Ir al contenido principal

Je, je... ya soy un poeta underground.


Me parto el culo. Ahora soy un poeta underground según los pericos del sello editorial ‘Bala rasa’ [http://www.cuerdosdeatar.com/]. Me encanta. Todo se debe a la antología “Poesía para bacterias” que han editado estos mozos bajo el cuidado de Sergi Puertas y con la entradilla de ‘Violadores del verso’… Lo que más me gusta de todo es que hay muchos amigos en esa antología… van los nombres en un corta y pega del mail que me acaba de enviar Sergi:
Nacho Abad, Eugenio Barragán, Josep María Beà, Iker Biguri, Antonio Blanco, Anna Blasco, Juan Bonilla, Enrique Cabezón, Harkaitz Cano, Pablo Casares, Luis Felipe Comendador, Javier Corcobado, Salva Dávila, Camilo de Ory, Jordi Doce, Santiago Egido Arteaga, Ignacio Escuín Borao, José Daniel Espejo, Enrique Falcón, Mario Fernández, Sergio R. Franco, Juan Frau, Ceferino Galán, José Daniel García, Pablo García Casado, Alberto González, David González, Karmelo Iribarren, Fertxu Izquierdo, Johnny Laputta, Rubén Lardín, Hernán Migoya, Dolan Mor, Vicente Luis Mora, Vicente Muñoz, Antonio Orihuela, Begoña Paz, David Pielfort, Lluis Pons Mora, Daniel Rabanaque, Pepe Ramos, Violeta C. Rangel, Javier Rodríguez Pérez, Enric Selt, Safrika, Purranki Sandongui, Miguel Serrano Larraz, Uberto Stabile, Nacho Tajahuerce, Alber Vázquez, Manuel Vilas, Al Williams Contreras.
Pues nada, coleguillas, a consumir poesía undergraund, que está de moda.
•••
Yo, que fui nombrado un día como poeta de bar y carretera, otro día como poeta gore, bastantes días como poeta de la experiencia, una buena temporada como poeta del realismo sucio, algunas veces como un new beat español, demasiadas veces como poeta del prosaísmo conversacional, todo el tiempo como practicante de la línea clara y hoy como poeta underground… solo sé que siempre he escrito el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema, siempre el mismo poema… y hoy, además, le estoy haciendo un collage a mi amiga Guapalupe por mediación de José Luis Rodríguez Antúnez: 49 moscas y una coccinella para concelebrar los cincuenta años de un colega de esa santa urbanítica. Espero que le guste… ¡Guapalupe… ahí va un adelanto gráfico de mi curro para ti!*

*[dime si te mola la idea, bruja].



Comentarios

  1. Llego a casa miro el ordenador Estoy harto coño! Hoy no ha venido que raro cojo al perro me saca a la calle Niñas autómatas a la orden de su madre el chico airado que da el portazo el perro que admira a mi perro y que éste no soporta el incansable peluquero azulgrana que siempre está en la puerta ruido de carros con compras y olor a mercado fresco manos y bocas que hablan obreros de mono que me miran desde un edificio espero sí lo han dicho continúo altiva el coche de polis municipales por casi me pilla imbécil! me mira el perro tú no! una pelea de pareja son críos sonrío pasa el abuelo con boina y bastón y la fea que se cree guapa el chico del móvil que dice no yo no cuelga tú primero! gente con bufandas y camisetas a rayas hoy juega el "Aleti" se escucha un goooolll hace aire tengo frío regreso a casa tengo mono enciendo un cigarro enciendo el ordenador: Poesía para bacterias.
    ¡¡Eso esss!!

    Me tomo la revancha, leí la narrativa de su página oficial y mola un montón, pero por casi me asfixio!
    Enhorabuena!
    Donce

    ResponderEliminar
  2. Disiento de algunos nombres.
    No del tuyo que está bien en ésta y debería estar en otras muchas antologías.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Está muy bien que disientas, colega...
    Yo también, coño.

    Un besote, amigo

    ResponderEliminar
  4. A mi me mola si es auténtico y recuerda a eso de los 50, pero explicame que yo no cuento cuarenta y nueve moscas mi cincuenta tijeras, es que últimamente estoy un poco espesita, de verdad, deben ser los 50 que son míos, y tuyos y de otros...
    Mañana voy a verlo al natural, así que, ¡afina, amigo!
    Besazos a los dos: a JL por acordarse y a ti por hacernos caso(¿bruja yo, porque?)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…