Ir al contenido principal

Deliciosos Delinqüentes [disco dedicado para Antonio G. Turrión, Lorena Pajares y Alberto Hernández]


•••
"... te digo que no, yo no puedo quedarme aquí,
si tú quieres, quédate tú,
esta vida no es para mí.
Yo quiero vivir...

Busco libertad, amigo mío, tengo que volar

Tengo que volar, tengo que volar..."

•••

Por fin me desaté y dejé que mi cabello volase con el viento de la noche, mientras unas breves gotitas de lluvia me ponían justito en las ganas precisas.
Los Delinqüentes me arrancaron de bien adentro el optimismo y las ganas, y salté, y bailé, y me pensé sin problemas y sin cuitas, mientras Guillermo me decía agotadito: “¿cuántas canciones quedan, papá?”.
Béjar y su comarca han estado en la calle como nunca, disfrutando… y yo casi me lo pierdo.
Hoy, para rematar, comeré con mi amigacho Paquito Ortega [que me ha invitado] y luego asistiré a su concierto con el alma abiertita de par en par para quedarme con ese ‘más’ que me dará energía para unos meses.
Y a primera hora, pues que me llamó Albertito (Halarberito) desde Xi’an, donde se encuentra ahora para asistir a la reunión de la Academia en la que será nombrado miembro de número oficialmente… su voz sonaba apagada y cargada de un agotamiento divino [no en vano eran las cinco de la madrugada en China]… “Esto es irrepetible, amigo… he vivido en la China profunda y he trabajado hasta agotarme… las mujeres son bellísimas, pero son flores de un día… ve a México, por favor, no desaproveches tu oportunidad… ya te contaré, ya te contaré… llego el martes próximo…”. Es magnífico sentir la amistad cada día como yo la siento, saber que hay cien otros que me quieren y a los que quiero hasta lo que haga falta.
Y me queda el sonido Delinqüentes en la cabecita y sus letras de purita libertad [Antonio G., son flipantes, amigo. Su escuela es la de Kiko Veneno y son alumnos que quieren comerse al maestro. Las letras me encantan, y la música es exactamente la que precisan esas letras… dices hoy en tu blog: “Me juego ciento contra uno a que en la letra de cualquier canción que cantan los de ese grupo se pueden encontrar, si es que están editadas en disco, al menos quince o veinte errores ortográficos, de concordancia, anacolutos, faltas de conexión y otras menudencias…”, y yo te digo que aunque eso sea cierto, que no lo sé, saben comunicar, erizar y meterte en un paraíso especial. No es un grupo musical al uso de las modas, Antonio, de verdad. Escucha el disco dedicado que he colgado para ti y siente lo que sucede en tu interior al escucharlo].

"... te digo que no, yo no puedo quedarme aquí,
si tú quieres, quédate tú,
esta vida no es para mí.
Yo quiero vivir...

Busco libertad, amigo mío, tengo que volar
Tengo que volar, tengo que volar...".




•••
Comí con Paquito, Jessica, Pedro Cubino y Germán. Una comida chuli y relajada para seguir caminando mañana. Algo saldrá de aquí que aún no puede hacerse palabras, estoy seguro.
•••

Comentarios

  1. Yo también disfruté como nunca, pero ya era un seguidor de ellos desde hace tiempo, como casi la mayoría de los jóvenes que allí estábamos. Me alegro de que te gustasen, espero que desfrutases de las fiestas, yo cierro con muy buen sabor de boca. No sé, me atrevería a decir que me encantan los bejaranos. Tuvieron dos cojones y el agua no ahogó las fiestas, ni tan siquiera las deslució porque las peñas las llenaron de colores a pesar de todo. Un año sin peleas ni estupideces, gente constantemente en la calle disfrutando de lo suyo. Yo puedo decir que estoy muy contento, creo que recordaré este año con mucho cariño. Nos vemos esta tarde en el concierto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tengo ganitas de escuchar a esos delinqüentes, a ver si me quedo sola un ratinín y le doy cañita a los altavoces...

    Joer, vengo agotaíta y con unas bolsas tan sumamente grandes bajo los ojos, que ahora parezco una mujer espécimen de cuatro tetillas. La madre que parió!!

    Le leí rapidísimo Sr. Comendador (después te saborearé con más delicadeza), pero.... qué es eso de que a lo mejor no cruZA VD. EL CHARCO??????¡¡¡¿¿¿EHHH??!!!. Mire Sr. Comendador, haga el favor, no me caliente que hoy traigo cara-perrO: como no vayas, voy yo a Béjar y TE FULMINOOO!. Ufffff!!!

    Dnc

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, anoche encima de mi casa cayó la mundial (de granizo), te juro que jamás vi nada igual, rompió cristales, abolló los coches, y a mí me ha roto un trozo de persiana y me ha dejado el aluminio de las ventanas como la piel de una naranja.
    Se puede saber quién fue el graciosillo-a que ayer estuvo jugando con la maquinita aceleradora de partículass??

    (Donce otra vez)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …