Ir al contenido principal

Palabras para Aisha (1)



Mi querida Aisha, no tienes cumplido aún tu primer día y ya siento la necesidad de contarte tantas cosas... que no sé por dónde empezar. Eres sangre mezclada y cruce de culturas, combinación y divino resumen del trasegar distinto de hombres y mujeres por el mundo. Tu madre es española, y de eso ya sabrás por el latido que llevas puesto, pues tú también lo eres desde ayer por la tarde... y tu padre es puro orgullo africano abierto sin medida a lo que llegue y como llegue, y es de él de quien quiero hablarte ahora, pues lo tengo por uno de mis hijos desde hace pocos años [una vida enterita llena de intensidad y amor sentido, Aisha]. Tus genes Kante vienen del paradisiaco lugar de Bandafassi, en la región senegalesa de Tambacounda [exactamente del sitio pequeñito de Ibel], y son genes ‘Peul’ magníficamente combinados con genes castellanos... tus ancestros africanos, los Peul, constituyen el pueblo nómada más grande del mundo, y su historia conocida se remonta al siglo IX, época en la que habitaban la curva del río Níger y la cuenca del Volta Negro. A partir del siglo XII se desperdigaron por diversas zonas de África huyendo de la presión islamista, asentándose fundamentalmente en Fouta Djallon, el Valle del Senegal y Macina. Pasaron varios siglos dominados por el imperio Mali hasta que consiguieron su autonomía en el Estado de Bundu, para ser conquistados después por el imperio Shongai.
En el siglo XV se reagruparon de nuevo en Fouta Djallon, liderados por Koli Tenguela, y se convirtieron al islam.
El suceso histórico más destacable fue la yihad que los Peul entablaron contra sus vecinos Haussa en el siglo XIX, creando un reino fuerte que fue decayendo hasta la dispersión de la población por distintos lugares de África.
Actualmente, la vida de los Peul se basa en el pastoreo y el nomadismo, cuantificándose su riqueza en función del número de cabezas de ganado que poseen, manteniendo sistemas productivos eficientes.
Las costumbres tradicionales cuentan que los Peul proceden de un paraíso llamado El País de Heli y Yoyo, lleno de tierras ricas en productos naturales donde reinaban la fortuna y la vida, creado por el dios Gueno.
Desde que los Peul adoptaron el islam son muy teocéntricos y muy devotos. Entre sus ritos ancestrales figura la circuncisión y el Sharot o prueba de palos... pero eso es pura generalidad que apenas puede servirte para sentir algún día un pellizco en las entrañas que pasará de seguro... tu padre, Youssouph Kante, el hijo de Koli Kante, sí que debe ser uno de los trazados más nítidos de tu genética, su arrojo y su valentía para lanzarse al mundo, su voluntad y su constante afán de superación, sus desvelos y el sufrimiento mantenido que ha sido capaz de soportar deben ser siempre ejemplo nítido en tu vida...
¿Sabes, pequeña Aisha, que a You lo conocí hace unos pocos años sin un futuro cierto, perdido, pero con una sonrisa hermosa que jamás se borraba de su rostro aunque todo corriese en su contra?... mi primer paseo junto a él por la calle Colón bejarana fue realmente emotivo [aunque apenas nos entedíamos en un francés que él hablaba deprisa y con un alto acento africano y que yo lograba comprender con mucha dificultad], pues fundamentalmente aprendimos al instante a hablarnos con la mirada y a respondernos con sonrisas francas... supe enseguida que él partía de menos que cero en este país nuestro y, también enseguida, presentí que mi destino iría unido al suyo por mucho tiempo. Gracias a tu tío Juanito, Aisha [al que desde hoy puedes llamar ‘abuela’, porque es el cargo que se autoaplicó nada más que naciste con ese gracejo suyo irrepetible], logramos que You fuese haciendo de esta tierra su tierra y de estas gentes sus gentes... la alta capacidad apdaptativa de tu padre, su magnífico carácter y una voluntad hermosamente grave y envidiable, fue el catalizador de todo lo que sucedió después, pues dedicó su tiempo a ayudar a los que llegaban a España como él llegó [lo hizo desde el MPDL extremeño], a la vez que se formaba en aspectos muy diversos que con el tiempo fueron fundamentales para alcanzar el statu que hoy goza... su poder extraordinario de hacer amigos, su constante voluntad de ayudar a todos y su disposición personal para lo que fuera le llevaron a trabajar [sin papeles] de pintor, de albañil, de trasegador, de músico étnico, de traductor, de limpiador, de tenderito solidario y de cualquier pequeño curro que surgiera... y, ya con papeles, trabajó de recepcionista de un hotel, de carpintero y de cuidador de jardines, entre otros trabajos menores.
Como padre español de tu padre, Aisha, solo puedo decirte que nunca pude imaginar un hijo mejor, tan empeñado en darme cariño y en hacerme feliz, tan atento a todo lo que yo le dijese o le pidiese.
Así, reina guapa, Aisha queridísima, puedo decirte sin que se me mezcle ni una sombrita de duda, que tienes el mejor padre que pueda imaginarse cualquier niño del mundo, un padre comprensivo, amoroso, humanista, buena persona, amigo incomparable de sus amigos y lleno de integridad y buenos sentimientos.
Qué suerte tienes, chiquitilla... y no te puedes imaginar cómo se me saltaban las lágrimas de emoción cuando esta mañana agarraste con fuerza mi dedo corazón con tu manita derecha...
Luego te hablo de tu mami.


Y comida chuli en El Castañar con Alberto Hernández y Cati Rivera para recoger el material cerámico que Cati nos traía con el fin de que ambos participemos en su nuevo número de la revista objeto "La Webera". Un placer comer con ellos y compartir charleta.



Comentarios

  1. Felipe, enhorabuena por la parte que te toca.Muy emotivo lo que has escrito a Aisha sobre su padre, realmente es tal como lo describes.
    Dales un fuerte abrazo de nuestra parte.
    Jesús y Luisa.

    ResponderEliminar
  2. Ay qué chulo todo... ¡¡¡ENHORABUENAAAA!!!

    Besosbesos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …