Ir al contenido principal

Piensa siempre en contra de lo que te indiquen tus ojos.


Todo urgencias y apresuramientos, todo rápido, vamos, vamos, vamos…
Llevo dos días con sus noches enredado en desatar trabajos de los de ya, en restañar olvidos de otros hacia otros, en corregir, en maquetar, en entregar pruebas, en reunirme y en volver a reunirme, en no tener resuello… ¡vaya fiestas de mierda que me estoy pegando!, y encima hoy se ha levantado Ángel medio a la fuerza porque se marea el hombrito, coño.
Necesito encontrar un ratito de calma, solo media horita en la que respirar.
Hoy estoy muy cansado.
Y lo que más me molesta es que estas menudencias absurdas me quitan tiempo de mi trabajo intelectual, me lo roban, y eso me pone rabioso, porque lo que más respeto en mi vida es ese tiempo dedicado a pensar y a escribir, a elucubrar y a intentar buscarle los trazos a mi pensamiento.


•••
La función de la Literatura no debe ser jamás entretener, sino hacer al hombre especial en su pensamiento y procurarle cierta evolución geométrica de la mente. El escritor que dedica su tiempo a escribir para agradar, para hacer pasar el tiempo de la gente que lo lee entre sensaciones de bienestar y bajo tono, no pertenece al mundo de la Literatura y sí al proceloso paraíso de la palabras decorativas. Esos escritores desperdician el sentido de las palabras en aras del entretenimiento, y ese desperdicio apenas procura preguntas en quien lo recibe.
La Literatura tiene una alta misión que cumplir, y los intelectuales responsables de cada una de las definiciones del mundo debieran hacer un arbitraje justo y medido sobre lo que es ‘literario’, para separarlo de lo que juega en la nebulosa de su aceptada y generalísima definición actual.


•••
Refugiarse en la idea de Dios es menospreciar al hombre.
•••
El orden clarifica justo hasta el caos, que es donde el hombre empieza a divertirse.
•••
Comprobar es el ejercicio del obrero, comprobar cada día que la idea del arquitecto funciona de verdad.
•••
Piensa siempre en contra de lo que te indiquen tus ojos. Avanzarás dos pasos y retrocederás solamente uno.
•••
El mejor verso de un poema siempre es con el que tropiezas sin querer… los demás versos terminas haciéndolos por técnica y uso.
•••
Quien halla… es que tenía un hueco latiendo.
•••
Que mi verso sea en ti lo que tú eres a pesar de que fue en mí lo que yo soy.
•••
La intensidad debe finalizar para ser verdaderamente intensa.
•••
Quien solo cree es que no desea conocer.
•••
Lo mejor de un poema es que nunca llega cuando lo buscas y aparece sin más cuando estás distraído.
•••

NOTICIAS DE ALBERTO [¡¡¡Albricias!!!]

“Querido EleEfe, internet no ha ido bien y no se pueden mandar imágenes (lo volveré a intentar). Esto, sumado al esfuerzo para terminar de montar los restos del naufragio en el museo, es lo que ha motivado mi silencio.
Ayer fue la inauguración y la cosa fue bien. La exposición quedó digna, y eso, dadas las condiciones con las que hemos contado, es un logró. Me vestí de chino y lo pasamos bien a pesar del cansancio.
Hoy he estado de excursión a Hua Shuan, una de las cinco montañas sagradas del taoísmo.
Ya se han marchado todos los españoles. Solo quedamos María Oriza (sin su ayuda no habría podido colgar el mural que he titulado "Des-velo". Gracias, María y familia), Rafa Pérez y yo. Mañana nos vamos a Xian Para la reunión de la IAC.
No te cuento más porque estoy roto de subir escaleras. Si te llegan las imágenes te harás una idea.
Besitos.”







Comentarios

  1. La literatura en si, contempla entre otras funciones el entretenimiento que para nada esta reñido con hacer al hombre especial en su pensamiento, todo depende de la expresividad del escritor y lo que sea capaz de transmitir, es algo reciproco y de acción ida-vuelta,pienso que esa alta misión que le encomiendas a la literatura, y los intelectuales responsables de cada una de las definiciones del mundo, es más bien competencia de la filosofía. Yo te leo y me siento identificada contigo en lo que transmites y no tengo porque procurarme preguntas. Simplemente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …