Ir al contenido principal

Juanito.


A primera hora llamé a mi Juanito para interesarme por su salud, que hacía un par de semanas que no tenía noticias de él, y me dijo que andaba paseando por el parque y que había quedado con Pepe y con Sonia para tomar un cafetillo… así que corrí hasta el parque para pasar un ratito con mi amigo del alma [echo mucho de menos su presencia diaria, pues siempre fue mi apoyo, además de un conversador extraordinario y un loco maravilloso]. Andaba Juanito con una muleta cuando lo encontré, renqueante, pues tiene la rodilla izquierda muy inflamada, y después de unas semanas todavía no se sabe lo que le sucede. Caminamos juntos, como antes, y nos pusimos al día de todos los avatares… él me contó su estado anímico y físico –siempre lo lleva todo con una sonrisa admirable y un ánimo que da envidia– y yo le puse al día de los asuntos SBQ, le expliqué cómo será mi viaje y le di algunos detalles sobre los proyectos… luego llegaron Pepe y Sonia [gente buena como no puede imaginarse] y juntos nos fuimos de cañitas… primero una con tapa en el 12&23 y luego otra de las mismas características en La Alquitara… y allí fue donde Sonia y Pepe nos dieron la noticia grata del día [que no la debo decir… mmm, qué rabia], una noticia que me llenó de ganitas de abrazarlos a la vez que de risas… y se nos unió Paco Tejeda –otro tipo grande de verdad–… y así gasté la mañana, entre amigos buenos y hermosos, riendo y sintiéndome estupendamente.
Ver a Juan siempre me proporciona oxígeno… y ahora lo necesito mucho. A ver si mi amigo se pone bueno pronto, coño.
•••
Tiro la tarde entre el café y la preocupación por los vuelos de Air Comet [el día seis de noviembre ocupo plaza en uno de ellos y parece que las cosas están chungas con la huelga], y me empapo los proyectos peruanos de Ad-Paiján que quiero visitar en La Libertad, un hermoso trabajo de Ayuda en Acción que beneficia desde hace años a una población de más de 29.000 almas [http://www.cttusanjose.org.pe/] en colaboración con Cordaid, Incagro, el Banco Mundial, Magis y Fundetec… este proyecto, curiosamente, está conectado sin querer y sin buscarlo con el de SBQ, pues muchos de los futuros beneficiados por nuestro centro de acogida infantil trabajan en los campos de espárragos de Paiján, en el valle de Chicama, y en Ancash, en el valle de Lacramarca Santa… así que se van acumulando mis tareas pendientes y la agenda se va llenando de ideas, direcciones y nombres de personas con las que contactar, de tal forma que esto puede acabar en algo mucho más grande de lo previsto [importante será contactar con Juan Ignacio Gutiérrez, responsable de Ayuda en Acción en Perú, que ya estuvo hace años en Béjar y puede ser un punto importante en mi viaje… lo estoy intentando por todos los medios].
No niego mis ganas de marchar a Perú, y los días se me pasan entre buscar datos de lo más peregrino y empaparme de todo el material que encuentro.
En mis apuntes personales figuran datos que me resultan de mucho valor para viajar con la cabeza centrada en mi cometido, datos que quizás resulten de interés para alguno: Perú cuenta, según los últimos indicadores, con un 23,9 % de su población en situación de pobreza extrema, alcazándose el 51,3 % en las zonas rurales, considerándose muy alta la tasa de mortalidad en niños menores de cinco años por malnutrición [se estima que un 65,5 % de la población infantil está por dabajo de la línea de pobreza]… en lo que se refiere a educación, un estudio consultado indica que el 81% de los niños entre 10 y 14 años no comprenden lo que leen y que solo un 34 % de la población infantil es atendida por el sistema educativo peruano, ya que el 33 % de los gastos educativos deben ser cubiertos por las familias [que no alcanzan a hacer tal esfuerzo]… se estima, así, que más de un millón de niños peruanos entre 6 y 16 años no asisten a la escuela… otro dato importante a tener en cuenta es que siete de cada diez analfabetos peruanos son mujeres.
En lo relativo a la salud, el 50 % de la población infantil sufre anemia y el 25 % desnutrición, y solo el 66 % de los niños enfermos pueden recibir atención médica. Las mayores causas de muertes maternas devienen por hemorragias, infecciones y toxemia, mientras que las muertes infantiles [una media de 19.000 al año] proceden fundamentalmente de la falta de atención médica.
Con este panorama resumido [mi cuadernito de trabajo está lleno de datos actualizados que dan auténtico pavor], creo que mi labor de zapa y gestión debe afinarse mucho para poder concretar las actuaciones de SBQ con fiabilidad y con garantías en su gestión. También llevo como meta el determinar de una forma lógica cuál será la mejor opción de ayuda con nuestros mimbres [que son pocos, pero valiosísimos]…
Y en eso estoy desde hace unas semanas, con planos, mapas, informes… y con una ilusión realmente hermosa, una ilusión que no sentía desde hace un montón de años.
Figura en mi agenda visitar la sede de la AECID en Perú y conversar con Patricia Ramos, la Coordinadora de Necesidades Sociales; visitar la Fundación Telefónica –con la que ya tuvimos contacto hace unos meses, gracias a la gestión de la encantadora amiga Bárbara Blasco, sin conseguir nada concreto– e intentar conversar con Rafael Varón o alguno de los apoderados de la fundación… además de otras visitas previstas ya cerradas y alguna aún por confirmar [sería magnífico que me recibiera Alan García… ya contacté con el Despacho de Presidencia y me comunicaron que hiciese la petición por burofax, gestión que realicé hace dos semanas y de la que aún no tengo respuesta].
En fin, que estoy en una vorágine molona que me hace olvidar esta puta crisis de mierda, y que voy tirando.

Comentarios

  1. Te toparás de frente con un mundo y una situación que puede que te afecte profundamente. Tienes la ilusión y las ganas,quiero que sepas, que desde aquí no te va a faltar gente a tu alrededor para darte el ánimo, y las fuerzas. Adelante campeón.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por favor, no hables de mí... si acaso, hazlo de ti mismo...

Entradas populares de este blog

NO SEAS NUNCA COMO YO

Casi cinco meses de vida tranquila juntos, Mario. Yo viéndote crecer y adquirir pericias y tú mirándome, a veces perplejo y a veces encantado de verme (porque los abuelos hacemos cosas que no hacen los padres, como sacarte del carrito y achucharte cuando lloras y hay que dejarte tranquilo para que encuentres el sueño).  Casi cinco meses y ya me has llenado de endorfinas (porque el abuelo canilllas blancas es pura química orgánica), me has perfumado de ese olor tuyo a bebé, que es el único que en mi mundo supera al olor del tabaco, y te has hecho centro de todo, pues te veo y me olvido del banco que me tiene medio asesinadito, de los clientes que están esperando en la puerta y hasta de este dolor cabrón que llevo en la rodilla desde hace unas semanas. Y lo mejor, lo mejor de todo, es que, cuando llegas, te miro y sonrío, y tú me devuelves enseguida una sonrisa a medias con hoyuelo  al ladito derecho de tu boca. Entonces te cojo y te achucho, te acerco a mi mejilla y siento ese lazo qu…

Jugar al cíclope...

Jugar al cíclope, como en el capítulo siete de Rayuela, o simplemente jugar al Cortázar postmasmédula, a aquel Cortázar tan Girondo de “Apenas él le amalaba el noema... ¡Evohé¡ ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentían balpamar, pernilos y márulos...”... no, mejor jugar al cíclope y cansarte de no estar cansado o jugar a cerrar los ojos para ver e imaginar que la felicidad está más cerca... quienes piensan demasiado no pueden hacer nada... he aquí la regla fundamental del juego de La Maga... y uno está tan triste porque todo es tan hermoso... ¿y si quienes forman mi mundo solo fueran ilusiones... no lo que son, sino mis ilusiones de ellos, no sus verdades, sino mis mentiras?... todo sería un juego estético personal, un juego magnífico en el que crecer... salgo a la calle, voy a por tabaco hasta PdT, doblo la esquina cuesta arriba, estoy solo en la calle, estoy solo en la esquina... subo hasta que las puertas de cristal detectan mi presencia y se abren como puertas... est…

Me late el codo izquierdo...

Hoy me levanté con el codo izquierdo dolorido e hinchado, todo por un golpetazo que me arreé la semana pasada con una puerta [se conoce que ayer me apoyé en alguna de las barreras de la plaza de toros bejarana, mientras asistía al blues, y se me ha infectado]… y es que últimamente parezco un quecomari lleno de cuitas y quejicoserías… el cabrón está ardiendo y focaliza toda mi atención en su latido, hasta el punto de hacerme perder concentración en lo que hago.
En fin, que sigo en el asunto de vivir y eso me gusta mucho… hasta el latido este que me reclama atención constante.
Hoy le pegué la última corrección al nuevo libro de Belencita, “Orden de alejamiento”, y vuelvo a dejar escrito que me gusta muchísimo su forma y su contenido. Espero que en un par de semanas esté listo para hacerlo llegar a sus manos…. y que me ha gustado leerlo con ese latidito de dolor, pues el poemario es de dolor entero… y muy intenso.
Luego, me dejé de mí [y del trabajo] y le busqué contenido a ese pum-pum… y m…