Ir al contenido principal

No puedo decir que esté acabando mal el año...

Entrega de un cochecito de bebé SBQ a una mamá durante la fiesta de Navidad organizada por SBQ Perú.

No puedo decir que esté acabando el año mal, a pesar de lo puñetero que ha sido... en este momento tengo abierta exposición de obra y se va vendiendo [imagino que es gracias a que los fondos obtenidos son para los proyectos solidarios de SBQ, no por mi prosapia pintora, je]... a mitad de semana me llamó Fabio de la Flor [mi editor salmantino de “Delirio”] y me propuso editar una nueva aforística con el material que tengo acumulado y que titularé “Si Dios está en todas partes... también estará en las mías”... y acabo de recibir un montón de material gráfico sobre la campaña navideña de SBQ en Perú, que este año se ha multiplicado por tres, pasando de hacer una fiesta a hacer tres fiestas [para niños de El Porvenir, Alto Trujillo y Cerro Bolongo], lo que me deja muy satisfecho por la marcha de ese grupo hermoso dirigido por Lorena Pajares. No puedo pedir más... ¿o sí?... claro que sí, voy a pediros que colaboréis, aunque sea con un euro de esos que sobran en los bolsillos para hacer que nuestra labor de cooperación siga creciendo, que podamos escolarizar a más niños, que podamos comprarles camas nuevas, ropa para ir a cole y comida para saciar su hambre, que podamos mantener vivo el empeño de edificar escuelitas y el centro de acogida infantil en Alto Moche... pediros que me traigáis vuestros libros viejos, los que sobran en casa, para que tenga continuidad el proyecto de “1 libro = 1 euro”, que pidáis vuestra agenda solidaria, que solo cuesta 3 euros; y si os apetece, pues que bequéis a un niño peruano del tirón por 180 € al año [o 15 € al mes domiciliados]... no es demasiada resta económica si la comparáis con los efectos que supone... echadnos una manita, venga, que con esto de la crisis se nos está viniendo todo un poco abajo.

Gracias a Lorena Pajares y a su gente de Perú por la magnífica labor que están realizando a pesar de cualquier dificultad.

Juegos, comida y regalos en las Campañas de Navidad.

Campañas sanitarias por los cerros.

Campaña dental de campo.

Mercadillos solidarios... gracias a Concha, Luis, Josetxo, Mayca... y a todos los amigos españoles que  nos ayudáis.

Gracias a Youssouph, Malick , Manuel Casadiego y señora y Paquito y señora [Gabbana House], siempre atentos a todo a pesar de las dificultades.


Desayunos Solidarios. Gracias a la Casa de la Sal.

Mercadillo de Candelario.


Gracias a la familia Kante al completo y a Juanito, que es grande, grande.

Campaña 1 libro = 1 euro... gracias a todos los donantes de libros usados.

Donaciones de edición.


Especiales gracias a Luis por su empeño constante y su aportación siempre decidida.

Gracias mil a Mayca por su hermosa colaboración... hasta de tenderita.

Gracias a todos los bejaranos que entienden la solidaridad como una forma de crecer.

Gracias a Malick y a su gente.

SBQ Perú... un grupo fantástico.


Campañas navideñas en Perú.


Gracias al gran Pepito, el mejor cuidador SBQ de balones.




Enhorabuena a Luis y Josetxo por su premio Cruz Roja a la solidaridad, otorgado por su colaboración en nuestros proyectos. Muy merecido.

Atención individualizada en Perú. Este trabajo de Lorena es impagable.

Becas de Estudios SBQ. Ya tenemos trece becados... anímate y beca a un niño peruano.

Duro trabajo de campo en los cerros de los alrededores de Trujillo.


Donación SBQ de una fotocopiadora a un centro educativo.



Niños becados enseñándonos sus zapatos nuevos gracias al patrocinio de uno de vosotros. Gracias en su nombre.

Muletas SBQ para arreglar un poquito la vida de una familia.




Fiesta de Navidad SBQ 2010 en Perú.
Agendas solidarias 2011. Compra una por 3 euros y estarás apoyando con fuerza nuestros proyectos.

Comentarios

  1. Gracias por tu reconocimiento, yo te doy las gracias por seguir ahí, al pie del cañon.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…