Ir al contenido principal

Sobre la piratería y las descargas ilegales.


Quiero recoger aquí un texto que ha dejado mi hermanito Paco Ortega en su Myspace, y lo dejo para que corra y se lea, para que quede patente, para que duela y para que, si es posible, se haga algo por descubrir a esos émulos de la cultura del ladrillo en la música.

"En mi opinión, la situación de crisis que vive la industria de la música no solo es consecuencia de la piratería y de las descargas ilegales. Es más bien el resultado del saqueo al que, desde hace muchos años, nos vienen sometiendo otros "piratas" de los que nadie habla. El coste desmesurado e injusto de la promoción, los altísimos márgenes de algunos intermediarios, el poder de las radiofórmulas y el secuestro al que someten a artistas y obras... y unas compañías multinacionales serviles y sin imaginación. Yo estoy en contra de la piratería, pero no quiero que los verdaderos culpables de la situación se escondan detrás de las descargas ilegales. Creo que si a la gente, que sabe bien lo que quiere, se le da calidad y precio, y a los artistas se les ofrece respeto y pactos honrados y sinceros, cada vez serían más los que se sumasen a una tarifa plana que les permitiese tener acceso a la música que les gusta de una forma legal. "

PACO ORTEGA *

* Paco Ortega es músico, productor discográfico, compositor, intérprete y editor discográfico. Dirige sellos como "Musigrama" o "El Pescador de Estrellas" y es el detonante del bellísimo proyecto "Libertad 8", que promociona, publica y lanza a nuevos y valiosísimos cantautores.

Comentarios

  1. Personalmente yo estoy a favor de esas descargas (no me refiero a "las mantas" )que motivan y promocionan a los artistas a seguir creando, y estoy más a favor todavía de los espacios culturales donde esos músicos puedan desempeñar su buen arte. No se puede vivir de las rentas, grabar un disco y sentarse a recibir comisiones (mínimas, minimísimas) mientras nos enfrascan en un perfume de gran tirada en vísperas del día del padre o de la madre o del muyseñormío.
    Los músicos deben tocar música o cantarla o escribirla, siempre sentirla.

    Los pintores pintan sus cuadros y no se cotizan más allá del póster y la camiseta, y el marcapáginas, y el collage y la fotocopia ¿Quién pediría cuentas de los Girasoles de Vang Gogh, del Beso de Klimt, de las excitantes mujeres de Mücha, del universo de Kandinsky?
    Algunos músicos tienen la palabra y la usan para quejarse, presionados por las discográficas, pero también tienen el tiempo para pedir que ¡ya está bien de intermediarios!, menos cd´s, más conciertos, más salas de conciertos.

    Yo quiero comulgar con mis músicos favoritos y no que se conformen con una comisión del producto, con un royalti si hay versiones, con un crúzateesosdedos que han pasado 20 años y lo mismo salimos un día en televisión.
    Nadie pone el grito en el cielo cuando el playback sigue haciendo estragos por las cadenas (y en plenas promociones)y sí nos rasgamos las vestiduras cuando en un programa o dos colocan sus pequeños subtítulos de "música en directo".
    ¿Alguien se imagina a Picasso calcando sus dibujos?

    Obviamente no soy músico, ni compositor, soy la otra parte que no tiene la culpa de cómo van estas cosas y lamentablemente tampoco tiene la solución.
    O igual sí, por cada entrada de concierto yo regalaría el cd, estaría bien, todos ganamos ¿no?

    salud y sigan creando, es necesario, yo lo necesito.

    ResponderEliminar
  2. Pero bueno, ¿qué pasó ayer? ¿Fue el día de las rodillas? Es que haceis el cabra-loca y luego pasa lo que pasa, que ya no tenemos 20 añitos.
    Sigo sin ver claro lo de limitar el sueldo máximo. Me parece más importante impedir que cualquier fulano simplemente por estar detrás de un ordenador pueda desbaratar la bolsa y las economías, es algo que no alcanzo a comprender, esto sí que me parece inmoral además de estúpido.
    SEGUIRÁ.
    Guadalupe (mañana por Béjar).

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…