Ir al contenido principal

En el camino de las Íthacas...


Había hablado con Luis a eso de las cuatro de la tarde, mientras tomábamos un café en PdT acompañados de Josetxo y Albertito, y me dejó caer –sin intención, todo sea dicho– que a él le gusta que la gente vaya a sus ‘meriendas’ preparada como forma gráfica de agradecimiento a su invitación, así que pensé en acicalarme un poco para lo de la inauguración de NOTESALVES, pues nada me molestaría más que no dejar satisfecho a mi encantador amigo... pero me puede lo desastrado –es una estética en la que vivo desde hace más de veinte años... y me encanta–. Me llegué hasta mi casa y decidí arreglarme de cintura para arriba [era una forma de agradar a mi amigo y, a la vez, de no ceder a mis formas]... me dejé el calzoncillo del día, los zapatos Camper verdes y el pantalón deshilachado, me quité la camiseta interior, me puse mi camisa azul celeste de Lacoste, mi corbata granate de seda [tiene más de veinte años esta pieza hermosa de mi vestuario] y mi chaqueta de sport de cachemir... me eché unos flus-flus de perfume Loewe en el cogote, me anudé mi bufanda gris marengo al cuello y me tiré a la calle a lo que saliera.
Cuando llegué a la Plaza de la Piedad, ya había un buen grupo de gente esperando a la puerta de NOTESALVES... las damas empingorotadas como para fin de año, algunos caballeros con traje y gominita en el cabezón y Manolo Casadiego de punta en blanco con su capa bejarana hecho un pincel [solo Marinita daba el contrapunto vestida de Alberti cuando lo de “Marinero en tierra”]... por allí andaba la curia político/social [menos vestida... que no con menos cosas encima, se me entienda]... estaban Cipriano y su esposa Marisol [el abrazo que recibí de Cipri fue verdadero, que eso se siente enseguida], Jesús Caldera con sus esposas [la carnal y amorosa... y esas otras esposas con bigote que le cuidan las espaldas de las balas perdidas o buscadas], José Antonio Sánchez Paso vestido de montañero, Antoñito Caldera y su santa reguapa [el abrazo de Antonio también fue intenso], un par de concejalas bejaranas y otros adalides del parnaso civil y profano más acervo. Enseguida llegó Albertito para hacerme la compañía necesaria [¡coño!, alguien con quien hablar de asuntos distintos a ese todo va mal que ya es endémico]... y penetramos en la notesalvería... abrazo bonito de Josetxo... beso intenso y grandote de Luis... y Alberto que me dice: “Felipe, vamos al fondo del local, que me han dicho que allí lo vamos a ver todo mejor” [y yo, tonto de mí, entré al engaño y me hice hueco hasta llegar al fondo de la sala]... mi situación era realmente cómica, pues quedé hecho un sandwich entre Cipriano [que estaba justo delante de mí] y Jesús Caldera [que me guardaba los atrases]... todo iba bien... estaba en un lugar alejado del jolgorio y me sentía arropado y escondidino, que es como me gusta estar en estos saraos [se me olvidó contar que Alberto y yo charlamos un ratito con Manolo Blázquez antes de entrar, y que al tipo se le ven ganas de hacer algo de calado cultural en este pueblo... pobre].
Y que empezó la cosa... un actor vestido de Napoleón se subió a la mesa central de la sala representando una hermosa metáfora sobre la locura y la razón que supone abrir en estos tiempos un local dedicado al Arte y a las letras sin ánimo de lucro... le siguió el emotivo recitado del “No te salves” en las voces emocionadas de Marisa y Guillermo [al que se le saltaron las lágrimas durante el recitado y puso esa tensión hermosa de los momentos trágicos... me gustó, aunque el colega las pasase putas durante unos segundos]... otra intervención napoleónica... otra intervención poética de Guillermo [más serena ya]... unas palabras de Josetxo con graciosísima y desinhibida referencia a la ‘pluma’... y la putada de la noche... ¡me caixo en Soria!...
Se abrió una puertecita que había justo a mi lado, al fondo del local, y salió por ella una actriz jovencita que se paró frente a mí, como a un metro de distancia, me miró a los ojos y comenzó a recitar... “Comerte con los ojos porque me están saliendo los dientes de leche...”... y me quedé helado, tembloroso, sin saber qué hacer ni cómo moverme... la chica recitaba de puta madre y me miraba... yo intentaba sostener la mirada, pero resultaba muy difícil... me temblaban las piernas y solo pensaba en desaparecer... fue realmente hermoso y sorpresivo... fue chuli escuchar ese poema mío bien recitado por una voz femenina... y hasta fue chuli sentirme tan descolocado. Jo.
Luego cerró el acto la hermana de Josetxo con cuatro piezas vocales clásicas acompañada al piano por Cari Argente.
Tomamos unas cañitas de cerveza con canapé [siempre con mi compañero Albertito haciendo el par], salimos a fumar un cigarrito para asistir boquiabiertos a la llegada y fuga de Ramón [siento que mi amigo esté con todo tan a flor de piel y le ofrezco mi mano para lo que precise], felicité a JASP por su paternidad reciente, y decidimos echar el cierre a la visita [no sin antes cruzar con Evelio Molina unas palabras amables].
Todo salió estupendamente y mis amigos notesalves contaron de entrada con el beneplácito de esa curia bejarana que tiene en su mano que las cosas tiren adelante o se detengan. Yo espero que todo les salga a pedir de boca, deseo que consigan una gestión del asunto que les asegure futuro, quedo dispuesto a lo que me pidan y pueda darles y me guardo esa sensación hermosa de que cuando se quiere hacer algo no hay barreras que no puedan saltarse o ser derribadas...
Mis felicitaciones a Luis, a Josetxo, a Mayca, a Concha y a Reyes... y también mis mejores deseos.
Lo pasé chuli, aunque lo del “comerte con los ojos...” me dejase entre gatinino y na durante diez minutos.
Y que nos vemos en NOTESALVES cualquiera de estas tardes sin Teresa, porque allí están las Íthacas.

Comentarios

  1. Llevo cantidad de días sin saber que se podía comentar. Creía que habías quitado la opción de hacerlo. Así es que no me quedó más remedio que hacerlo en el blog de Paco Ortega.
    Me han encantado las palabras para Claudia. Qué hermoso legado para esa niña. Ojalá que saque provecho de él, y ojalá que todas las Claudias del mundo llegaran a juntar sus manos para hacer aquella muralla, que iba a ir desde la playa hasta el monte...
    Felicidades por lo que te toca de "Notesalves". Ayer escribí un comentario en el blog de mjpapel, pero no sé por qué tampoco sale. así es que como sé que entra en el tuyo, desde aquí los felicito a todos por esta preciosa iniciativa,. Qué lujo para los bejarahuis! Espero poder llegar atiempo para la exposición.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. he buscado esos dientes d leche tuyos...
    la curiosidad es algo muy fuerte en mi, y asi descubro.
    y asi conozco y pienso.
    Pienso que la chica que recitó, es buena, si al creador le ha gustado, y teniendo en cuenta la pieza,fue una pena no escucharlo.
    maravillosa encerrona esa, que los dioses te sigan preparando esa trampas....
    Maku

    ResponderEliminar
  3. JAAAAAAAAAAAAAA, pues igual de gatinina me quedé yo cuando me dedicaste el poema el año pasado!! (aun encima habiendo llegado a Béjar re-que-te-miando de una semanita "fusss").

    Os he imaginado y me ha encantado, que lo sepas.

    -Ah! y que a mí también me pasó lo que a Sinda, al principio creí que habías quitado los comentarios-

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

Ocho días sin Mario

No sé cómo explicar que el decurso vital me sujeta al espacio que habito, que los proyectos urgentes me requieren al pie del cañón y que el trabajo de mierda que tramito a diario me impide hacer exactamente lo que debiera hacer. Cada día recibo fotos y vídeos de Mario: durmiendo, recién bañado, antes y después de la toma, tumbado como un rey con su pañal como único vestido..., y presiento a mi niño abrigado por sus padres, cuidado hasta el más mínimo detalle; pero me siento mal por no estar allí cada cinco minutos para contemplar su sueño, para asombrarme con cada uno de sus gestos o para colocar uno de mis dedos en su manita y sonreír mientras lo aprisiona levemente.
En todo caso, pienso en que sus padres ahora necesitan espacio, que nadie los moleste, y eso me calma un poquito..., y también me calma el tener muy claro que todo lo que hago también lo hago por Mario, para que algún día sepa que ser humanista es el camino correcto, que trabajar para un futuro con dignidad es un buen pl…