita de algunas personas que se solidarizaron con mi postura, algunos paseantes me hicieron fotos y un par de jóvenes muchachas me acompañaron en la sentada durante un ratito... también me visitaron tres agentes de paisano de la comisaría bejarana y me rogaron que me identificase con amabilidad, cosa que hice con la misma amabilidad que ellos tuvieron conmigo.
Esta mañana, al ir al trabajo, aún estaba mi cartel colocado en la fuente como una señal inequívoca de respeto hacia lo que decía [aún sigue allí bien visible y son ya las tres de la tarde]. Ya en el trabajo recibí la visita de otros tres agentes de la comisaría distintos a los que me identificaron por la noche... querían saber si iba a hacer más protestas, cuándo y de qué manera... les indiqué con educación que me manifestaría justo cuando me apeteciese y donde me apeteciese, y que siempre lo haría pacíficamente y en silencio.
Ahora estoy satisfecho y con ganas de hacer lo que me pida el cuerpo.


Ahí quedó mi cartel anoche y ahí sigue a esta hora.

Comentarios

  1. Me encanta. Cuanto te dé la realísima gana: Béjar toma la calle que con Felipe ya es bastante.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. http://www.4ojos.com/blog/?tag=15m
    Le mando una alternativa creativa a todo este caer de brazos temporal.


    salud, mosquetero

    ResponderEliminar
  3. Qué ganas de correr a hacerte compañía. Un fuerte abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Puede ser otro, o, quizá lo esté siendo ya, pero, si no lo es, queda constancia de que la gente está despertando. Por lo menos, alguna.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches, Luis Felipe Comendador:

    No estabas solo, la escultura no se separó ni un momento de tu lado; y muchos hemos estado -de pensamiento- apoyando en todas las manifestaciones pacíficas en las que se ha querido demostrar la hartura del ciudadano de a pie.
    Creo, que los agentes de la comisaría –al menos los segundos- también querían acompañarte y de ahí su interés en informarse de los horarios y demás.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Jaaaaaaaaaaaaaa!! Lo sabía!!
    Sabía que estarías encantado con toda esta movida... y tampoco sé cómo acabará -espero que la cosa no se tuerza hacia ningún lado- pero, hasta ahora, está siendo realmente precioso.
    Ah, y lo tuyo es muy fuerte, LF, estás di-vi-na-men-te-piraooo.
    -Qué raro lo de los polis, no??-
    Bsssss

    No-no, no me marcho aún, que se me olvidaba preguntar por Sinda ¿sabes algo de ella? ¿están bien? -de los demás ya sé, por medio de sus blogs-.
    Au revoire, LF, que me voy a dar un "tetazo" (a la nena, digo)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…