Ir al contenido principal

Las tontas circunstancias... y un rato de desfogue.


Por esas tontas circunstancias de la vida, y por este expediente de regulación de empleo en el que estoy metido como patrón de mi pequeña nave, me toca hacer en la imprenta el trabajo de Antonio [ya comiendo del Fogasa –me acuerdo más de él–] y el de Juan [en casita por ERE], además del que me corresponde... en esta tesitura, me toca maquetar, diseñar, hacer todos los trabajos de impresión digital, plastificar en caliente, imprimir planchas para offset en el CTP y revelarlas en la procesadora Kodak... además de atender a algunos clientes, preocuparme por los asuntos contables y económicos que Carlos no puede solventar, pillar el teléfono para escuchar algunas cosas que no me apetece escuchar y buscar trabajo allí donde hay algún amigo o conocido que sea susceptible de encargarme algo...
Hoy empecé el día haciendo un par de planchas sin mayores problemas, pero a la hora del revelado vi enseguida que el revelador estaba pasado y no revelaba con limpieza, así que me dispuse a cambiar líquidos y a limpiar la procesadora... con las prisas, pues llegaron un par de clientes que me acuciaron con sus trabajos, y las constantes interrupciones de índole varia, no recordé la posición original de las piezas de la procesadora y comenzó el lío... desmonté la máquina y vacié los tanques en tres tramos de tiempo que marcaron los clientes que llegaban, limpié los depósitos de los restos de revelador oxidado [una tarea sucia y realmente tediosa] y vacié dos bidones completos de revelador nuevo en los depósitos... al ir a montar la procesadora de nuevo, como he explicado, no recordaba la posición de las piezas y, en mi nerviosismo por el poco tiempo que tenía para hacerlo y volver al trabajo urgente, metí mis manos [con un cabreo difícilmente expresable con palabras] en el revelador hasta que encajé cada pieza en su lugar exacto... mis manos han quedado deshechas y arrugadas, con esa quemazón química que las llena de heriditas que duelen como pinchazos del alfiler... y que me siento solo y desolado, roto y sin apenas apoyo... solo la buena disposición que tienen Paco y Carlos me ayuda un poquito a ir superando este estado de agobio y desesperación/desaparición [pero Carlos también se va de ERE]... no entiendo cómo el gobierno pequeño o grande [el que sea, que me da igual] permite estas situaciones que ya son de pura progresión geométrica en nuestra España desespañada [¿despeñada?], mientras la portavoz socialista, que habla como comen los pavos, no hace más que hacer declaraciones infames de corte adolescente... y la del PP, que, además de hablar como comen los pavos, parece un pavo rechoncho, contradeclara con imbecilidades propias de esa minusvalía política que padecemos los votantes españoles... solo saben arreglarse sus vidas [sus vidorras] estas tías putas con todos sus mamones adláteres de corbatina y prurito ‘quitahierros a lo suyo’... mi empresa se va al carajo siendo verdaderamente viable mientras ellas se afeitan sus coños con espuma seca Hurra [de ahí, posiblemente, sus gestos extraños al ladrar] y ellos se manosean sus pollinas con la manita en el bolsillón de sus pantalones de Terlenka... y encima me van a prohibir fumar en lugares públicos [me imagino que en los púbicos aún podré hacerlo durante unos años]... a ellas les chimichufla el pandero que yo tenga que pagar ivas no cobrados, que tenga que aguantar a sus hediondos funcionarios lameculos, que tenga que soportar intereses de demora y multas varias por su falta de gestión decente... a ellos se la pela el que me mate a currar sabiendo que lo hago exclusivamente para que se puedan comprar calzoncillos CK que den el toque cuando se tiran a sus putitas de turno a cien metros de los jodidos leones de las Cortes... yo trabajo y ellos viven de puta madre con lo que me quitan, que ya es todo [lo que me otorga el derecho a ciscarme en esas santas que los dieron a luz entre dolores]... que estoy harto, coño, harto de irresponsables y de vagos, harto de funcionarios indecentes y de políticos meones, harto de falsos compañeros y de tías sin valor que tienen representación pública solo por su palmito [nunca fue tan verdad eso de ‘mira en mis ojos cómo voy a follarte y ponme en las listas para salir’]... nunca este país ha tenido una clase política tan indecente y de tan baja estofa como en estos días... nunca ha tenido una clase funcionaria tan vaga y traicionera, tan vulgar y tan aprovechada como la que ahora se enseñorea en instituciones y centros públicos... nunca ha tenido esta España mortecina y cagada una clase periodística tan rastrera y vendida, tan asquerosamente pagada por sus sesgos... es todo una mierda, una puta mierda.
No hay trabajo y existen funcionarios que cobran por dos o tres servicios distintos [eso es, primero, ser rastreramente insolidarios... luego, puro latrocinio... después, puro egoísmo... y, para terminar, una señal ineludible del fracaso social en el que estamos... ¡al cadalso con esos mamones aprovechados y con quienes permiten que se den estas situaciones!]... están las cosas jodidas y, para calmarme, me viene de perlas achicharrarme a exabruptos, así que, emulando a mi coleguilla Gonzalo Escarpa, tiro por el camino recto... me cago en las putas madres de todos los políticos incapaces, en las de los funcionarios absentistas e insolidarios, en las de los abogados con corbata, en las de los banqueros con subvención, en las de los constructores, en fin, de esta España chusca echada a perder... y sobre todo en los que han pisado mi ideología, los que se han encargado de hacerla añicos deformando hasta el sarcasmo los ideales por los que murió asesinado mi abuelo Felipe Sánchez “El Juguete”, los que han hecho de la idea socialista una meada larga hasta acercarla tanto a lo liberal y conservador que ya se confunde... ésos son los peores de todos, los que con votos de izquierda sentida hacen políticas neoconservadoras y le maman las mingas al capital con verdadera sumisión, ésos que solo tienen en la boca los derechos de los trabajadores mientras se los quitan, ésos que no tienen agallas para meterle mano a los ricos mientras se ensañan con los pobres... necesito vaciarme de verdad, decir todo lo que pienso y como lo pienso, gritar que este fracaso es fundamentalmente debido a esa turba de progres venidos al capital que no han dudado jamás en proteger sus posiciones [posesiones] para acercarse al estatu de quienes debieran ser sus enemigos, a esa turba que ha pisoteado la dignidad de los suyos con verdadero descaro, a esos ‘obreros de derechas’ que van de ‘hombres de izquierdas’ con sus dos pisitos, su chalet, su finquita con piscina, sus cochones, sus movidas de funcionarios ‘puestos’ políticamente, sus sueldos de puro latrocinio y sus infames discursos morales... ésos que van por ahí contando que se han hecho a sí mismos [pero no dicen que a costa de deshacer a los demás].
A la mierda...

Comentarios

  1. Qué vísceras se le remueven cuando les oye llenarse la boca con eso de "pequeñas y medianas empresas"

    ResponderEliminar
  2. Sr. Luis Felipe ¿no era usted socialista? ¿A cambiado ahora que es patrón(como usted dice)? ¡quién le ha visto y quién le ve! No comprendo esas`palabras en su boca.

    ResponderEliminar
  3. que es lo que queda? solamente dejar ir este momento, aceptarlo como lo que es algo circunstancial, que abruma claro, pero que no mata. matara lento pensaras pero no les demos ese placer, si tienes que hacerlo por llevarles la contraria hazlo! pero no nos dejemos caer, no toquemos nuestras heridas de más, solo queda salir al dia siguiente con la cara mas guapa que podamos. y si, claro que son unos hijos de puta.

    ResponderEliminar
  4. Aunque no sirve de mucho, siento lo que estás pasando. Sabes que puedes contar conmigo si puedo ayudarte en algo.

    Probablemente yo pierda mi trabajo un día de estos (como la mayoría si esto sigue así). Entonces igual me paso por allí y te ayudo un par de días. En estos tiempos sale lo peor y lo mejor de cada uno. De ti saldrá lo mejor, estoy seguro.

    Un abrazo fuerte, fuerte.

    ResponderEliminar
  5. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    LUIS FELIPE COMENDADOR

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CABALLO, LA CONQUISTA DE AMERICA CRISOL Y EL DE CREPUSCULO.

    José
    ramón...

    ResponderEliminar
  6. Luis, un desfogue es un desfogue.

    Anónimo, te responderé cuando des la cara... eres el cobarde de siempre.

    Ángel, mil gracias, hermanito... y mucha suerte en lo tuyo.

    José Ramón, un abrazote.

    ResponderEliminar
  7. Es lo que tiene soltarse a hablar y acabar limpiando el alma de una bocanada y llenando de aire nuevo los globos que hacen volar alto nuestros sueños.
    Me encantá cuando alguien cuenta sus problemas, pero con un poso positivo y de esperanza en el fondo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …