Ir al contenido principal

OTRO MAYO ES POSIBLE (a Alfonso Rojo)


Oía ayer en ‘La Sexta’ a Alfonso Rojo, un mamut cavernícola mediático que siempre farda de sus aventuras como periodista de guerra y de sus premios, que la gente ha salido a la calle a manifestar su enfado porque ‘es divertido’, que están las manifestaciones a tope de gente ‘porque es fin de semana y a los estudiantes les encanta el ruido’, que quienes se manifiestan son ‘unos papanatas’ y no dicen más que ‘chorradas’, que esto no es más que ‘un prurito de adolescentes consentidos’... y me iba cabreando como una mona en la medida en que este tipo vomitaba su mierda por la boca... y luego pensaba: “es que la democracia también es esto, dejar que los profascistas resentidos tengan voz”... y me preguntaba: “¿también es esto?”.
Pues bien, a tipos tan ‘premiados’ y ‘corridos en guerras’, como este ejemplar, quiero dejarles bien claro, desde mi postura personal, que tengo 53 años, soy pequeño empresario en Béjar (una ciudad azotada por todos los males actuales y por bastantes más que se arrastran desde hace cincuenta años) manteniendo a duras penas siete puestos de trabajo, tengo casa, coche y tres hijos divinos; he sido hace muchos años representante público menor, tengo ideología política (aunque no soy militante activo de partido alguno), dirijo una pequeña organización de cooperación internacional sin trazo político ni confesional y con actividad en Perú, Senegal y Gambia; escribo como terapia de vida y de autoafirmación y quiero sentirme un hombre de mi tiempo interpretando con acción mi idea de Humanismo... y no me parece nada ‘divertido’ tener que salir a la calle a mostrar mi indignación (yo he salido a hacerlo solo en mi ciudad porque me lo pidió el cuerpo por mí, por los míos y por todos los demás ciudadanos que están tan indignados como yo... y hasta por tipos como ellos)... y tampoco salí en fin de semana (durante los que acostumbro a rematar trabajos de mi empresa y a escribir lo que me apetece escribir), y además me molesta mucho el ruido... que a mi edad puedo tener miles de pruritos, pero dudo que alguno de ellos sea de adolescentes (ya quisiera yo), que no me considero un papanatas por hacer lo que hago, por manifestarme con verdadera reflexión previa y con cientos de razones que darían para corto y para largo (en todo caso, si yo soy un papanatas por salir a expresar mi malestar con el decurso social, político y económico... a quien me lo llame puedo contestarle con tranquilidad que mi papanatismo es fruto, fundamentalmente, de quienes apoyan al capital con sus opiniones interesadísimas y sus hechos diarios para arrimarse al poder y obtener de él magros beneficios).
Quede por tanto clarísimo que un manifestante (yo), por lo menos, no responde ni a uno de esos desatinados comentarios (y pondría la mano en el fuego por el resto).
El que no sepa medir lo que está sucediendo y lo que se está fraguando va a tener que pagarlo en el tiempo, y me refiero tanto a personas como a medios, partidos y plataformas sociales, políticas y económicas. El paso que acaba de iniciarse no tiene final pasado mañana, sino que se mantendrá hasta que la necesaria regeneración del sistema y sus actores tome color... estoy absolutamente convencido de que va a ser así... y también profundamente emocionado por ello.
Señor Alfonso Rojo... a la mierda.

Comentarios

  1. Luis, totalmente de acuerdo. Un día habrá que recuperar ese "pruriro adolescente" para salir a las plazas y solicitar que todos esos contertulios de radios, prensas y televisiones que se creen que son dioses porque cuentan con un púlpito que les permite mirarnos a todos por encima del hombre y que no les duelen prendas practicar el "dondieguismo" (donde dije digo, digo Diego): Que se vayan él y todos sus coompis a jugar con los banqueros y los políticos al monopoly o al bingo con garbanzos y que nos dejen en paz. Seguramente el nivel de indignación bajará muchos enteros. Salud y saludos desde el Sur

    ResponderEliminar
  2. Sí, que se vayan de una vez todos esos charlatanes inútiles, paniguados de ese sistema caduco caciquil.

    ResponderEliminar
  3. Tipos como este personaje sólo fomentan la indignación y lo has dicho perfectamente, quien no sepa medir lo que está sucediendo lo pagará con el tiempo... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ánimo Savonarola!!! qué lástima que no te sigan otros bejaranos y más cuando ahí habéis tenido casos de corrupción política.
    Bejaranos, uníos!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Hay algo de lo que no se dan cuenta: estos hechos se han iniciado mucho antes del 15 de mayo. Los que usamos Internet lo sabemos. La indignación del ciudadano irá creciendo. Si los partidos políticos no toman nota, en las elecciones del próximo año las plazas volverán a estar llenas, pero con más decepción.

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches, Luis Felipe Comendador:
    (A mediodía te he pasado un comentario, que ha debido perderse, pues veo que no aparece publicado. Vuelvo a rehacerlo, más o menos, decía:)

    Entiendo y comparto tu enfado. Al escuchar la radio, hace unos días, una paisana burgalesa de nombre Cristina, debió sentir algo parecido.
    Te pongo el enlace:
    La manifestación del 15-M y la Radio Pública RNE

    Espero que los ciudadanos, y sobre todo la juventud, que han comenzado a reaccionar de forma pacífica, sigan del mismo modo y se consiga el cambio, tan necesario, con la unión de todos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es que nos confundimos. Yo no creo que es buena la libertad de expresión. No. No se puede decir todo lo que te viene a la cabeza. Yo defiendo a muerte la libertad de pensamiento... de todo el mundo, pero algunos de los pensamientos, de algunas personas, es mejor que no se digan en alto. Este tipo está confundiendo la libertad e pensamiento con evacuar por esa boquita lo que le sale del forro de los tacones. Y no. No es lo mismo.

    ResponderEliminar
  8. Bien dicho. Sigo estando contigo. Yo ya soy doblemente abuela, y también estoy indignada, y esperanzada de que nuestra juventud esté despertando. Benditas redes sociales que están propiciando estos movimientos. Otro mayo es posible? Pues puede que sí.
    Salud, paz y república.

    ResponderEliminar
  9. Te quiero aunque siga sonando mu mal decirlo, pero es así.

    ResponderEliminar
  10. Ayer vi en Sol un pancarta que decia:

    "ALFONSO ROJO DEVUELVE TU APELLIDO"

    ;DDD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …