Ir al contenido principal

Prefiero sugerir que verificar.


20 de enero de 2009
Mientras que el filósofo ataca una dificultad en un término para buscarle la utilidad desde el pensamiento desarrollado, el poeta mesa esa dificultad para ofrecerla como significado en el campo de amapolas de un poema. El filósofo intenta cerrar verificando y definiendo, y el poeta intenta abrir sugiriendo. Ambos juegan con una materia ilimitada, escurridiza y peligrosa: la palabra.
Ante la inmensidad de la materia con la que se trabaja, el filósofo demostrará su excelencia cuando sea capaz de determinar todo lo que debe dejar de lado para centrarse en su objetivo [el campo de las palabras y los pensamientos está lleno de tentaciones físicas y metafísicas que acaban despistando con facilidad]... el poeta, sin embargo, será excelente en la medida en que sepa abarcar el máximo para compilarlo en la magia del verso.
Por eso prefiero la poesía a la filosofía, la explosión a la marca concreta, el juego del indicio al ajustado ardor de la definición exacta.
•••
Lo más bonito que me han dicho nunca fue que “Ezra ya no es el único poeta de ojos verdes”, lo recuerdo ahora mientras pienso en la nueva mentira lanzada al mundo bajo el nombre de Obama [ya tuvimos ocho años de C. Rice para hacernos una idea], aunque guardo algo de esperanza de se produzca un pequeño giro en las cosas del mundo [que el tipo permitiera a Israel masacrar a Palestina hasta el día de su nombramiento como presidente, dice cosas no demasiado buenas]... y, encima, la discusión a la puerta del cole, mientras esperaba a Guillermo, con un tipo normal y gris con el que siempre hablo a esa hora. Me dijo al ver mi palestina al cuello que yo apoyaba a terroristas, que Israel solo se defiende del integrismo islámico... yo le invité a ver las fotos de los niños masacrados a sangre y fuego... le invité a preguntarse si le parecían terroristas o si más bien le parecían niños como su hijo o mi Guillermito... pero siguió en sus trece y yo no ando como para pararme a convencer a nadie de que no defiendo una opción política o religiosa, sino que grito contra la sinrazón de un grupo humano que masacra a otro, contra el abuso de los débiles, contra la frialdad de los hombres número, contra el ruido de las armas para todo.
Estoy con el pueblo llano de Palestina, no con su política ni con sus gobernantes, con el pueblo llano masacrado de Palestina por la maquina de matar israelí... pero también estoy con los israelíes decentes, con los que piensan en clave de humanidad y no desde una idea de dios que ciega o desde el sonido de los golosos dólares.
Me jode que al personal le resulte más creíble lo que pueda escuchar de la boca sucia de Jiménez Losantos que de echarle un vistazo a una imagen recién hecha en Gaza por un reportero que se está jugando la vida.
•••
Esta metamorfosis de ‘hombre’ en ‘ni se sabe’ me tiene como ateo de mí, desmadejado, mientras las Parcas hilan mi vida entre sus manos. No sé si vacilaré antes de entrar, cuando me llegué el día.. o si me pondré a dibujar círculos con los pies en el suelo... estaré envuelto, en todo caso, en mi traje mejor [pido mi pajarita en el gaznate para esa hora] y como convaleciente... en fin, que no sé, otra vez, desde dónde ni hasta dónde, que sentado en el banco de siempre me empeño en dejar en paz a los vivos y en olvidarme de todos los muertos, porque ya no sé darle sentido a nada.
Esta mañana cobré un cheque de la SGAE por valor de 9,40 euros y el banco me descontó 2,80 de gastos y comisiones. Monté mi numerito allí mismo, que no era para menos, y los llamé cabrones a voces mirando a la cámara de seguridad, y me largué tranquilo mientras la cajerita se reía a carcajadas... a veces quiero montar alborotos, divertirme como si hubiera resurgido de lo que queda de mí y llamar vieja puta a la vieja y mamón al gordo de la barra y sicario al que sube la cuesta con el abrigo azul y la cartera de piel marrón entre sus manos... pero solo me persiguen las nubes mientras camino y hay como un hálito de locura que me lleva y me trae... pero me gustaría tener algo de fuerza para decirle a la mujer madura que se presiente virgen que se abra ya de piernas, cada noche, cada madrugada, cada tarde... será lo que le quedé o lo que acabe de destruirla.
Estoy hecho una mierda a ratos, porque me da la sensación de que no puedo con todo lo que se me viene encima... y otros ratos me toca todo los cojones y me río entre las luces de mi mundo artificial y compro las galletitas con chocolate que están al lado de las de soja en el súper y me las como como un cíclope [como como... curioso], y me siento a pensar en cómo fugarme diez jodidos minutos de esta verdad de orilla.
•••
Y salí a la noche a buscarme en la estética del frío.





















Comentarios

  1. He llegado hasta este blog por mediación del de Luri. Un blog interesante el tuyo... Sin duda haces aquí una "definición" fundamentalmente "poética" de la filosofía... de la que la filosofía no se haría indudablemente cargo. Pero, ¿qué se puede objetar contra la poesía que sin duda juega a hacer lo que quiere? Yo pienso (como precisamente he apuntado en mi último post) que la poesía (por la literatura) es un refugio natural del hombre, pero es inevitable que el hombre filosofe e incluso que haga ciencia. Aunque no defina ninguna "verdad incuestionable" y se traten de antorchas de corto alcance.
    Un saludo y hasta otra.

    ResponderEliminar
  2. De placeres carnales el abuso,
    de caricias y besos,
    goza, y ama con toda tu alma, iluso;
    agótate en excesos.

    Y si de la avariosis te librara
    la sabia profilaxia,
    al llegar los cuarenta, irás sintiendo
    un principio de ataxia.

    De la copa que guarda los olvidos
    bebe el néctar que agota:
    perderás el magín y los sentidos
    con la última gota.

    Trabaja sin cesar, batalla, suda,
    vende vida por oro:
    conseguirás una dispepsia aguda
    mucho antes que un tesoro.

    Y tendrás ¡oh placer! de la pesada
    digestión en el lance,
    ante la vista ansiosa y fatigada
    las cifras de un balance.

    Al arte sacrifícate: ¡combina,
    pule, esculpe, extrema!
    ¡Lucha, y en la labor que te asesina,
    ?lienzo, bronce o poema?

    pon tu esencia, tus nervios, tu alma toda!
    ¡Terrible empresa vana!
    pues que tu obra no estará a la moda
    de pasado mañana.

    No: sé creyente, fiel, toma otro giro
    y la razón prosterna
    a los pies del absurdo: ¡compra un giro
    contra la vida eterna!

    Págalo con tus goces; la fe aviva;
    ora, metida, impetra;
    y al morir pensarás: ¿Y si allá arriba
    no me cubren la letra?

    Mas si acaso el orgullo se resiste
    a tanta abdicación,
    si la fe ciega te parece triste,
    confía en la razón.

    Desprecia los placeres y, severo,
    a la filosofía,
    loco por encontrar lo verdadero,
    consagra noche y día.

    Compara religiones y sistemas
    de la Biblia a Stuart Mill,
    desde los escolásticos problemas
    hasta lo más sutil.

    De Spencer y de Wundt, y consagrado
    a sondear ese abismo
    lograrás este hermoso resultado:
    no creer ni en ti mismo.

    No pienses en la paz desconocida.
    ¡Mira! al fin, lo mejor
    en el tumulto inmenso de la vida
    es la faz interior.

    Deja el estudio y los placeres; deja
    la estéril lucha vana,
    y, como Çakia-Muni lo aconseja
    húndete en el Nirvana.

    Excita del vivir los desengaños
    y en soledad contigo
    como un yogui senil pasa los años
    mirándote el ombligo.

    De la vida del siglo ponte aparte;
    del placer y el amigo,
    escoge para ti la mejor parte
    y métete contigo.

    Y cuando llegues en postrera hora
    a la última morada,
    sentirás una angustia matadora
    de no haber hecho nada...

    de José Asunción Silva

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo también tuve la misma discusión el otro día, me preguntaron que cómo podía defender a esos terroristas palestinos, pero se callaron rápidito la boca cuando les contesté que si el gobierno español debería lanzar bombas a diestro y siniestro por el País Vasco, y oye, será o no será lo mismo... pero así lo entendieron divinamente!!

    (jeje, y si llego a estar en el banco... me parto "el culeissson" junto a la cajera, jaaaaaaaa).
    Un besito. Dnc

    ResponderEliminar
  4. Si un día paso por tu librería y tengo la oportunidad de conocerte hablaremos de poetas y filósofos, de como bebo pacientemente y con calma de los dos y de esas inquietudes caníbales de la palabra...Un abrazote. Tino

    Nota: me gustó mucho tu espacio. volveré

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esta serie fotográfica, original y con una mirada escrutadora de lo bello en lo cotidiano, me gusta, me gusta y me gusta... :)qué bien que te haya ocurrido todo eso... he disfrutado de lo lindo...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Estas fotos son fantàsticas has sacado cuadros de la realidad.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…