Ir al contenido principal

Con estos mimbres no hay quien note la crisis en superficie.


15 de mayo de 2009
Al llegar al primer café del día, me encontré con PdT lleno de farolillos, con mantillas en los mostradores y hasta con un cartel original de la corrida en la que murió Manolete [no es broma]... eso sin contar las pizarritas ofreciendo puntillitas, vino fino, chocos... y, en ese marco, Josema e Isidro, vestiditos de romano euríbor, contando sus andanzas de golf y de caza, hablando de la oportunidad de latinoamérica para abatir gansos o liebres de siete kilos, de la escuala moral de la nueva normativa para el aborto [los años minan la idea moral de los que se dijeron de izquierdas –je, je– y los van poniendo piticlines conservadores que acojonan]... y todo risas mientas Isidro cuenta que en Argentina los intereses andan por el 33% [“para invertir, chavales, para invertir... aunque el pueblo pasa una miseria de cojones... y da pena, ¿eh?”]. A todo esto, la ministra de “igual da” contando por la tele cómo se tramita la moral en leyes hechas con palabras imperfectas... y al ratito un anuncio de la iglesia católica pidiendo encarecidamente que los contribuyentes pongan la cruz en su apartado [como si no tuviésemos cruz suficiente ya].
la verdad es que con estos mimbres no hay quien note la crisis en superficie, pues vivimos de la puñetera apariencia y de la subversión que la moralina nos calza en los pies sudados.
Anoche andaba el señor Punsent, al que siempre he respetado mucho –a pesar de que se presta a salir como un pelelito en programas en los que se coñean de él–, explicando en la tele que el lenguaje solo sirve para equivocarse y que el cerebro es una herramienta hecha para la supervivencia y el autoengaño, y que debiéramos preguntarnos si hay vida antes de la muerte y no si hay vida después de la muerte... el problema es que el personal no pilla la importancia de las palabras de este tipo tan interesante, y solo se queda con sus pelos de loco despeinado, con sus ojos de beodillo en resaca y con esa voz particularísima y tan imitada... habló el colega también de que la moral es una perversión terrible inventada por el hombre, especialmente la católica, y yo llevo asintiendo con la cabeza desde anoche.
El caso es que me tomé mi café mientras sonreía a las ocurrencia de mis contertulios y pensaba en el fondo que soy parte del fracaso común... y aún persevero... fue entonces, cuando me cruzó ese pensamiento, cuando comencé a pensar en alto durante un par de minutos... todos me miraron con gesto extraño cuando dije que no estamos preparados ni para ser libres, ni para otorgar libertad al otro... callé ante las miradas y continuaron los chascarrillos, las hileras de gansos recién abatidos en un pueblecito a doscientos kilómetros de Buenos Aires, el todoterreno lleno de cajas de cartuchos prestos para ser disparados, el todo a cien en el que se ha convertido el Tercer Mundo y la convicción de que los pobres son felices si se acostumbran a su pobreza.
Mientras pensaba en los gansos de siete kilos cayendo abatidos sobre sus cazadores –eso es peligro y lo demás son tonterías–, me llegó postalita desde Buenos Aires de mi querida Alexandra Botto, donde para en estos días participando en un encuentro de escritores latinoamericanos –literatura y caza en el país del tango y el 33% de interés, en el país donde el sueño borgeano se hace carne de caos y silbiditos–.Tramé una huida sin más, una de esas huidas que solo pueden hacerse con el coco y sentado en la silla de siempre, una huida hasta Puerto Madero o a mirar pinturas baratas en Caminito [tengo pendiente una gira latinoamericana que se tuerce siempre a última hora, una gira de tequila y calambre en Sonora, de tanguito y miradas en la Plaza de Mayo, de crisálida abierta en la ciudad de Miguel Estete esnifando a pulmón abierto la eterna primavera, de piñita colada en Cayo Largo o en la aimara Bulibiya comprando mantitas de lana con motivos incas y ponchos picorros].
Caza y literatura... y semana andaluza comprando una participación para El Cuponazo del viernes para ver si hay solución de continuidad y viajes y risas y escritura inconsistente y regalos... El Cuponazo para preocuparme solo por el cáncer futuro o el no sé qué ponerme de todo lo que tengo, coño... tonto del culo...
En fin... me vuelvo a arropar con el manido argumento de que me espera algo mejor y que he de seguir apretando la piernas hasta que llegue lo bueno... y me olvidaré de aquel jodido escepticismo que comenzó con Pirrón para dejar de poner en duda todo lo que me pone negativo.
•••

Ser pesimista no te lleva más que a la mediocridad, al conformismo y a la negatividad... y no sirve para nada.

Es mejor no sentirse feliz, porque el feliz no reacciona ante nada.

Nunca soy culpable de los fracasos en los que intervienen los demás.

El virtuoso está libre de pasiones... que le den bien por el culo.

No saber hacia dónde vas es síntoma de alta inteligencia.

No conocer es fundamental para empezar a hacerlo.

Comentarios

  1. Acabo de descubrir que soy pirrónica, je je... No te pongas nervioso (ya sé que no), suerte y hasta mañana.

    ResponderEliminar
  2. Pero es que han vuelto a cambiar de día y hora al Punsent??? madre mía, el último "Redes" que vi fue hace un par de semanas, iba sobre religiones (me acordé de ti, jijiji) ¡y eran las 04:00 (de la madrugada)!.

    Oye LF, sabes dónde te parecías mucho al Hackman? pues en una foto que hiciste en tu estudio, casi a oscuras, (creo que estaba hecha con la web-cam), seriote, con la mano en la cara (pensativo) y que pertenecía a una serie en la que hacías gestitos con las manos. Sabes cuál es? no creo, pobre, porque me explico como un libro "cerrao".

    Ah y otra cosa... es que no sé si soy una de esas afortunadas, pero por si acaso... te doy las gracias de todo coraçao por dedicarnos tu lectura de la casa de la sal. Uffff!. Y encima seguro que ha salido todo preciosísimo!! -mira que me alegra-.
    (Te importaría decirme el título de alguno de los poemas? por favor)

    Un requetebesazo.
    Muuacccccc

    Pd.: Adu, pirrónica?? al diccionario que voy!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…