Ir al contenido principal

esebecutalgia


Ando estas últimas semanas engolfado en darle una vuelta de tuerca a los proyectos solidarios de SBQ. He de confesar que he estado muy bajo de forma en los últimos meses [todo propiciado por los problemas personales de trabajo y por el pequeño desánimo de no poder ver cumplidos algunos plazos que me había impuesto]. La verdad es que no he parado en todo este tiempo de darle vueltas a los asuntos solidarios diversos en los que estoy metido, pero también ha sido tiempo para la reflexión, para retomar los proyectos y buscarles las vueltas de otros modos.
Entre los asuntos tramitados y no explicados aún, están fundamentalmente dos realidades que alumbran nítidamente hacia el futuro: el grupo de Perú ya es absolutamente oficial [nos ha costado un montón conseguirlo] y la decisión de aceptar ayudas institucionales externas a la organización [ya lo matizaré en otro momento] parece que servirá de gran ayuda para conseguir los fines previstos desde el principio [estamos colaborando con la Fundación Premysa, tramitando ayudas de la Fundación europea Biodiversidad y conversando con el SEDALIB peruano –la empresa estatal del agua– para llegar a un acuerdo fuerte de colaboración, así como ya se van a presentar en estos días unos proyectos importantes de pozos y reserva de agua potable en Gambia y Senegal [no hemos parado en la gestión, aunque sí nos hemos detenido un poquito en la información... me apetecía tener medio seguras las cosas para empezar a contarlas otra vez].
El hecho fundamental de mi desánimo [obviando el personal y el de trabajo] era fundamentalmente la dificultad para obtener fondos privados para la construcción de los tres centros de formación y acogida que ya están planeados y en proceso [la gente se cansa de ayudar y lo entiendo perfectamente], lo que tiene como consecuencia cierto desánimo en los lugares de acción [es perfectamente entendible que esperan unas construcciones que no llegan]... así que me puse manos a la obra para salir del pozo negro en el que estaba y se me ocurrió, después de darle muchas vueltas al asunto, que era muy importante mantener la ilusión y el ánimo de quienes esperan, así que estoy metido en el diseño de unas becas de estudios que harán que todo vuelva a su curso si tienen éxito. El asunto consiste en obtener información a pie de obra de las necesidades particulares de las familias de Trujillo, Ibel y Baro Kunda y elaborar dossieres detallados y verificados de que todo lo que en ellos se dice responde a la realidad [es un asunto en el que ya está trabajando el voluntariado SBQ en los países de origen], y a partir de esos dossieres informativos, crear una serie de becas de formación particulares y nominales que sirvan de empujón en la población afectada... con una cantidad de euros mínima, escolarizar a niños que tiene dificultades serias para ser escolarizados... y hacer un seguimiento de todos ellos, con información constante sobre la evolución y las necesidades del becado... ya dispongo de bastante material del Perú y en unos días estaré dispuesto a iniciar la campaña de becas con información detallada del asunto.
Creo que de esta forma se abrirá de nuevo el camino y se podrán ir limando los problemas de construcción física de los centros previstos.
Y que en eso estoy ahora, con ilusión nueva y con muchas ganas, que ya me venían haciendo falta.

Comentarios

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…