Ir al contenido principal

Otra vez los hijos de puta anónimos...


NOTA PARA VISITANTES

Desde que Alejo Riñones sacara a la luz el “curioso asunto” Voces del Extremo, he empezado a recibir una serie de comentarios anónimos o con nombres falsos e inidentificables en este blog. Dichos comentarios contienen insultos de todo tipo, deseos turbios hacia mi persona [el último, como ejemplo de las lindezas recibidas, dice que “sólo te salvaría que aparecieras un día colgado”] y amenazas graves, circunstancia por la que he decidido que solo podrán comentar las personas que tengan cuenta Google, para así poder identificarlas. Si esta persecución anónima continúa, tomaré todas las medidas legales que me amparen.
•••
Hacer algo en Béjar es francamente complicado y siempre te dejas piel en cada uno de los asuntos que acometes, y más ahora, que existen medios de carácter local en la red que permiten sin sonrojo el comentario anónimo [la más cobarde de las formas de agredir que se conocen]… el caso es que a uno se le va acabando el aire y piensa en desistir. Hoy quiero salir al paso de algunas afirmaciones anónimas que se han vertido hacia mi persona y ante las que no puedo permanecer en silencio… se ha comentado que con dinero público traigo a mis amiguitos de fiesta a Béjar con la excusa de la Literatura… pues efectivamente, traigo a mis amigos, entre otras cosas, porque todos los escritores y artistas que vienen de mi mano son mis amigos, pero lo que no saben los tontos de baba anónimos es que hasta la fecha de julio de 2009, todos los creadores que han pasado por Béjar, traídos por mí, lo han hecho con dinero de bolsillo mío y de mis amigos bejaranos –que también tengo, eh– que quisieron colaborar en traerlos, eso cuando los creadores no han venido por su cuenta sin generar gasto alguno, que ha sido en múltiples ocasiones [dejo aquí algunos nombres que han visitado nuestra ciudad –sin mediación de dinero público, repito– y que casi todos figuran en los libros de texto de vuestros hijos… Ángel González, José Hierro, Luis Alberto de Cuenca, Jaime Siles, Ángel García López, Jesús Hilario Tundidor, David Torres, Andrés Neuman, Jorge Riechmann, Antonio Colinas, Abraham Gragera, Javier Bauluz, Jesús Urceloy, José Luis Morante, Antonio Gómez, Belén Artuñedo, Uberto Stabile, Ramón García Mateos, Lara Cantizani, Manuel Moya, Máximo Hernández Fernández…], circunstancia que creo que me avaló en su día para presentar una idea al ayuntamiento de Béjar y que fuese aceptada [una idea que, por comparación con otras actividades de carácter literario ya desarrolladas en anteriores etapas municipales, tenía un coste francamente menor, a la vez que aportaba muchas más actividades y movía a una cantidad de autores tres veces mayor, lo que implicó para la ciudad un gran número de personas conociéndola [y también consumiendo en sus negocios, que todo hay que decirlo] durante todo un fin de semana. En esa actividad se involucraron directamente diversas instituciones y personas, cediendo exposiciones de forma gratuita y ofreciendo conciertos a bajo coste e incluso sin cargo alguno [tal fue el caso de Paco Ortega]. Los autores –casi todos acostumbrados en su decurso creativo/social a un pago por ponencia de entre 300 y 600 euros de media– vinieron solo a cambio del pago del alojamiento y el viaje [y eso lo hicieron por amistad, claro, no por otra cosa, ¿entendéis, anónimos?], circunstancia que nunca se dio en las anteriores convocatorias literarias ya mentadas. Así, con un presupuesto reducido y muy ajustado, pudimos traer más de 100 personas [bastantes vinieron por su cuenta, pagándose su hotel y su viaje… y también fue por amistad] que debatieron animadamente durante tres hermosos días y nos leyeron su obra, que se alojaron en hoteles de Béjar, que comieron y bebieron y compraron recuerdos y regalitos para llevarse… y que conocieron nuestra ciudad [algunos ya han vuelto de visita, porque quedaron encantados]… y sí, todos eran y son mis amigos… y esta vez fue con dinero público, una inversión que generó bastante más en diversos negocios bejaranos –me consta que algunos coches regresaron con más de un jamón en sus maleteros, por ejemplo, que hasta un industrial chacinero bejarano abrió su empresa el domingo por la mañana para venderles sus productos–… si luego, por parte de algún interesado, se quisieron utilizar políticamente unas frases sacadas de contexto para tapar el éxito de participación en las fiestas de Béjar –me imagino, y creo que no ando muy desencaminado–, pues no es mi problema. Recomiendo al personal la lectura de Ginsberg, Celine, Bukowski, Quevedo o, por no ir mucho más lejos, Catulo… y pónganse ustedes a descontextualizar.
En fin… que lo mismo me vuelvo a encerrar para alegría de todos esos cobardes…

Comentarios

  1. Ánimo, Felipe, un fuerte abrazo y continúa siendo tú mismo.

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Pipe, no sabía yo el alcance de la estupidez humana, pero no sé de qué me asombro. El "difama que algo queda" siempre le ha servido a estos personajos ( la "o" no es un error)lo peor del asunto es que a su aire, cretinos sin sentido sacan sus frustraciones y las vierten sobre el cabeza de turco, en este caso eres tú.
    Tu hiciste un trabajo muy bien hecho, ya te lo dije en su momento, el Ayuntamiento te dio su apoyo y respaldo de todas las formas posibles, porque, ya se sabe, la GENTE DE IZQUIERDAS nos movemos en favor de la cultura y eso escuece cielo... pero eso no lo entienden los cenutrios, que abundan y mucho, en nuestro Béjar. ¿Qué le vamosa hacer? Desde luego dejar de hacer las cosas bien, ni pensarlo. Dejar que se salgan con la suya, tampoco podemos pensarlo, con lo cual, y como no hay remedios mágicos, te toca aguantar el tirón, pero eso sí, rodeado de tus amigos, que los tienes y sin frontera ninguna.
    Yo no te he llamado, pero sabes que mi voz es alta y clara y me han oido más de uno y más de veinte y los que me seguiran escuchando, a su pesar.
    Venga parriba corazón, si no pudieron callar al cantor, ni cortándole las manos, ¿Van a poder contigo? ¡Anda ya!.
    Besos incondicionales.
    ¡Ah! y comento desde mi cuenta, con mi nombre y con mi cara... ¿Verdad Pipe?

    ResponderEliminar
  3. Cervantes en el Quijote. La culpa la tiene la política que es muy hideputa, (en el sentido barroco del XVII. Si tiras la toalla ahora es lo que ellos quieren, tenernos como borregos. La única perdedora sería la cultura y la educación, una vez más.

    Si sólo tienen esto para hacer oposición, tranquilo, que llegan cerca. A los anónimos, ni caso, cero patatero para quien insulta y critica sin dar la cara.

    Ánimo y un abrazo. Tu labor en SBQ es algo impagable.

    ResponderEliminar
  4. Estimado Pipe, esta gente son incapaces de pensar por ellos mismos, han de tener detrás de ellos a alguien que les maneje para soltar toda su rabia y de este modo considerase satisfecho, No debes callar, ya sería lo último que te quiten la palabra, un fuerte abrazo de tu colega, aunque no sepa ni juntar dos letras.

    ResponderEliminar
  5. Pues que en esto ya andas tu curtidto no?? Pasa de la mierda de gente esta. Mira que es peligrosa la necedad humana eh?
    saludos y fuerza mozo¡

    ResponderEliminar
  6. Es inevitable, Luis Felipe. Los blogs suelen acabar muriendo de éxito. Sabia decisión lo de cerrar los comentarios anónimos. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  7. He abierto, como a veces, la intención de decir algo, breve, cualquier cosa ni solemne, ni demasiado hermosa, mas con sinceridad y corazón. He barajado la satisfacción de contagiarte el halo de la rosa antes de ser cortada; la sedosa sinfonía de su palpitación. Pero el tacto que apuntas en la piel de la conciencia, dardos del Sahel en tus propósitos de encrucijada, marchitan la palabra de mi boca; pierdo la confesión que mueve y toca…, y cierro sin haber escrito nada.

    ResponderEliminar
  8. Este tipo de gente que practica la política cutre es lo que tiene enfermo a este país y al arte y a la literatura, y a la creación en general, metida en lo que en casa de mi abuela se llamaba "el cuarto aquél", que era el más oscuro y más alejado del centro de la casa donde convivíamos. Luis, me voy a permitir darte un consejo aunque no me lo hayas pedido: yo que tú ni los mentaría porque es lo que quieren, que todos se enteren de lo "machotes" que son, de que te acosan y amenazan, de que pueden entrar (cobárdemente) en tu casa virtual. No hay mayor desprecio que no hacer aprecio, sobre todo a los "sinnombre", a los que no dan la cara, a los miserables que creen que nos defienden a base de taconazos e insultos. ¡Que les follen!
    Ah, y yo me lo pagué todo y compré productos de la tierra, y fui feliz por poder presenciar y escuchar tanta buena literatura y ver y conocer a tan buenos amigos. Gracias por haber luchado por organizar Voces del Extremo en Béjar, ciudad que, por cierto, no se merece a esa gentuza. Fue un auténtico lujo asistir.
    Tienes todo mi apoyo, de corazón.
    Besazos grandes.

    ResponderEliminar
  9. Es alucinante la envidia y la maledicencia de la gente!.... pasa olímpicamente de comentarios rastreros y sigue siendo el ilusionante gestor de los buenos proyectos culturales y solidarios que tienes entre manos.... tienes mucha gente alrededor que te apoya, la cultura en esta ciudad te necesita y la solidaridad y compromiso adquirido también...no se merecen que te debiliten,ánimo, y demuestrales que encerrado, o nó, eres capaz de mover más gente a tu alrededor que cualquier politicucho interesado en votos, porque aglutinas personas que creen en ti.

    ResponderEliminar
  10. Pasè casualmente y comparto lo dicho por el primer comentarista: la estupidez humana, como el firmamento, es infinita; mi niño añadiò..."y como los nùmeros".

    Varias veces he saltado hasta aquìm de la mano del blog de Pancho: Celestino, pero sòlo leì y me marchè. Hoy dejo constancia de mi indignaciòn por esos bellacos hechos, y te dejo un abrazo y mi solidaridad.

    ResponderEliminar
  11. Qué difícil es hace cualquier cosa en esta España en la que siempre hay gente dispuesta a morderlo todo, con rabia.
    Ánimo, amigo.

    ResponderEliminar
  12. Ni cierres ni te entregues... antes nos tendrían que hacer cerrar a todos.
    Fue un placer y un honor compartir esos días en Béjar y si hay alguien dentro, que no lo sienta igual, es que no estuvo, seguro.
    Un abrazo Pipe.

    ResponderEliminar
  13. Lo confieso:

    Confieso haber viajado varias veces a Béjar -con cargo a mi bolsillo- por el sólo gusto de visitar al desalmado de Comendador.

    Confieso haberme dejado encandilar por la ciudad durante esos viajes, con grave perjuicio para Béjar, que hubo de sufrir por culpa mía y de mis acompañantes un severa carestía de cerveza, vino, y otros pertrechos propios de bares y restaurantes.

    Confieso haber causado serios daños al firme de las carreteras bejaranas por los muchos kilómetros recorridos con el coche lleno de libros, paletillas, jamones y lomos.

    Confieso, también, mi firme intención de seguir viajando a Béjar con toda la asiduidad que las circunstancias y el colesterol me permitan.

    Y confieso, por fin, que los hijos de puta me abren el apetito, así que será cosa de ir preparando los avíos para un nuevo viaje a Béjar.

    Os abraza a todos un tal

    Sulleiro

    ResponderEliminar
  14. Gracias por esos días en Béjar que todos esperamos que se repitan. Y por compartir tus palabras en esta bitácora.

    Abrazos,
    Antonia Díaz

    ResponderEliminar
  15. Estoy alucinando con todo este asunto, te lo juro. Para otra, en vez de hacer un libro, organizáis unas fallas con el dinero del Ayuntamiento y así la gente podrá meterse y ridiculizar a quien le salga del moño sin que los cuatro "paletos" de siempre se den ni cuenta. -que lo de ser un paleto se lleva en la sangre, no en los estudios ni en el lugar donde resides...- y... que yo no tengo arte y ni siquiera sé si me consideras tu "amiga" -yo sí- pero que fuí a Béjar y lo pagué todo-todito de mi bolsillo y me encantoooó escuchar a tanta gente buena -los lectores de poesía sabemos que no es fácil encontrar eventos así-.
    Y que me cago en la leche ya! tannnnnta tontería....
    "Sres." anónimos: mais trabaillar y menos dar por culo!! (hombre, ya!)

    ResponderEliminar
  16. Gracias a todos, amigos... la verdad es que sois mi fuerza.
    Os quiero mucho... a todos.

    ResponderEliminar
  17. Hola guapo. Urceloy y yo ya hemos viajado a Béjar más de 20 veces en 3 ó 4 años. Nos alojamos, dependiendo de la pasta que tengamos, en La Otra casa, en Sangre de Toro,en un hostal de las afueras que no recuerdo el nombre, en el hotel Colón, utilizando su spá y masajes. También hemos ido a verte en otras ocasiones alojándonos en el precioso pueblo de Candelario, en el hotel tan personal y bello donde las paredes están decoradas con caballos. Y en otro balneario cercano, Baños de Montemayor. Las jornadas que se organizaron me parecieron estupendas, con un buen nivel cultural y con un buen ambiente.El convento donde se realizaron las ponencias, San Francisco, creo, es precioso y ayudaba a que todo saliese mejor. Vuestro pueblo está situado en un enclave estupendo y los paisajes y el clima, sobre todo en verano, hacen apetecible su estancia.En invierno tenéis la suerte de contar, si nieva, claro, con la estación de esquí de La Covatilla, lo que hace vuestra zona más atractiva aún. Yo seguiré yendo a visitarte, querido Pipe, y haré gasto en el pueblo, como no. A todos los organizadores del evento, que ahí va mi más sincera enhorabuena por todo lo que nos distéis y lo bien que lo pasamos. Aunque Pipe, eché de menos una ponencia tuya, estuviste muy escondido. Muchos besos, cacho artista.

    ResponderEliminar
  18. Como siempre, llego tarde, pero no quiero dejar de manifestarte mi apoyo incondicional, y decirle a esos andrajosos de espíritu que se esconden tras la barrera del anonimato, que no podrán contigo.
    Anónimos que leéis este blog y escribís y acosáis a escondidas: no sois valentones ni machotes, sois cobardes corroídos por la envidia.
    Y tú, LF ¿cómo se te ocurre siquiera pensar en encerrarte? Eso supondría el triunfo de los carroñeros, que están al acecho.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  19. Estaba yo repasando tus textos de arriba abajo, o sea: de los más recientes a los anteriores, y me encontré con éste que me toca en especial la fibra sensible "porhabersentidoenmispropiascarnes" las garras de l@s anónim@s, gentuza indeseable incapaz de identificarse para afrontar sus calificativos, Incapaces de Responsabilizarse de Sus Palabras, de Asumirlas como lo que son... Propias... Suyas.
    Un beso. Aprovecho para decirte que...
    * pedro bernal dijo... @ domingo, septiembre 20, 2009 6:14:00 PM
    ... Pedro es mi primo, el que me recomendó/envió por correo un texto tuyo y que publiqué en mi blog no hace mucho. Y que, extrañada me quedo de verle comentando, primera vez "virtualmente", salvo en su página de Creación Poética y por correo.
    ¿Te envié besos? por si acaso más. PAQUITA


    pedro bernal dijo... @ domingo, septiembre 20, 2009 6:14:00 PM

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

COMENDADOR

A LAS PUERTAS DEL CIELO
Aún quedan las carcasas de las fábricas como memoria de aquel constante trasiego que procuraba poder a los fascistas y la escueta comida del día a los obreros. Están rojas de óxido en toda su ferralla y una vegetación devoradora hace justicia en cada hueco. Son los restos de lo que ha de venir y lo que fue.
Mamá, el lotero me llama alemán.Porque eres rubio, hijo.Mamá, la abuela me dice que nunca hable con el lotero, pero es que siempre me da caramelos y me llama alemán.Que no me entere yo de que vuelves a coger un caramelo de ese hombre. Obedece a la abuela.Mamá, es que me dice que yo sería un buen torero, que si sigo jugando con el estoque, un día me llevará a un tentadero.Ese hijo de puta… fue uno de los que denunciaron a tu abuelo.¿Qué hago entonces, mamá?Cuando le veas, sal corriendo.
Aún quedan algunos tejados viejos en la calle Libertad, sus tejas rojas sostienen la vida de algún gato y mantienen el recuerdo vivo de los hombres que huían desde los desvanes p…

Caidino...

Estoy lento y como gatinín con este calor bestia que cae sobre mí como una losa, y con tanto por hacer y en diferentes campos. Ahora que necesitaría multiplicarme, estoy dividido y hasta restado. SBQ necesitaría ahora de todas mis fuerzas de invierno (tenemos un agujero grande que tapar y no soy capaz de tomar aire). Intento mercadillos, lecturas, talleres, ventas de materiales chulos, sorteos…, pero nada funciona. Es como si al quedarme desactivado yo, se hubiera desactivado todo, pero no sé de dónde sacar la energía que necesito como el aire de respirar, no sé cómo tramitar esta abulia sobrevenida. En Perú la gente tiene sed, hay pendientes entregas necesarias de materiales, de carritos…, y he dejado un proyecto a medias que hace que me sienta culpable por ratitos. Es este jodido calor y que la gente aquí ya no puede más, porque está agotada por los miserables del dinero. A ello se suma el golpe constante en el trabajo, el ramillete de deudas con sus apremios y el vacío inabarcable…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías…

Somos la razón del tren en marcha, su todo adelante sin salir del constante paralelo de las vías… y ese ser ‘la razón’ le gusta mucho al que viaja a velocidad en los cómodos asientos de sus vagones, viendo pasar el paisaje por las ventanillas, pero solivianta al que perdió el billete, al que nunca tuvo para comprarlo y, sobre todo, al que busca lugares a los que ir y a los que el tren no llegará jamás, porque no hay vías ni estaciones. Así visto el trasunto humano, la libertad del que está en el sistema (el tren) viene siempre marcada por unas fronteras nítidas que, precisamente, amordazan esa libertad… o sigues las vías con tu billete en regla o te bajas del tren y corres el peligro de ser arrollado si quieres volver a subirte en él mientras no detenga su marcha. Me sucede con frecuencia que tengo ideas nítidas en mi cabeza, ideas que se muestran preclaras y estructuradas en mi mente y que, cuando intento compartirlas, me resulta muy difícil hacerlas llegar a mi interlocutor con la …