Ir al contenido principal

Disco dedicado desde Fuping.


“Querido Comendador Sánchez, no te escribí ayer porque no hay mucho que contar y porque no puedo ser protagonista de tu diario. Te veo tristón y por eso me animó a enviarte más imágenes. Tal vez debería seleccionarlas un poco más, pero me cuesta eliminar las que considero que tienen un mínimo interés. La selección la podrías hacer tú, así no inundaríamos tu espacio con cosas mías.
Me cuesta mucho escribir. Me gustaría que mis dedos fuesen como los tuyos, avezados y automáticos transmisores de tus ideas, pero eso sólo es patrimonio de unos pocos.
El día fue soso, a la espera de que se terminen de secar las piezas y de negociar las cocciones, cuestión ésta complicada, pues el sistema jerárquico imperante es lento y absurdo. No nos dejan gobernar los hornos, para cada temperatura hay un técnico diferente, no entienden que la libertad es fundamental para el resultado plástico, y en esas andamos, a expensas de la burocracia. Lo suyo sería huir y ver los idílicos paisajes que sugieren las aguadas de tinta "china", pero no podemos alejarnos demasiado de aquí, pues tenemos que controlar ésta y las siguientes fases técnicas. No confío nada en los resultados finales, pues las recetas de color que les he propuesto no han salido bien; además de no tener medios ni materiales, no nos entendemos ni con interprete y he decidido utilizar los standars que tienen por aquí. Ayer hice 9 pruebas, a ver si tengo suerte y me las cuecen pronto.
Por la tarde noche fuimos a Fuping a comprar pinceles, pues aquí son muy baratos, y dejé a Rafa que hiciera acopio [arrasó las existencias]. Ya habrá otras oportunidades para mí. Más abrazos.”


CRÓNICA VIJARRENSE PARA A.H.

Siempre sé con exactitud lo que me callo, pero de ese conocimiento emerge constantemente un algo involuntario que me hace volcar en palabras mis silencios.
Son malos días para la lírica, Halarberito, o no, que todo es según como se mire.
Quiero buscar felicidad ajena y me salen branquias en los ojos, porque no sé hacerlo y me pongo pitiñosín, pero no importa demasiado [o, como mucho, a los demás no les importa demasiado].
Y nada, que hoy quería hablar de la distancia mientras se me caen encima esos cien muertecitos de Barajas que nos han arrojado hoy el señor del fuego y las vacaciones de verano…
Siempre he tenido claro que somos mejores cuando tomamos distancia y ponemos a funcionar la mirada cenital o la de horizonte al fondo, somos mucho mejores… y junto a ello nos crece un sentimiento cabrón al que se ha definido por algunos como ‘nostalgia’ [ese dolor por lo conocido y perdido o alejado]. Cuando la nostalgia viene traída por la pérdida, puede ser absolutamente destructiva y desoladora; pero cuando esa nostalgia nos llega por la distancia, su dolor devenido alumbra encuentro y puede resultar altamente formativo y benéfico… y esto se consigue con la distancia no insalvable. Uno ama más intensamente, valora y adjetiva sus sentimientos hacia los que quiere cuando los siente alejados, y eso me gusta mucho.
Por cierto, que flipé con tus fotos, especialmente con la de los affiches antiguos del mismo tono que los que decoran mi estudio [me los trajo mi Belencita de uno de sus viajes a China], con las plumas [mmmmm…] y con los pinceles y la figurita de Mao con un polo de palo… pero yo quiero cerámica, coño, tus logros y tus fracasos orientales, los procesos en taller… anda, anímate a fumigar a tus colegas con la Ixus, Halarberito.
También quiero decirte que he notado un aumento de visitas en el blog desde que soy tu voz virtual, lo que no está mal, coño, que estamos haciendo amigos.











Marion Devillers. Encantadora e inteligente francesita. Ganadora de un premio internacional que se organiza aquí y que consite en dotación de más un mes de trabajo aquí.

Carles Vives posando con el tesoro que consiguió tras arduas negociaciones. El vehículo merece la pena.

Juan Ortí. Persona exquisita, y artista sensible y reservado. Una grata sorpresa.

Sammy. Camarera de comedor. Siempre atenta a cualquier necesidad. Un encanto. Habla varios idiomas y quiere aprender español. Lástima que se haya marchado a continuar estudiando, aunque me alegro por ella.

Comentarios

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …