Ir al contenido principal

Postales después de la tormenta.

Las inundación de los museos hizo que esta instalación del italiano Francesco Raimondi cobrase auténticas dimensiones.

“Pasó la tormenta y, naturalmente, dejó huella. La cosa se saldó, en lo que a mí se refiere, con tres placas del mural grande inservibles y una en reparación. Me puse rápidamente a trabajar y espero terminar hoy para poder hacer cuanto antes algún viajecito. Nada más por el momento.
... vuelvo a leer lo de Barajas y me conmuevo.”

Reunión nocturna alrededor de unas difíciles cervezas chinas.


Piezas de Juan Ortí y de Xavier Montsalvatge al fondo.

Supi Hsu, taiwanesa que vive en Valencia. Su metódico trabajo crea inmensos espacios.


Xavi Monsalvatge.




CRÓNICA VIJARRENSE PARA A.H.

Hoy las pasé putas, Halarberito amigo, pues me tocó llevar hasta El Barco de Ávila un furgón grandote que un cliente me había dejado para que se lo tuneásemos… el armatoste se me iba para todos los lados en las curvas y yo llevaba los compañones de corbatilla, pero llegué sano y salvo a pesar del canguelo. Luego me ilusioné con la posibilidad real de tener en unos días un Jeep Cherokee negro [es un icono que me vuelve loco desde hace años] gracias a un amigacho que me lo va a cambiar por el mío en unas condiciones envidiables… no sabe el periquito que hará feliz a este zorolete impulsivo con cuatro caprichos en la vida que se han vuelto fijaciones.
Ahora, en un ratito, tendré reunión de negocios en PdT para contratar currito que vaya solventando un poquitín esta crisis cabrona, y ya de noche/noche me iré a escuchar al colega Elliott Murphy, que nos va a deleitar en la Plaza de Santa Teresa con esa música que tanto escucho y que siempre me deja con sensación de felicidad. Prometo acordarme de ti en el concierto, y también de Sinda, y de Donce, y de mi Lorenilla, y de la Huete chuchuchú, y de Diegote, y de Belencita, y de César Yuste [que se casa mañana en Zamora… nunca es tarde para la buena gente]. Estaréis todos disfrutando junto a mí o dentro de mí, que se está más calentito.
Por cierto, hermano, que me descojono de la inundación… ¿ya te dije que tenías un puntito gafe, ¿no?
Un abrazote.
Nota: si veo esta noche por ahí a tus tres mujeres, les daré unos besotes de tu parte.
A cuidarse, chiquitín.

Comentarios

  1. Que casualidad yo también tuve un Jeep Cherokee, lo necesitábamos para hacer ensayos en el campo, dio buen resultado espero que este te de el mismo servicio.Disfrutalo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Mario

Mario fue un corredor de fondo que ha legado el nombre a mi nieto para perpetuar en él su memoria, y me gusta, me gusta mucho que mi bebé tenga en su nombre una razón y un contenido, que lleve el signo de una amistad indeleble y el valor hermoso del recuerdo. Mario, hoy mi nieto, es divinamente vulnerable, delicado hasta el suspiro, bellísimo en sus gestos y causa absoluta de orgullo personal. Su madre, mi hija, me ha hecho el regalo más precioso que se puede hacer a un padre, y lo ha hecho con valentía, sin miedos, siendo una mujer entera en todo el proceso y demostrándome que algo tuve que hacer bien en su educación y en su formación como persona. Jaime, el padre de mi nieto, es un padre ejemplar, preocupado, atento siempre a las necesidades de mi hija y de su hijo, y yo le estaré eternamente agradecido por su forma de ser hombre y por el amor entero que se percibe constantemente en su trato hacia mi niña y hacia mi bebé. Gracias a los tres por hacerme tan feliz.
Por lo que a mí se …

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…